Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
No te pierdas...
No te pierdas...
Planeta de Libros
Ir al recomendador

El cómic de la semana

Zot!

La obra superheróica del maestro Scott McCloud

Sinopsis de Zot!

Zot es un superhéroe optimista, habitante de un mundo paralelo al nuestro, lleno de buenas intenciones y bondad. Cuando el chico viaja hasta nuestro planeta, descubre el lado oscuro de los seres humanos y, por ello, decidirá combatir el crimen enfundado en su traje rojo. No todo será malo para Zot en esta dimensión, ya que conocerá el amor gracias a la inteligente Jenny.

El autor y teórico Scott McCloud (El Escultor, Entender el Cómic), afirma que su mayor influencia para escribir esta obra fue Astro Boy de Osamu Tezuka. Así, se convierte en uno de los pocos cómics norteamericanos de superhéroes inspirados en el manga japonés.


Título original: Zot!

CÓMICS
Apúntate y disfruta de previews exclusivas y concursos sólo para suscriptores. recibe cada mes información sobre nuestras novedades.
Cargando...

Redes sociales

Nuestro Blog

Las clases de My Hero Academia comienzan este otoño

MY HERO ACADEMIA Tomo 1

Estamos encantados de estrenar este otoño un shônen de lujo, que será la estrella en nuestro stand del Salón del Manga de Barcelona. Se trata de My Hero Academia de Kohei Horikoshi. Así, en octubre, lanzaremos dos opciones para empezar la serie:

El número 1 suelto. Saldrá a 2.95 euros, precio que mantendrá. El formato será 111×177 con sobrecubiertas.

Caja personalizada pack 1 +2.  Edición limitada a 8.95 euros. El formato será 111×177 con sobrecubiertas.

En noviembre, se podrá adquirir el número 2 a 6.95 euros, precio habitual de cada entrega de la serie.

A lo largo del post, podréis ver las cubiertas aprobadas por los propietarios japoneses, después de un exhaustivo proceso de revisión. Además, la traductora de la edición española, nos regala sus primeras impresiones de My Hero Academia para hacer boca.

 

 

PRIMERAS IMPRESIONES DE LA TRADUCTORA
Ayako Koike (DARUMA, SL)

Oh, cielos, otra serie de superhéroes. Ojeo unas páginas. Ah, mira, parece que tiene su gracia. El protagonista es un chaval que encarna el papel de antihéroe: torpe, inseguro, empollón. Los matones se meten con él. Pobre. Poco a poco se irá descubriendo un mundo donde todos quieren ser superhéroes, pero no por el hecho de ser los grandes salvadores del mundo, que también, sino como una profesión más: un medio de vida, una salida profesional.

La historia se desarrolla en el Japón actual, donde hay una escuela de héroes (aunque hay otras especialidades en la escuela) en la que los protagonistas quieren entrar para llegar a ser superhéroes profesionales de mayores.

En este mundo, muchísimas personas poseen una cualidad, una peculiaridad a la que en la versión original japonesa llaman kosei y que, tras darle no pocas vueltas, hemos adaptado como “don”. Cada superhéroe se especializa según el don que tiene para actuar ante una determinada calamidad o villano y se adhiere a una agencia como haría un músico a un sello discográfico.

MY HERO ACADEMIA Tomo 2

La serie ahonda en el tema psicológico en tanto que nos presenta a dos personajes claramente antagónicos: el protagonista, cuyo nombre es Izuku Midoriya, y otro candidato a superhéroe y su supuesto némesis, Katsuki Bakugô, al que conoce desde la más tierna infancia. En su relación se ve claramente la escala de valores de cada uno, distinta (¿tal vez incompatible?) respecto a la del otro. Bondad, entrega y detallismo versus impulsividad, practicidad y agresividad.

Al principio parecen condenados a llevarse mal. De hecho, Katsuki llama a Izuku por otro nombre, Deku, otra lectura de los caracteres que forman su nombre (los kanji se pueden pronunciar de varias maneras). Deku es una referencia clara a la expresión japonesa de dekunobô, que significa patán, pelele, inútil, tonto. Sin embargo, todo parece indicar que cada uno ejercerá una influencia decisiva en el otro contribuyendo con su granito de arena a la mejora mutua. Esto no implica que se vayan a llevar bien… O sí, está por ver.

Katsuki también llamará la atención del lector por otro motivo: le pega más ser un villano que un héroe. Es un personaje violento, con un pronto muy malo, para quien triunfar implica hacer las cosas de una forma determinada y ser siempre el mejor en la batalla, sin importar los daños colaterales que ello pueda ocasionar a otros. Y así lo hará, le cueste lo que le cueste. Su don, como no podía ser de otro modo, es el explosivo, se trata una bomba andante, al igual que su carácter. Es un don tan poderoso que desde pequeño ha llamado la atención de todos.

En cambio, tanto el entorno familiar de Izuku como el escolar no confiaban en sus capacidades, ya que el pobre no parecía tener ningún don y, por ello, nadie creía que fuera a dar la talla para acceder a un centro de formación de héroes. Sin embargo, la constancia y la perseverancia son cualidades que le caracterizan.

La otra gran figura de My Hero Academia es el superhéroe mundial al que todos piden ayuda cuando están en apuros: All Might (en inglés, que significa algo así como que “todo poder, todo fuerza”). En un principio, el personaje de All Might parece poco llamativo, más bien soso: el típico musculitos de la antigua escuela. Sin embargo, poco a poco se revela como un personaje simpático, incluso adorable. Su don es el One for all (“uno para todos”, la famosa frase que nos remite irremediablemente a Los tres mosqueteros, para qué negarlo).

Sin duda, esta serie llama la atención por la enorme cantidad de personajes. Siendo una escuela de héroes, cada clase tendrá unos 20 alumnos, cuyos dones y potenciales se describen con todo lujo de detalles. En la formación alternarán las simulaciones de batallas con clases típicas de instituto, pero la nueva promoción tendrá que vérselas casi desde el principio con retos reales, situaciones complicadas que les harán madurar a una velocidad de vértigo y empatizar unos con otros sin perder de vista que están compitiendo para llegar a ser los mejores.

Por otro lado, están los villanos, los rivales de los superhéroes. Los villanos también tienen dones, como los superhéroes, pero el mal es su motor: les mueve el mero placer de hacer daño y siempre guardan algún rencor a los superhéroes. Los villanos no parecen asistir a ninguna escuela de formación, pero sí se alían para actuar juntos. El objetivo último de los villanos es derrotar a All Might.
La trama se irá complicando con el tiempo, y descubriremos que para llegar a superhéroe no basta con desearlo y que, desde luego, no todos lo desean por el mismo motivo. Veremos también que no hay blancos y negros en la antítesis del bien y el mal y que existen secretos, intrigas y muchos grises de por medio.

Kôhei Horikoshi, el autor de esta obra, busca un poco el estilo americano de superhéroe. Se nota que le gusta el mundo del cómic del otro lado del charco. Sus dibujos, aunque manga, alternan rasgos del cómic americano en lo que se refiere al entintado y el uso de las onomatopeyas, por nombrar solo lo más básico. No es un secreto que su personaje de cómic favorito es Spiderman. Entre sus referencias japonesas están las grandes y archiconocidas obras Dragon Ball y Akira. En una entrevista dijo que para crear el personaje de Katsuki se había inspirado en la versión violenta del personaje de Tetsuo de Akira, que como él poseía un poder fuera de lo común desde su nacimiento, una fuerza incontrolable que lo hacía terrible.

My Hero Academia es una de las series de moda en el país del sol naciente, donde se ha lanzado ya la versión animada para su emisión en la pequeña pantalla y se plantea ampliar todavía más este apasionante universo de nuevos superhéroes.