Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
No te pierdas...
No te pierdas...

Noticias

Ver por editorial

Noticias

Noticias por página:
del 11 al 20 de 842 noticias
1 2 3 4 5 6 7 ... 85
Espasa, 19/02/2015

Datos de participación. Premio Primavera de Novela 2015.

1310_1_LOGO_Premio_2015.jpg

RÉCORD DE PARTICIPACIÓN CON 936 MANUSCRITOS RECIBIDOS
 

El Premio Primavera 2015 arranca con buenas vibraciones. Este año hemos batido récord en la recepción de originales con 936 obras presentadas procedentes de 33 países.
 

España, que aporta 424 novelas, encabeza la lista de participantes, seguida de Argentina con 150, México con 58 manuscritos, Colombia con 48 y Estado Unidos con 47 originales.
 

En cuanto al territorio español, Madrid es la comunidad autónoma que más obras aporta con 89 originales, seguida de  Andalucía con 71 y Cataluña con 61.
 

En cuanto a los países participantes, este año han sido 33: España, Argentina, Brasil, Bolivia, El Salvador, Panamá, Honduras, Guatemala, Cuba, Rep. Dominicana, Puerto Rico, Costa Rica, México, EE.UU, Canadá, Colombia, Perú, Uruguay, Francia, Venezuela, Nicaragua, Alemania, Ecuador, Bélgica, Italia, Reino Unido, Chile, Israel, Noruega, Holanda, Rumanía, Suecia y Turquía. 
 

El Premio Primavera 2015 se fallará el próximo jueves 26 de febrero en Madrid. El jurado está compuesto por Antonio Soler, Ángel Basanta, Ramón Pernas, Fernando Rodríguez Lafuente, Ana Rosa Semprún y Miryam Galaz como secretaria sin voto.
 

Departamento de Comunicación
Editorial Espasa
914230328

Ver noticia
PDF
documento original - Descargar
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
Planeta Cómic, 19/02/2015

Novedades Planeta Cómic marzo 2015

1311_1_Novedades_Planeta_Comic_marzo201501.jpg

Adaptados al ritmo de 2015, nos toca informar sobre las novedades de Planeta Cómic para marzo. ¡Y qué novedades! 

Desde EEUU, nos llegará una nueva entrega de la famosa serie de zombies Los Muertos Vivientes (The Walking Dead), que cumple 10 años de edición en nuestro país. Además, tendremos doble dosis de un autor de obras adorables: Jeffrey Brown firmará Los niños son raros y Buenas noches: Darth Vader, un nuevo episodio de las aventuras del Lord Oscuro con sus hijos. 

De la saga galáctica nos vendrá otro titulazo. Se trata de la guía ilustrada Star Wars en 100 escenas. Imprescindible. Además, podremos disfrutar de otro cómic protagonizado por un carismático villano: Darth Maul. De otro estilo, no menos estelar, grandes creadores comoTezuka (Fénix) y Chabouté (Un poco de madera y de acero) nos dejarán una muestra de su arte. 

El Manga japonés florecerá en primavera como la sakura gracias a Jaco, la precuela de uno de los títulos legendarios de Akira Toriyama,Dragon Ball. De este último, disfrutaremos de nueva ración mensual y coloreada. Finalmente, acompañan a estas brillantes novedades otras obras destacadas como: Detective Conan, Saint Seiya, Rin-ne, Toriko... 

Información ampliada en el pdf adjunto.

Enlaces relacionados
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
GeoPlaneta, 02/02/2015

7 BARES NEOYORQUINOS PARA ESCONDERSE

Bares clandestinos para camuflarse entre copas
Durante la Ley Seca, en los años 20, en Nueva York proliferaron los bares clandestinos donde se podía consumir todo tipo de alcohol y vivir la vida loca. Los famosos bares speakeasy a puerta cerrada nunca desaparecieron del todo, y algunos de estos locales clandestinos están de moda. Convertidos en las mejores coctelerías de la ciudad, guardan ese aire clandestino que lleva a imaginar otros tiempos.

1300_1_SmithandMillsphoto_dining2.jpg
Smith & Mills
© www.smithandmills.com

Beauty & Essex
Tras la fachada de una casa de empeños  en el 146 de la calle Essex está este bar semiclandestino. Es un local nuevo, muy glamuroso, pero escondido detrás de una tienda de empeños que no lo es tanto. En el interior hay 30000 m2 de salones, con sofás y banquetas de piel, una acogedora iluminación ambarina y una escalera circular que lleva a otra zona de bar. Las chicas pueden pasar de largo el bar y visitar los tocadores, donde hay champán gratis.

Bathtub Gin
Pasado el falso muro detrás de una sencilla cafetería aguarda un diseño chic de la época de la Ley Seca. Está en el 132 de la 9th Avenue, entre 18th St y 19th St. En plena moda neoyorquina de bares tipo clandestino, este logra descollar con su entrada ultrasecreta, oculta en la pared de un sencillo café. Dentro, los asientos relajantes, la música suave de fondo y los amables camareros lo convierten en el sitio perfecto para degustar cócteles a medida con los amigos.

Mulberry Project
Una puerta camuflada esconde esta íntima y oscura coctelería con un alegre patio trasero. Una modesta escalera conduce a este elegante laboratorio de cócteles, con dueños internacionales y su camarilla de amigos-camareros. Su especialidad son los cócteles a medida y preparados al momento, por lo que solo hay que decir lo que gusta y el coctelero se encarga de todo. Sirven algunos platos, como ensalada de sandía con queso de cabra o dátiles con bacón. Está en el 149 de Mulberry St, entre Hester St y Grand St.

Smith & Mills
Tras la puerta sin distintivo se abre un estrambótico interior de estilo industrial. Tiene todo lo necesario para ser la mejor: un exterior discreto, un diseño interior industrial algo excéntrico y cócteles preparados con mano experta (el Carriage House es un guiño al uso anterior del local). El espacio es reducido, así que conviene ir temprano para poder relajarse en una banqueta afelpada. La carta, de temporada, ofrece desde tentempiés ligeros hasta una hamburguesa excelente. Está en 71 N Moore St, entre Hudson St y Greenwich St.

Freemans
Enfilando un callejón se llega a este pintoresco local con aire de cabaña y legiones de fieles adeptos al brunch. El Freemans atrae a un público mayormente hipster que acude a tomar unos cócteles enormes. Por dentro parece una cabaña de cazadores, con plantas en macetas y cuernos de animales. Está al final de Freeman Alley.

Little Branch
A simple vista nadie diría que en este edificio de West Village, que parece abandonado, se preparan unos cócteles tan buenos. Si no fuera por el portero de fuera, nada delataría que detrás de esta sencilla puerta metálica se esconde un bar encantador. Si el portero le deja franquear la entrada, el viajero verá ante sí un sótano clandestino que evoca los años de la Ley seca. De fondo suena jazz añejo mientras la gente brinda y degusta cócteles creativos muy bien hechos. Está en el 22 de la 7th Ave, esq. Leroy St.

Larry Lawrence
Bar de copas oculto en Williamsburg, con un ambiente de otros tiempos. Este discreto bar es una buena parada en toda exploración nocturna de Williamsburg. No es fácil de encontrar, pero vale la pena: iluminación sutil, ambiente acogedor, una clientela fácil y música que no molesta. Para encontrar la entrada, hay que buscar la palabra ‘bar’ que está escrita pequeña sobre una puerta anodina, y entrar por el largo vestíbulo de cemento. Hay un balcón para fumadores. Está en el 295 de Grand St, entre Roebling St y Havemeyer St.

Hay muchas más ideas para tomar una copa en Nueva York en la nueva guía LP de esta ciudad.

Libros relacionados
Enlaces relacionados
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
GeoPlaneta, 02/02/2015

EL TOP 10 DEL ASPIRANTE A AVENTURERO

Los grandes viajes que hay que proponerse alguna vez en la vida
Se empieza viajando a Londres, a París o a Roma. Se sigue cruzando el Atlántico o recorriendo el sureste asiático. Si entra el gusanillo viajero, se está perdido… Esta es la lista de las 10 aventuras imprescindibles que todo aspirante a aventurero debe proponerse, al menos una vez en la vida: desde navegar el Amazonas, a esquiar en el Polo Sur, y desde subir al Everest hasta cruzar Australia en furgoneta, pasando por recorrer, mochila al hombro, la milenaria Ruta de la Seda.

1301_1_65595923.jpg
Expedición Acciona Antártida 2011-2012 Ramón Larramendi © www.tierraspolares.es

1. La Ruta de la Seda por Asia central
Es una de las rutas clásicas más antiguas. Aquí no hay señales, ni mapa, ni navegadores con la voz de Marco Polo que ordenen virar a la izquierda en el próximo caravasar… Son las rutas de la seda, en plural, porque en realidad son una enmarañada red de antiguas rutas comerciales que unían el Mediterráneo con Oriente por Asia Central. Hay que empezar en Estambul y elegir una que vaya hacia el este y pase por alguno de los lugares más destacados de la histórica ruta comercial, como las grandes ciudades de Uzbekistán (Khiva, Bujara, Samarkanda…) o Kasgar con su mercado dominical. Conviene recorrer la mítica carretera del Karakórum y otros rincones remotos de países todos acabados en “stán” que están bastante al margen de las rutas turísticas.

2. Navegar el Amazonas
El primero que se dejó llevar por la corriente del Amazonas desde su nacimiento en los Andes hasta su desembocadura en el Atlántico fue un español, Francisco de Orellana, en 1542. En realidad no era consciente de que estaba navegando por el río más largo y caudaloso del mundo, pero realizó una aventura prodigiosa que tardó mucho en volver a intentarse. Aunque no sea fácil recrear el viaje de Orellana, siempre es recomendable navegar en ferri, crucero o canoa algún tramo de este colosal río que atraviesa la mayor selva del planeta. Es un lugar peligroso en el que acechan víboras, insectos, enfermedades y algunos lugareños hostiles, pero también alberga una biodiversidad de valor incalculable, tribus fascinantes y aventuras al más puro estilo Indiana Jones. Pocas ciudades del Amazonas son accesibles por carretera; se llega en avión o en barco. Manaos, Iquitos y Belém son puntos clave.

3. Recorrer Australia en furgoneta
Puestos a viajar hasta el otro lado del mundo, es casi obligado para el aspirante a aventurero recorrer la inmensidad australiana al volante de una furgoneta clásica, o en su defecto, de una moderna autocaravana. Más que unas vacaciones, es casi un ritual iniciático. Tanto si se parte hacia el norte desde Sídney, al oeste desde Adelaida, o si se traza un circuito por todo el interior (16 000 km), hay cosas que se dan por sentado, como esquivar un ualabí, temer quedarse sin gasolina en medio de la nada, obsesionarse con las esculturas gigantes a pie de carretera y pasarlo genial. Solo hay que llenar la nevera portátil, tomar ciertas precauciones en la conducción y ponerse en marcha.

4. De El Cairo a Ciudad del Cabo
Recorrer África en cualquier medio de transporte es una auténtica odisea: desiertos abrasadores, selvas húmedas y sabanas donde merodean grandes animales. Pero si se hace en bicicleta, el viaje se convierte en una aventura apta solo para muy pocos. No es nada sencillo pedalear 12 000 km por carreteras llenas de baches y caminos impracticables donde los elefantes tienen preferencia. Pero la experiencia es inolvidable: el contacto con la gente será muy directo y los sonidos y los olores del continente nos permitirán saborear la auténtica África. El viaje en bici se puede hacer en unos 4 meses y hay organizaciones (como Tour d'Afrique) que dan el apoyo necesario para hacerlo.

5. Viajar a la Antártida
Pisar el Polo Sur geográfico es uno de los grandes sueños de muchos aventureros. Incluso hoy, más de un siglo después de que Amundsen alcanzara este hito, el interior de la Antártida es casi inaccesible. Llegar al polo por nuestra cuenta y riesgo es casi imposible, pero se puede, por ejemplo, volar en un avión con esquís hasta la latitud 89º S y deslizarse los últimos 110 km hasta el objetivo. Otra opción es hacer una larga ruta desde los bordes del continente, en equipos organizados para la aventura. En España este tipo de viajes los organizan algunos operadores especializados, como Tierras polares.

6. Visitar el fondo del mar
Los fondos oceánicos son una meta todavía sin alcanzar por los grandes viajeros. Cada vez hay más gente que asciende a las cumbres del Himalaya pero son muy pocos los que han descendido a los abismos de las fosas del Pacífico. Solo se puede llegar a bordo de un sumergible especial en misión científica y pagando una buena suma de dinero. Más sencillo es visitar algunos de los barcos hundidos en diferentes puntos del planeta, como el Titanic, en unas inmersiones que tampoco son baratas. En Deep Sea Challenge se puede saber más sobre la expedición del director de cine James Cameron a la fosa de las Marianas.

7. Asistir a la Iditarod de Alaska
La Iditarod está considerada como la “última gran carrera” al estilo pionero. Se hizo por primera vez en Alaska en 1973 para promocionar los trineos clásicos tirados por perros frente al auge de las motos de nieve. Hoy es una carrera impresionante que sigue la ruta que abrieron los pioneros de la fiebre del oro, de Anchorage a Nome. Son 1600 km de una dureza extrema, en los que los musher guían a sus perros por la tundra, atravesando puertos de montaña, tormentas de nieve y temperaturas de -70˚C. Solo participan expertos, pero los viajeros pueden verla como espectadores, asistir a la ceremonia inaugural en Anchorage, la partida en Wasilla (65 km al norte) o alquilar una moto de nieve para seguirla. La carrera empieza en Anchorage el primer sábado de marzo y dura entre 9 y 15 días.

8. Dar la vuelta al mundo en barco
Hay pocas aventuras en el mundo tan atractivas como un viaje dando la vuelta al mundo a la manera de un moderno capitán Cook o un Magallanes (sin tener que vérselas con indígenas hostiles). Ni siquiera se necesita tener barco o ser rico: un título de navegación permite enrolarse en un barco que circunnavegue el mundo rumbo a Tahití, el Caribe o el cabo de Hornos. También hay organizaciones como Crewseekers que ponen en contacto a voluntarios y marinos expertos con barcos, que buscan tripulantes. En La Biblia del viajero de Lonely Planet hay un capítulo completo dedicado a este tema. Más información en la noticia "CÓMO PRACTICAR EL "BARCOESTOP".

9. De Europa a Australia por tierra
Durante muchos años, el viaje mítico entre los jóvenes europeos con ganas de aventura era recorrer por tierra los 17 000 km que hay aproximadamente entre Europa y el sureste asiático y desde allí dar el salto a Australia. Algunos se quedaban en el sureste asiático, o incluso no pasaban de la India, atrapados por la cultura de este subcontinente. Ahora todo es más fácil y los vuelos son más accesibles, pero es un viaje irrepetible si se hace lentamente, a pie, cruzando las montañas más altas del mundo, incluso lidiando con fronteras problemáticas, malas carreteras, un poco de mar. Si hay tiempo, es mucho mejor darse seis meses para recorrerlo todo, saboreando la experiencia, que llegar en unas horas de vuelo. Eso sí: la información es básica y conviene tener en cuenta la normativa de los visados de los países a visitar. Las dos guías imprescindibles son Sureste asiático para mochileros y La Biblia del viajero.

10. Ascender al Everest, Nepal
El Everest es el pico más alto del mundo con sus 8850 m, pero no es el más difícil de escalar, a pesar de sus traidores campos de hielo y su “zona de la muerte” (el terreno por encima de los 8000 m, cuando el cuerpo llega al límite). Es muy duro y muy caro, pero con dinero, dedicación y muchísimo entrenamiento, se puede pisar la cima del mundo.  Las expediciones al Everest parten de Lukla (a la que se llega en avión desde Katmandú) y duran unos 70 días; la temporada de escalada es de marzo a mayo. Toda la información en la guía LP de Nepal.

Más ideas para grandes aventureros en 1000 aventuras únicas.

Libros relacionados
nepal-3_9788408013174.jpg
AA. VV.
Enlaces relacionados
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
GeoPlaneta, 02/02/2015

NUEVO NÚMERO DE LA REVISTA LONELY PLANET TRAVELLER

El número de febrero de Loney Planet Traveller te ayuda a planear el viaje perfecto en invierno.

1298_1_Para-la-web-LP89.jpg
© Lonely Planet Traveller

Las bajas temperaturas pueden ser grandes aliadas para disfrutar de lugares insólitos, tradiciones desconocidas y actividades revitalizantes. Inspírate con nuestras propuestas y vive una aventura invernal. Recorremos los Alpes para conocer de cerca sus paisajes, gastronomía y artesanía más allá del esquí. Viajamos a Washington D.C., conocida por los norteamericanos como “el corazón de la patria”, para conmemorar el 150 aniversario de la muerte de Lincoln y contemplar el primer monumento a un afroamericano: Martin Luther King. Nos adentramos en la costa de Suecia para saber qué susurran las aguas del norte y degustar su tradición culinaria. Además, haremos un alto en las mejores salas VIPS para descansar y recobrar fuerzas antes de descubrir al fabricante de azulejos de Herat.

Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
GeoPlaneta, 02/02/2015

UN VIAJE AL MUNDO MAORÍ: MAORITANGA

Las mejores experiencias maoríes en Nueva Zelanda
Sacan la lengua al visitante de forma agresiva desde sus rostros tatuados, bailan amenazadoras danzas de guerra en los estadios de rugby y saludan amablemente frotando su nariz… Son los maoríes, la población autóctona de Nueva Zelanda y una parte fundamental de su cultura actual. Lo maorí está todavía vivo y activo, y se pueden encontrar rincones para conocerlos de cerca.

1299_1_Museo_de_Ratorua,_Nueva_Zelanda.jpg
Museo de Rotorua
© www.CronicasDeUnCamaleon.com by Adrià Bruix

1. Una cultura viva
La cultura maorí ha dejado su huella en la vida contemporánea de los kiwi: en todo el país el viajero podrá oír hablar maorí, ver la televisión maorí, contemplar marae (centros de reunión) en las calles principales, unirnos a una hangi(banquete maorí cocinado en el suelo) o presenciar un espectáculo cultural con canciones y danzas tradicionales maoríes, y casi siempre una espeluznante haka (danza de guerra). Aunque quizá se frene un poco ante un ta moko, tatuaje tradicional maorí (normalmente en el rostro).
Lo más fácil será tallarse un colgante de hueso o pounamu (jade), aprender a chapurrear el maorí o asistir a un espectáculo con canciones, danza, leyendas, arte y artesanía. Y sobre todo, es fundamental visitar alguno de los museos de las grandes ciudades y los pueblos que están llenos de artefactos maoríes y objetos históricos, aunque esta cultura sigue muy viva.

2. Las aguas sagradas de Rotorua
Rotorua, en la Isla Norte, es la zona geotermal más activa del país, famosa por sus aguas humeantes y piscinas de lodo en ebullición. Los maoríes, que veneraban este lugar, llamaron a una de sus fuentes más espectaculares Wai-O-Tapu (Aguas Sagradas). Hoy, el 35% de la población de Rotorua es maorí, y sus espectáculos culturales y hangistradicionales atraen tanto como el propio paisaje. Aquí podremos asistir a un espectáculo cultural en alguno de sus escenarios, ya sea una haka (danza de guerra) o un hangi (banquete maorí), con canciones, bailes y narraciones. Entre las visitas recomendables: en Opotiki tendremos que visitar la Hiona St Stephen’s Church y en Whakatane tienen un marae en la calle principal y abierto a los visitantes y el yacimiento de Toi’s Pa, el que quizá sea el pa(pueblo fortificado) más antiguo del país.

3. Caminando por los bosques maoríes en Waipoua
Entre los rincones ligados a la tradición maorí destacan los bellos bosques de kauris, como el de Waipoua, en la costa oeste de Northland, que puede recorrerse con un guía maorí. El paseo dura 4 horas, se hace al atardecer y es una introducción tanto a la cultura como a los gigantes que pueblan el bosque. Se comparte la historia y vivencias tribales y se recitan karakias (oraciones) ante los colosales árboles.
Conocida en maorí como Te Tai Tokerau, toda esta región posee una larga y orgullosa historia indígena y actualmente es uno de los lugares donde viven más maoríes y donde es fácil escuchar su lengua. Entre los enclaves más emblemáticos están el cabo Reinga, los Waitangi Treaty Grounds, la Ruapekapeka Pa Historic Reserve y el Tane Mahuta (en el bosque de Waipoua).
No faltan operadores locales de actividades culturales centrados en la comunidad maorí y muchos negocios son propiedad o están gestionados por maoríes o gente de grupos hapu (subtribales).

4. Arte rupestre maorí en Timaru
Antes de visitar los lugares remotos del sur de Canterbury (Isla Sur) podemos conocer el arte rupestre maorí en el Maori Rock Art centre de Timaru. Los activos guías ngai tahu dan vida a esta innovadora exposición multimedia sobre arte rupestre maorí y también ofrecen excursiones de tres horas para ver arte rupestre in situ.
Estamos en otra de las zonas maoríes del país: aunque sólo el 14% de los maoríes viven en la Isla del Sur, la mitad de ellos habita en Canterbury. Hay muchos modos de tomar contacto con la cultura maorí en la zona. En el Canterbury Museum, el Akaora Museum, el Okains Bay Maori & Colonial Museum y el South Canterbury Museum se pueden ver objetos. La Willowbank Wildlife Reserve tiene una réplica de una aldea maorí y un espectáculo nocturno.
Más al sur, el Te Ana Maori Rock Art Centre de Timaru propone exposiciones interactivas y organiza excursiones para ver arte rupestre.

5. Los tesoros maoríes del Te Papa, en Wellington
La visita al Te Papa es obligatoria, tanto por su condición de museo nacional como por ser interactivo, divertido y sorprendente. Su nombre, Te Papa Tongarewa (el cofre del tesoro), se ajusta bastante a la realidad. Entre sus joyas destacan una colección de objetos maoríes y un colorido marae, exposiciones sobre historia natural y medioambiental del país, salas dedicadas a la historia nacional y la región del Pacífico, la Nga Toi/Arts Te Papa y los “centros de descubrimiento” interactivos para niños. La entrada general es gratuita.

6. Jade en Hokitika
Hokitika, en la salvaje costa oeste, es la principal fuente de pounamu (jade) del país y sede de numerosos maestros talladores. Para los maoríes, los valles ribereños y los montes de la región eran la fuente tradicional de la preciada piedra con la que tallaban herramientas, armas y adornos. Se puede ver la exposición en el Hokitika Museum y aprender más sobre esta piedra, antes de contemplar las elegantes tallas creadas por los artistas locales.

7. Excursiones en solitario por la costa occidental en Hokianga
Explorar la solitaria, escarpada y espectacular costa occidental, en el extremo de la Isla del Norte, resulta toda una experiencia. Esta es la parte menos convencional de la remota Northland, habitada por comunidades aisladas, sobre todo maoríes que ocupan las principales ensenadas de la bahía de Hokianga, como desde hace siglos. Los hippies llegaron a esta zona en los sesenta y animaron la escena artística, pero todavía hoy sigue siendo una zona con carreteras sin asfaltar, perfecta para el senderismo.

8. Visitar un marae
Por todo el país hay muchos maraes (centros de reunión), que pueden pertenecer a colegios, universidades o comunidades maoríes. Entre los que se pueden visitar: el Huria Marae en Tauranga, el Koriniti Marae en River Rd en Whanganui, el Te Manuka Tutahi Marae en Whakatane o el del museo Te Papa en Wellington.  En los maraes se celebran huis (reuniones), se debaten problemas, se imparten clases, se festejan eventos y se despide a los muertos. Si una hui dura más de un día, los visitantes duermen en el salón de reuniones. Se ponen colchones en el suelo, quizá alguien lleve una guitarra y, antes de dormir, se cuentan relatos y se hacen bromas.

Toda la información para hacer un circuito por la cultura maorí está en la nueva guía LP de Nueva Zelanda.

Libros relacionados
Enlaces relacionados
Maori Rock Art centre de Timaru.
Nga Toi/Arts Te Papa
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
GeoPlaneta, 02/02/2015

VIAJES INSTANTÁNEOS A GOLPE DE FOTO

Los 32 mejores instagramers para acompañarte en un viaje
En Lonely Planet España estrenamos cuenta en Instagram para compartir nuestras mejores fotos y las de nuestros viajeros instagramers. Este es un buen momento para bucear y hacer una pequeña selección de algunos de los mejores viajeros-fotógrafos-instagramers.
Comparte ahora con nosotros tus imágenes viajeras con el hashtag #lonelyplanet_es 

1302_1_BANNER-NOTICIA-Instagram-co_copia.jpg
Instagram lonelyplanet_es

Los viajes son uno de los temas estrella en Instagram, así que hay tantas cuentas interesantes como viajeros enganchados a esta aplicación en todo el mundo. No siempre los mejores instagramers son los que más seguidores tienen, sino los que mejor transmiten el espíritu viajero o los que más conectan con nuestra forma de ver el mundo. Los hay generalistas que son auténticos “diarios de viaje”; “puristas” que hacen un auténtico alarde del uso de los filtros y posibilidades que aporta Instagram; especializadas en retratos, en naturaleza o en rascacielos, y los hay incluso monográficos de una ciudad, un destino o una región. Este paseo por el mundo, foto a foto, hará que nunca se salga de Instagram.

@Lonelyplanet
La cuenta internacional de Lonely Planet, hecha con la colaboración de los viajeros, editores y autores de las guías LP en sus viajes por todo el mundo es una referencia imprescindible.

@passionpassport
Una excelente comunidad de viajeros, escritores de viajes y fotógrafos que comparte sus fotos para inspirar al resto del mundo.

@muradosmann
Murad Osmann es uno de los fotógrafos-viajeros más populares y personales en Instagram. Viaja siempre con su novia, que aparece en todas sus imágenes, siempre de espaldas y con los paisajes del mundo como telón de fondo.

@everythingeverywhere
Gary Arndt ganó en 2014 el título de Fotógrafo de Viajes del año. El suyo es, sin duda, uno de los mejores perfiles de Instagram dedicado a viajes, con imágenes de más de 100 países de todos los continentes.

@natgeo
Otra de las referencias imprescindibles: el perfil oficial de la revista National Geographic, con más de 11 millones de seguidores. Reúne las imágenes más sorprendentes de todos los rincones del mundo.

@thephotosociety
Un perfil más que recomendable: la cuenta de The Photo Society, un grupo de fotógrafos de National Geographic que comparte su excepcional trabajo. Foto-reporterismo de la máxima calidad.

@Fursty
Los amantes de la naturaleza pueden encontrar aquí imágenes captadas con un original ambiente. Son fotografías que captan con maestría el instante y la atmósfera de un paisaje.

@michaelchristopherbrown
Este fotoperiodista comparte sus imágenes captadas en los destinos en los que trabaja, como como China, Libia o Congo. Lo mejor de todo son sus retratos.

@theplanetd
Dave y Deb son una pareja de viajeros que han recorrido más de 90 países en 7 continentes. Sus fotografías tiñen los paisajes de colores intensos y sorprendentes.

@anewyorkertravels
Harry Devert es un viajero parisino que vive en Nueva York. Su Instagram está lleno de las fotos tomadas en su viaje de cinco años por todo el planeta, a las que va añadiendo sus actuales viajes.

@zachspassport
Zass Glassman es un periodista de viajes y fotógrafo que añade en su Instagram estupendas descripciones y experiencias a sus poderosas imágenes.

@wonderful_places
Suzanne Brunch es la creadora de una de las cuentas de Instagram con más seguidores (más de 3,2 millones). Junto con su marido es una fotógrafa entusiasta y una viajera empedernida que recorre el mundo.

@dguttenfelder
David Guttenfelder es un fotógrafo clásico de National Geographic. Sus imágenes contemplan los lugares con un especial punto de vista periodístico y van más allá de filtros o bellas composiciones de color.

@travelingtheworldd
Una galería sorprendente de esas fotos de paisajes paradisiacos que hacen soñar gracias a sus colores intensos, filtros poderosos e imágenes siempre idílicas.

Instagramers, por destinos

@everydayafrica
Un viaje fotográfico por África de la mano de un grupo de periodistas que viven en este continente.

@youngadventuress
Un magnífico viaje fotográfico por Nueva Zelanda con la viajera americana Liz Carlson.

@wrongrob
Rob es un fotógrafo neoyorquino residente en Brooklyn. Lo mejor de su cuenta son sus fotos panorámicas captadas desde lo alto de los rascacielos de Nueva York.

@australia
Es la cuenta de Instagram de la Oficina de Turismo de Australia con fotos de muy buena calidad para viajar por el país y más de un millón de seguidores.

@bipolaire61
Una de las mejores cuentas para ver fotografías del Ártico.

@spain
La cuenta oficial de Turespaña recoge imágenes preciosas para animarnos a viajar por nuestro país.

@visitnorway
Los impresionantes paisajes nórdicos de Noruega en su cuenta oficial en Instagram.

Instagramers viajeros, en español

Cada vez hay más viajeros de habla hispana que cuentan sus viajes en Instagram. Entre los que ya tienen una trayectoria consolidada en esta red social, nos atrevemos a seleccionar algunos (y esperamos vuestras sugerencias):

@Paconadal, referencia imprescindible en la red. Es uno de los periodistas y fotógrafos viajeros más prestigiosos de nuestro país, también con presencia en Instagram.

@Alanxelmundo, otro viajero bloguero, esta vez mexicano, que lleva 12 años viajando por el mundo.

@Viajeroscallejeros, las fotografías de viaje de Vanesa y Roger, con una amplia comunidad de seguidores.

@globellers, de 8 blogueros unidos para dar a conocer sus experiencias viajeras.

@Elpachinko, del periodista Pau García Solbes.

@Krisporelmundo, las fotos de la viajera Cristina Monsalvo.

@LuiseteRodríguez, enamorado de Japón y autor de www.japonismo.com.

@ViajeAlAtardecer, de la bloguera de viajes Laura Rodríguez.

@SaltaConmigo, Sara y Jaac comparten aquí sus fotos, hechas exclusivamente con el móvil.

@molaviajar, divertida cuenta de las aventuras viajeras de Adri y Gosi. 

Enlaces relacionados
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
Planeta Cómic, 23/01/2015

Novedades Planeta Cómic febrero 2015

1294_1_Novedades_Planeta_Comic_Febrero_201501.jpg

Planeta Cómic ha preparado grandes novedades para febrero. El Cómic Norteamericano nos ofrecerá una de las nuevas series de Transformers que, bajo el título Robots in Disguise, triunfa en EEUU. Además, podremos disfrutar de una nueva aventura de otra colección legendaria: Usagi Yojimbo. La también mítica saga Star Wars estará representada por dos cómics y una novela.

Los Grandes del Cómic tendrán la cara (y el hocico) de una mascota entrañable: Snoopy. El Manga japonés vendrá cargado de nuevas y esperadas entregas: La abuela y su gato gordo, Dragon Ball color, Magi, Vinland Saga o Happy!, por ejemplo.


La información ampliada la encontraréis en el pdf adjunto. 

Enlaces relacionados
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
Planeta Cómic, 20/01/2015

En abril, llegan los cómics de Star Wars Marvel

1291_1_COB_SW_Marvel_Grapa_premsa_copia.jpg
© 2015 MARVEL

Este un año especialmente galáctico para Star Wars y, por tanto, para Planeta Cómic. En 2015, la famosa saga no solo tendrá nuevo y esperado episodio cinematográfico, sino que también regresa, comiqueramente hablando, a Marvel.  Y lo hace a lo grande, con la espectacularidad que caracteriza a la histórica editorial norteamericana. Así, las tres primeras series que nos han preparado, firmadas por grandes autores, ya están batiendo récords de ventas y expectación en Estados Unidos, antes y después de su salida: Star Wars, Darth Vader Princesa Leia

En nuestro país, Planeta Cómic, editará estas colecciones en formato grapa a partir de abril y de forma mensual, con un precio especial de lanzamiento de 1 euro. La primera serie en publicarse será Star Wars (abril), seguida por Darth Vader (mayo) y Princesa Leia (junio). 

Para más información, os dejamos con el artículo adjunto :)

Enlaces relacionados
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
GeoPlaneta, 12/01/2015

COSAS QUE SOLO ESTÁN EN BUENOS AIRES

7 ideas para un viaje distinto a la capital argentina

Una vez que se ha visitado la Casa Rosada y el cementerio de la Recoleta, después de haberse comido un buen bistec en un asador y disfrutado de un partido de fútbol del River Plate o el Boca Juniors... ¡Queda toda la ciudad de Buenos Aires para conocer y disfrutar! Lonely Planet sugiere experiencias auténticamente porteñas.

1278_1_ARGENTINA_BUENOS_AIRES_104200821825_632.jpg
© Delia Millán Martínez

1. Tierra Santa en Buenos Aires
¿Se busca una experiencia realmente kitsch? No hay que perderse el “primer parque temático religioso del mundo” donde se puede asistir a la resurrección cada media hora.

2. Museo del Patrimonio Aguas Argentinas
Bonitos azulejos, tuberías de cerámica y bidés y retretes antiguos se alojan en este pequeño y curioso museo. El ingeniero sueco Karl Nyströmer y el arquitecto noruego Olaf Boye colaboraron en la creación de este bello y ecléctico edificio. El llamado Palacio de las Aguas Corrientes data de 1894 y ocupa una manzana entera. Rematada por techos a la mansarda, la fachada del edificio contiene 170 000 azulejos y 130 000 ladrillos esmaltados, todos enviados desde Inglaterra y montados en la obra.


3. Aprender a jugar al polo
Pocas cosas hay tan típicas de Argentina como el polo, y pocos viajeros pueden decir que han montado a caballo y aprendido a jugar al polo durante las vacaciones. Si se suma la tradición de gauchos y caballos de Argentina a la influencia británica se entenderá por qué aquí se juega el mejor polo del mundo. El país domina este deporte desde hace más de 70 años, y tiene a casi todos los mejores jugadores. Nada de príncipes británicos; el mejor jugador del mundo es Adolfo Cambiaso. Se pueden consultar las actividades relacionadas con dicho deporte que se celebran en todo el país en 'Enlaces relacionados'.

4. Partido de pato
Para deporte raro, este que originalmente jugaban a caballo los gauchos. Es similar al polo pero se jugaba con una bolsa de cuero con un pato vivo encerrado dentro; afortunadamente, el pobre animal ha sido sustituido por una pelota con asas de cuero, y los jugadores ya no corren peligro en lo que antaño fue un juego muy violento. Los partidos y torneos de pato suelen tener lugar a 30 km de Buenos Aires, en el Campo Argentino de Pato.

5. Restaurantes a puerta cerrada
El menú es fijo, la hora también y no se sabe la dirección hasta que se reserva. ¿Por qué tendrán tanto éxito? En Buenos Aires se han puesto de moda los restaurantes a “puertas cerradas”Son locales que solo abren un par de días a la semana, tienen las mesas reservadas y el precio suele ser fijo (y solo aceptan efectivo). Carecen de rótulo y hay que llamar al timbre para entrar; incluso no proporcionan la dirección del local hasta que se concreta la reserva por teléfono (indispensable). La sensación de “descubrir” una joya fuera de los circuitos turísticos y de probar algunas de las mejores cocinas de la ciudad los convierten en toda una experiencia.
Existen dos tipos de puertas cerradas. En uno de ellos se cena en la casa del chef, por lo general en torno a una larga mesa comunitaria; es ideal para conocer gente, a menudo viajeros interesantes o expatriados, y resulta estupendo para quienes viajan solos. En el otro, el ambiente semeja más a un restaurante convencional y hay mesas separadas, pero solo se puede ir con reserva. Muchos de los restaurantes a puertas cerradas están en el barrio de Palermo.

6. Museo de la Policía Federal
Solo aquí es posible ver una exposición sobre peleas de gallos, drogas y víctimas de asesinato descuartizadas. En este peculiar museo se exponen uniformes y medallas, así como objetos relacionados con “actividades ilegales” (juego y peleas de gallos), con el mundo de la droga (p. ej., un brazo falso con una aguja clavada) e incluso un perro policía disecado.

7. Circuitos para todos los públicos
Para los fumadores, para los que montan en bici, para los que pintan paredes, para los que comen carne, para los que bailan.... como el famoso anuncio (con acento argentino, por supuesto), en Buenos Aires presumen de ofrecer los más originales circuitos guiados para ver otras caras de la ciudad, muy diferentes a la meramente turística. Estos son algunos:

Para pedalear: Biking Buenos Aires, ofrece pedalear por carriles-bici y por los parques de Palermo para conocer a fondo la ciudad.

Para pintar paredes: Graffitimundo, propone ver Buenos Aires a través de su colorido y dinámico arte callejero.

Para sacar la cámara: Foto Ruta, un singular circuito autoguiado a base de fotografiar pistas por los barrios de BA.

Para hacerse el “macho”: The Man Tour, un circuito solo para “hombres muy hombres”, que incluye fumar un puro, afeitarse con navaja y comprar un sombrero hecho a mano. 

Para viajeros gourmet: Parrilla Tour, si estás harto de los restaurantes turísticos, Parrilla Tour propone explorar parrillas (asadores) fuera de los circuitos turísticos y aprender sobre la cultura y gastronomía de Argentina.

Para bailar: Narrative Tango Tour, conocer el tango mediante clases, milongas y espectáculos.

Para correr: Urban Running Tour, una propuesta cada vez con más adeptos es correr por BA con un guía; se adaptan al ritmo de cada cual.

Libros relacionados
Enlaces relacionados
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
Noticias por página:
del 11 al 20 de 842 noticias
1 2 3 4 5 6 7 ... 85
FACEBOOK
PINTEREST
Síguenos enSíguenos en Pinterest