Noticias

Ver por editorial

Noticias

GeoPlaneta, 04/05/2012

HOTELES ORIGINALES PARA VIAJEROS CURIOSOS (4)

En anteriores entregas hemos aconsejado hoteles que baten récords, otros que figuran entre los más originales e insólitos del mundo o alojamientos para los viajeros más mitómanos y sofisticados. En esta ocasión proponemos alojarse (o al menos visitar) algunos de los muchos hoteles que forman parte de la historia de la literatura ya que han servido de inspiración a muchos grandes escritores o han sido escenario de novelas y narraciones. Estos son algunos de los hoteles literarios más célebres del mundo, muchos de ellos convertidos en atracción turística y visita imprescindible.

650_1_grand-hotel-et-de-milan[1]_(1)_pdl.jpg
Interior del Grand Hotel et de Milan, Italia
© web Grand Hotel et de Milan

Muchos escritores han ligado su historia y su obra a los hoteles en los que se han alojado a lo largo y ancho del mundo. Son lugares íntimamente relacionados con la literatura que, en algunos casos, ya forman parte de los atractivos turísticos de la ciudad y en otros son visita imprescindible para mitómanos.

Hotel Chelsea (Nueva York, EE UU)
En este hotel del corazón de Manhattan, Arthur C. Clarke escribió 2001: una odisea espacial y Dylan Thomas entró en coma en su habitación antes de morir. Aquí vivió Arthur Miller durante seis años y también durmieron Mark Twain, Tennessee Williams, Jack Kerouac, Jean Paul Sartre… Actualmente está cerrado, pero quién sabe si algún día volverá a abrir sus puertas.

Pera Palace (Estambul, Turquía)
Es el mítico hotel en el que se alojaron Agatha Christie y muchos otros pasajeros del Orient Express, entre ellos muchos intelectuales y escritores. La célebre escritora británico escribió, en su habitación 411, su famosa novela Asesinato en el Orient Express. Recientemente reformado, es uno de las escalas inevitables en el recorrido del barrio de Pera.

Grand Hotel Europe (San Petersburgo, Rusia)
Fue el primer hotel de Rusia que obtuvo cinco estrellas. Ivan Turguénev se reunió aquí con Dostoievski en una famosa cena. También Maiakovski fundó aquí en 1924 la revista "Lef", que reuniría a los grandes de la vanguardia soviética.

Hemingway en España
Son muchos los hoteles en los que se alojó el americano en nuestro país: en Madrid visitó el Hotel Florida de la plaza de Callao (hoy un centro comercial), el Hotel Gran Vía (hoy perteneciente a la cadena Tryp), el hotel Suecia y junto al Círculo de Bellas Artes (cerrado en la actualidad). En Pamplona se alojó en el Hotel Yoldi y en el Gran Hotel La Perla. En este se conserva intacta la habitación en la que se alojaba, la 217 (ahora 201), y es un lugar de culto para los amantes de la literatura.

Hotel Adlon Kempinski (Berlín, Alemania)
Este magnífico hotel se encuentra junto a la Puerta de Brandeburgo y fue levantado sobre las ruinas del viejo hotel Adlon inaugurado en 1907 por el emperador Guillermo. Aquí se alojaron Thomas Mann en 1929, o Vicki Baum, que se inspiró en él para escribir su novela Gran Hotel.

El Minzah (Tánger, Marruecos)
Una gloria de los viejos tiempos, cuando Tánger era una ciudad internacional por donde paseaban bohemios, espías y excéntricos viajeros. Su patio andaluz y su estilo morisco inspiraron a Paul Bowles en El cielo protector y a Bertolucci en la posterior adaptación al cine de esta novela.

Mandarin Oriental (Bangkok, Tailandia)
Fue el primer hotel de la antigua Siam y se inauguró en 1876. Desde entonces ha sido refugio y parada de muchos escritores, desde Joseph Conrad a Tennessee Williams, pasando por John Steinbeck y Rudyard Kipling. La construcción original permanece, ahora convertida en un ala del hotel con el nombre de Ala de los Autores.

Fairmont Le Montreaux Palace (Montreux, Suiza)
Con unas espectaculares vistas sobre el lago Ginebra y los Alpes, este hotel construido en1906, fue el lugar de residencia de Vladimir Nabokov, autor, entre otras, de la famosa novela Lolita, desde 1961 hasta su muerte.

Grand Hotel de Cabourg (Cabourg, Normandía)
En la costa de Normandía, y con unas increíbles vistas al mar, se encuentra el Grand Hotel de Cabourg. Fue inaugurado en 1907 y se convirtió en el lugar preferido por el escritor francés Marcel Proust para relajarse y descansar. En la novela En busca del tiempo perdido quedó inmortalizado como el Gran Hotel de Balbec. La habitación en la que se hospedaba conserva aún su decoración original.

Grand Hotel et de Milan (Milán, Italia)
Inaugurado en 1863, la historia del Grand Hotel et de Milan está vinculada a sus huéspedes más ilustres, como Giuseppe Verdi, Giacomo Puccini, María Callas y el escritor Gabriele D'Annunzio. A ellos están dedicados sus restaurantes y suites.

Hotel Elephant (Weimar, Alemania)
A unos pasos del Teatro Nacional, en la plaza central de Weimar, se encuentra el Hotel Elephant, un edificio histórico del siglo XVII que a lo largo de su historia ha servido de lugar de reunión de intelectuales, políticos y poetas, como Tolstoi, Thomas Mann o Göethe. Los amantes de los libros pueden completar la visita al hotel con la biblioteca de Weimar y a las casas donde vivieron Göethe y Schiller.

Palacio Estoril (Estoril, Portugal)
Durante la II Guerra Mundial, este hotel se convirtió en el hogar de la aristocracia europea y de muchos espías huidos de las dictaduras de la época. Desde entonces su historia ha inspirado numerosas novelas de intriga y espías, como las del escritor Ian Fleming, que se hospedó y aquí escribió algunas de sus novelas de la saga de James Bond.

The Cadogan (Londres, Reino Unido)
El Hotel Cadogan de Londres, construido en 1887, fue famoso por sus ilustres invitados y huéspedes, como el propio rey Eduardo VII de Inglaterra y la actriz Lillie Langtry, que lo tenían como lugar de encuentro. Pero sobre todo, The Cadogan se hizo célebre por la detención de Oscar Wilde, inmortalizada por el poeta John Betjeman en El arresto de Oscar Wilde en el Hotel Cadogan.

Algonquin Hotel (Nueva York, EE UU)
En 1919, después de la I Guerra Mundial, el Hotel Algonquin se convirtió en el lugar de encuentro de muchos intelectuales norteamericanos. El club, que llegó a conocerse como la "Mesa Redonda", sirvió de germen para la creación de la revista New Yorker e influyó notablemente en escritores como Hemingway y Fitzgerald, quien se alojó en el hotel en varias ocasiones. Su restaurante The Round Table continúa siendo un lugar de moda en Nueva York.

Concorde Lutetia (París, Francia)
Este hotel, construido en 1919, fue el primero en estilo art decó de la ciudad. James Joyce escribió parte de su obra maestra, Ulises, durante una de sus visitas al Hotel Concorde Lutetia. Otros huéspedes ilustres han sido André Gide, Picasso, Matisse y Saint Exupery.

Enlaces relacionados
Hotel Chelsea (Nueva York, EE UU)
Pera Palace (Estambul, Turquía)
Gran Hotel La Perla (Pamplona)
Hotel Adlon Kempinski (Berlín, Alemania)
El Minzah (Tánger, Marruecos)
Mandarin Oriental (Bangkok, Tailandia)
Fairmont Le Montreaux Palace (Montreux, Suiza)
Grand Hotel et de Milan (Milán, Italia)
Hotel Elephant (Weimar, Alemania)
Palacio Estoril (Estoril, Portugal)
The Cadogan (Londres, Reino Unido)
Algonquin Hotel (Nueva York, EE UU)
Concorde Lutetia (París, Francia)
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace: