Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
No te pierdas...
No te pierdas...

Noticias

Ver por editorial

Noticias

Noticias por página:
del 1 al 10 de 819 noticias
 
1 2 3 4 5 6 7 ... 82
Planeta Cómic, 17/12/2014

Novedades comiqueras para enero 2015

1277_1_enero_2015_Planeta_Comic01.jpg

Como la rueda del tiempo no se detiene, ya estamos anunciando las novedades de Planeta Cómic para el primer mes de 2015. La cultura angloamericana vendrá representada por una nueva entrega de The League of Extraordinary Gentlemen del genial Alan Moore,Nilson del entrañable Stan Sakai Dead Body Road, un relato de venganza desesperada.

Desde la lejana galaxia llegará Star Wars: Asalto Rebelde, un cómic protagonizado por los personajes clásicos de la saga. Finalmente, también disfrutaremos de los lanzamientos con sabor japonés: Little Battlers eXperience (de los creadores de Inazuma Eleven), Naruto, Saint Seiya, Toriko.... 

Más información en el link adjunto. 

Enlaces relacionados
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
GeoPlaneta, 01/12/2014

12 AVENTURAS DE RÉCORD

Destinos extremos que ponen a prueba
Hay viajeros que coleccionan “lugares únicos” así como otros coleccionan libros, discos o sellos. También hay quien presume de haber llegado a lo más alto, de recorrer el desierto más árido o de haber visitado la ciudad más grande del mundo. Para los amantes de los récords, estos son los doce lugares del mundo que pueden presumir de ser “lo más de lo más”, al menos en algún aspecto. Desde el rascacielos más alto del planeta, en Dubái, hasta el río más largo del mundo, el Nilo, pasando por el lugar más frío o el más caluroso de la Tierra.

1258_1_Egipto017_Jordi_Llompart..jpg
El Nilo
© Jordi Llompart

1. Uyuni, el mayor salar del mundo (Bolivia)
El salar de Uyuni, en Bolivia, se extiende 12 000 km2 hasta todo horizonte visible como una inmensidad blanca apenas interrumpida por unas pocas “islas” diminutas tachonadas de cactus milenarios. En la estación seca (may-ago) la sal tiene una costra suave parecida al glaseado de un merengue; en la estación húmeda (dic-abr) una fina capa de agua convierte la llanura en un espejo natural. A diferencia de la Gran Muralla china, el salar sí puede verse desde el espacio.
La experiencia puede ser completa si te alojas en el hotel Palacio de Sal, en el cual las paredes, los suelos y los muebles están hechos de sal.

2. Everest, la montaña más alta del mundo (Nepal, China)
Cada año son más los montañistas que intentan el arriesgado ascenso al pico más alto del mundo, pero lo más factible (y más seguro) es una excursión al campamento base del Everest. Se habrá hollado la gran montaña y, de camino a los imponentes 5545 m de altitud, se verán los picos vecinos del Ama Dablam, el Pumori y el Nuptse. La mayor parte del recorrido pasa por el Parque Nacional de Sagarmatha, declarado Patrimonio de la Humanidad, y las aldeas de sherpas y los monasterios budistas son el contrapunto cultural a la impresionante belleza natural del lugar. Que el viajero abra bien los ojos, quizá vea ciervos almizcleros, pandas rojos o algún tar del Himalaya.
Hay que planificar el ascenso al campamento base del Everest entre octubre y diciembre, contando con tres semanas de tiempo para la expedición completa desde Lukla.

3. Atacama, el desierto más seco del mundo (Chile)
El desierto de Atacama, en Chile, es el lugar más seco del mundo (hay estaciones meteorológicas que jamás han registrado lluvias) y gracias a sus flamencos, sus brillantes salares y sus extensos y humeantes campos de actividad geotérmica es uno de los parajes más sobrenaturales del planeta. Se puede ir de excursión durante la puesta del sol por el valle de la Luna y ver brillar la sal que cubre los escarpados valles como si fuera nieve, o montar en una bicicleta de montaña y pedalear a la laguna Cejar, un lago salado natural ideal para un baño rico en sales minerales.
Atacama se puede visitar todo el año y alojarse en casas de adobe en el oasis de San Pedro de Atacama.

4. Wellington, la capital más remota del planeta (Nueva Zelanda)
Wellington es una de las capitales más pequeñas y discretas del planeta, por lo que ya merecería una visita en cualquier viaje por Nueva Zelanda. La expedición puede comenzar en Te Papa. Frente al mar, el museo nacional de Nueva Zelanda es una moderna e interactiva exposición de todo lo kiwi. El propio marae (lugar de encuentro) del museo expone una excelente colección de objetos maoríes. Los fans del cine no deben perderse la cueva de Weta, en Miramar, un pequeño museo dedicado a la oscarizada compañía responsable de los efectos especiales de filmes como El Señor de los Anillos o Avatar.
Si vamos en febrero coincidiremos con el New Zealand International Rugby Sevens, donde los espectadores tienen que ir disfrazados.

5. Groenlandia, la isla más grande del mundo
Australia es más grande pero suele considerarse un continente, por lo que Groenlandia se lleva el título planetario de la isla más grande. Llamada Greenland (tierra verde) por un optimista explorador vikingo, Erik el Rojo, esta región autónoma de 2,16 millones de km2 forma parte de Dinamarca. En verano, la retirada del hielo marino en los fiordos permite desplazarse en los barcos de los pescadores inuit locales. La primavera es ideal para los paseos en trineo de perros, y en los oscuros días de invierno (nov-feb) las auroras boreales bailan en el cielo.
El verano (may-ago) es la mejor época para excursiones y para navegar; la primavera (mar-abr), para probar el esquí nórdico y las raquetas de nieve.

6. La Antártida, el lugar más frío de la tierra
A menos que el viajero sea un entusiasta de las aventuras en el Polo o trabaje para una agencia gubernamental en la Antártida, la única forma de explorar el continente más grande y más meridional del planeta es en barco. Si el viajero soporta bien el mareo, puede optar por un barco pequeño, que permite un mejor acceso a las pequeñas bahías y calas de la Antártida. Casi todas las expediciones empiezan y terminan en Ushuaia, esquivando icebergs en el paso Drake para ver la fauna de las islas Shetland del Sur y de la península Antártica y desembarcando para ver de cerca a pingüinos, focas y ballenas.
Los viajeros solo pueden visitar el continente más frío y seco del mundo en época de deshielo (nov-mar).

7. Dallol, el lugar más caluroso del planeta (Etiopía)
Que nadie se queje del calentamiento global a los habitantes de Dallol. Situado cerca de la frontera con Eritrea y entre el peligroso y escarpado paisaje de la depresión de Danakil, una inhóspita amalgama de llanuras salinas, volcanes activos y terremotos, es oficialmente el lugar habitado más caluroso del planeta. La temperatura media anual ronda los 35°C pero en verano el termómetro puede alcanzar los 64°C. Si a ello se le suma la amenaza latente de los rebeldes separatistas de Afar, a nadie le extraña que los lugareños llamen a esta región remota e ingrata “la puerta del infierno”.
Desde Addis Abeba, hay que conducir 5 h en dirección norte y después montar en un camello para recorrer el último tramo por un desierto implacable.

8. El Vaticano, el país más pequeño del mundo
Siglos de historia, la espectacular arquitectura de la Basílica de San Pedro y las emotivas obras de arte de Miguel Ángel, como su desgarradora Piedad, convierten al Vaticano (830 hab.) en uno de los destinos esenciales de Roma, incluso para los no creyentes. Quienes deseen asistir a las audiencias del Papa de los miércoles deben solicitarlo en la web del Vaticano y vestir con decoro. El genio de Miguel Ángel se despliega también en los Museos Vaticanos, una gran colección de arte que ocupa 5,5 Ha. El último domingo del mes se puede visitar gratis su mayor reclamo, la Capilla Sixtina.
Al Papa se le puede ver todo el año, pero el festival cultural Estate Romana es de junio a septiembre.

9. El Nilo, el río más largo del planeta
Con 6650 km, el Nilo pasa por 10 países. Dejando de lado el debate sobre su origen (¿Burundi, Ruanda, Uganda o el lago Victoria?), lo mejor es viajar al norte, a Egipto, para comprender cómo este río poderoso ha hecho historia y ha creado imperios. En la enmarañada y fértil red que recorre todo el país, lo ideal es el viaje al valle del Nilo, de Luxor a Asuán. La mayor parte de los cruceros fluviales tardan 4-6 días en unir las dos ciudades. En los alrededores de Luxor destaca la fascinante necrópolis de Tebas, en la orilla oeste del río; mientras al sur, en Asuán, falúas de velas blancas navegan gracias a las brisas egipcias.
La mejor época es de octubre a marzo, en la estación templada, fuera de la temporada alta turística.

10. El Mar Muerto, el lugar más bajo del mundo
Bordeado por tres países (Israel, Jordania y Cisjordania), el Mar Muerto está bañado en historia antigua y hace siglos que atrae a viajeros que buscan paz y tranquilidad. Cuenta la leyenda que era un refugio para Cleopatra y que Herodes I el Grande creó en él uno de los primeros resorts de salud de la historia. En el siglo XXI los turistas que buscan salud siguen visitando este lago a 400 m debajo del nivel del mar, por sus aguas minerales curativas (un 1000 % más saladas que el agua del mar) que, según dicen, alivian el reuma, los problemas respiratorios y la artritis. Y, claro está, no pueden faltar las fotografías de rigor del viajero embadurnado de barro curativo del Mar Muerto.
Con 330 días de sol al año, las temperaturas más confortables son en invierno (nov-mar).

11. Tokio, la ciudad más grande del planeta
El área metropolitana de la capital japonesa (Área del Gran Tokio) tiene 36 230 000 según la ONU. Una dimensión difícil de imaginar que sin embargo funciona como una maquinaria bien engrasada, con una energía casi maniática y una imparable obsesión por lo nuevo. Visitar Tokio es una experiencia que hay que hacer alguna vez en la vida y como símbolo de la ciudad, el cruce de Shibuya, un paso de peatones que se ha convertido en imagen de una ciudad difícil de captar en una sola imagen. Esta encrucijada de calles resume la abrumadora marabunta que transita por esta metrópoli japonesa. Eje de un barrio comercial de moda (lleno de tiendas de firma y pantallas publicitarias), el cruce de Shibuya está frente a la estación de Shibuya, una de las más ajetreadas de Tokio (y del mundo). Además de una gran encrucijada, los numerosos semáforos que la regulan cambian a rojo al unísono, lo que provoca que todos esos ciudadanos apresurados arranquen y atraviesen de forma masiva y simultánea para llegar al otro lado.
Se recomienda contemplar el cruce de Shibuya desde el 21 piso del Starbucks, en el edificio Tsutaya, en el lado norte del cruce.

12. Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo (Dubái)
Ridículo para unos y admirable para otros, de lo que no cabe duda es que el Burj Khalifa es una proeza arquitectónica. El edificio más alto del mundo atraviesa el cielo de Dubái con sus 162 plantas y 828 m de altura (más del doble que el Empire State). Se inauguró el 4 de enero del 2010, tan solo seis años después de que empezaran las excavaciones. Hasta 13 000 obreros trabajaron duramente día y noche, a veces a razón de una planta cada tres días. Par los visitantes, la principal atracción es el mirador “AT THE Top”, en la planta 124, a unos 442 m del suelo.
En la taquilla y en su página web se pueden reservar entradas para el mirador con fecha y hora.

Libros relacionados
Enlaces relacionados
Bolivia, Palacio de Sal
Nueva Zelanda, New Zealand International Rugby Seven
Dubái, Burj Khalifa
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
GeoPlaneta, 01/12/2014

12 MOTIVOS PARA CORRER

Viajes para los adictos al running
Correr, correr, correr. La moda del running llega a todas partes, y ya que hay que correr, ¿por qué no hacerlo en algún lugar excepcional? Si ya se ha entrenado lo suficiente en las carreras locales o si cada vez se quiere a ir más lejos, ha llegado el momento de viajar con la excelente excusa de correr: maratones alucinantes por todo el planeta, carreras de aventura para quienes gusten de retos al aire libre, carreras curiosas e incluso extravagantes... El mundo está lleno de propuestas en las que lo importante es participar ¡y de paso viajar!

1257_1_SUIZA_LAGO_EN_KANDERSTEG_1722008164153..jpg
© Miguel Sotomayor Castelló

1. Maratón de la Atenas clásica (Grecia)
El padre de todos los maratones: la ruta de este recorrido desde Maratón a Atenas vuelve sobre las pisadas de Filípides. Hacia 490 a.C., este veloz mensajero cubrió la distancia para anunciar la victoria del ejército griego sobre los persas, luego se derrumbó y murió. La carrera actual sobre superficie de alquitrán sigue siendo igual de dura y conserva algunas ondulaciones brutales. Finalizar en el estadio Panatenaico de la capital –reconstruido para los Juegos Olímpicos de 1896– hace que el corredor se sienta como una leyenda viva.
La carrera se celebra en noviembre y las solicitudes comienzan en el mes de enero anterior; llegan a participar hasta 12 000 corredores.

2. Patagonian Expedition Race (Chile)
Cuando la sede de la carrera incluye el Estrecho de Magallanes y los picos de las Torres del Paine uno sabe que ha llegado a la élite de las carreras de aventura. Los participantes en este evento con una tradición de más de 10 años se enfrentan durante 11 días a ciénagas, glaciares, montañas y llanuras en la Patagonia; orientarse en la naturaleza es esencial, dado que la ayuda es mínima y se cubren cientos de kilómetros de espacio natural en la punta sur de América. Hay que ser profesional de la escalada, el kayak y el ciclismo, e inscribirse en grupos mixtos de 4. Quizá no sea la mejor aventura para principiantes pero es alucinante.
La carrera suele celebrarse en febrero y ya está abierto el plazo de inscripción para la siguiente edición, que será en 2016.

3. Adventure Race Slovenia (Eslovenia)
No habrá paz para los malvados... ni para los cansados. Una auténtica carrera de aventuras debe incluir un mínimo de dos disciplinas (ciclismo y carrera a pie) y exigir orientación y estrategia. Los organizadores de la Adventure Race Slovenia ampliaron su evento con senderismo, bicicleta de montaña, natación y kayak. Bueno, y espeleología, barranquismo, esquí a campo traviesa y descenso en rápel, para cubrir los 440 km desde Piran hasta Velenje en 50 h. ¡Uf! La carrera se celebra desde el 2003 en Eslovenia, una de las mejores zonas de aventura de Europa; los organizadores idean crueldades como atravesar un río agarrado a una cuerda con la bici a cuestas.
La carrera suele ser en junio y hay dos categorías: Rover (2 días) y Explorer (3 días).

4. Canadian Deathrace (Canadá)
El mero hecho de mencionar la muerte (death en inglés) le pone los pelos de punta a cualquier corredor, pero si eso no es suficiente para asustar, algunos de los lugares que atraviesa esta carrera de 125 km acabarán por hacerlo. Uno de ellos es el Hells Canyon, donde hay que vadear los bien llamados ríos Sulphur (azufre) y Smoky (humeante). La Deathrace pasa por tres cumbres de las Rocosas canadienses, pero lo cierto es que debe su fama a las bajadas, que son pronunciadísimas, muy poco seguras y bastante dolorosas si uno se cae. Además, en años lluviosos, el terreno se convierte en un cenagal.
La carrera se celebra en agosto. Puede realizarse en solitario o con un equipo de hasta 5 miembros y debe completarse en 24 h.

5. Ultramaratón Caballo Blanco (México)
Esta carrera extrema atraviesa el territorio de los indígenas rarámuris o tarahumaras (pies ligeros), en los barrancos del pueblo de Urique. Los rarámuris destacan por su increíble resistencia. Se sabe que algunos han llegado a cubrir cientos de kilómetros corriendo sin parar, calzando solamente un par de sandalias hechas con restos de goma y cuero. Así pues, al completar los 80 km de esta durísima prueba, que incluye 3 km de terreno ascendente, uno podrá considerarse un “pies ligeros” más... pero porque no sentirá los pies.
La carrera tiene lugar en febrero y se llamaba Ultramaratón de las Barrancas del Cobre, pero fue rebautizada cuando su fundador, Micah True –apodado Caballo Blanco–, falleció mientras entrenaba.

6. Maratón de Medianoche (Tromsø, Noruega)
Son las 20:30 en la Noruega ártica cuando, en la víspera de una noche de mitad de verano, 1000 corredores se dirigen a la línea de salida. Tromsø se halla a 70° de latitud norte; aquí el sol no se pone desde mediados de mayo a mediados de julio, bañando la catedral del Ártico, el Museo Polar y los fiordos circundantes en un interminable brillo etéreo. También brinda la iluminación ideal para el maratón continental más septentrional del mundo, un recorrido nocturno alrededor de la plaza Fridtjof Nansen, por encima del puente de 1 km de Tromsø y bajo picos siempre cubiertos de nieve, antes de acabar ante el apoyo de la multitud en el centro.
La inscripción a la carrera se abre en diciembre del año anterior; hay que reservar entrada y alojamiento con antelación.

7. Maratón por el ‘outback’ australiano (Uluru, Australia)
El indígena pueblo anangu posee el Uluru-Kata Tjuta National Park y toda la zona (desde la roca roja del interior del parque hasta el circundante bush aborigen) se considera sagrada, lo que hace al maratón por el outback aún más especial. En un día de julio, a 2000 corredores se les permite avanzar por una salvaje extensión de propiedad privada, con Uluru y los abovedados picos de los Olgas siempre presentes al fondo. La marcha es polvorienta, aunque (salvo por algunas dunas) plana; la experiencia, con esa tierra ocre impregnada de espiritualidad, deja a los corredores en un estado casi beatífico.
La carrera empieza a las 7.45; las mañanas pueden ser frías pero durante el día se corre a unos 21°C.

8. Maratón de la Gran Muralla China
La Gran Muralla china tuvo antaño más de 8000 km de longitud. Por fortuna, esta carrera solo requiere conquistar una diminuta fracción de ella. Gran parte de la ruta se halla a la sombra del antiguo muro, discurriendo entre arrozales y aldeas remotas en la tradicional región de Huangyaguan. La parte de la carrera sobre la propia muralla es solo de unos 3,5 km de largo pero implica 5164 escalones de piedra, en los que los muslos se resienten, la cabeza da vueltas y las vistas de la formidable fortificación suponen una agradable distracción.
La carrera se celebra en mayo; solo se puede participar como parte de un paquete turístico.

9. Maratón de Jungfrau (Suiza)
Aunque no es tan dura como parece (no hay que subir corriendo los 4158 m del Jungfrau), esta no es una carrera para flojos. Una primera mitad plana, subiendo por el valle de Lauterbrunnen desde Interlaken, cambia bruscamente a los 25 km: una serie de agudos zigzags ascienden 500 metros de desnivel en 5 km demoledores. Y hay más: los últimos 12 km se mantiene la subida, aunque a medida que el aire se adelgaza las emblemáticas cimas del Oberland bernés se perfilan cada vez más cerca y más imponentes. Mejor no pensar que hay un tren de perfecta ingeniería suiza que va directo a la meta de 2000 m de altura.
La carrera es en septiembre; los corredores deben completar el recorrido antes de las 6½ h límite.

10. Maratón de hielo antártico (Antártida)
Esta carrera es dura para las piernas y para la cartera: cuesta 10 500 € por participante. Pero es el precio a pagar por el privilegio de ser una de las 40 almas a las que se les permite inscribirse. Las condiciones son implacables: la ruta de nieve resbaladiza está preparada y examinada en busca de grietas, pero es agotadora. Además están la altitud de 1000 m, las temperaturas bajo cero y los vientos catabáticos. Pero correr en una tierra silenciosa donde la naturaleza es tan primigenia es de verdad impresionante.
El maratón se celebra entre noviembre y diciembre; el precio de admisión incluye vuelos desde Punta Arenas (Chile), alojamiento y comidas.

11. Maratón de Lewa (Kenia)
Nada motiva más para ponerse en movimiento que un rinoceronte en dirección a uno a través de la hierba alta. Kenia, famosa por sus atletas de larga distancia y sus safaris, combina ambas cosas en el anual Safaricom Lewa Marathon, una incomparable epopeya a elevada altitud, por senderos de tierra, colinas onduladas y abundante fauna. El Lewa Conservancy, una extensión de bosque de acacias y amplia sabana, alberga más de 100 rinocerontes, además de elefantes, cebras, jirafas y búfalos. Por fortuna, el día de la carrera es vigilado por guardabosques armados y helicópteros para mantener a las fieras a raya.
Se celebra a finales de junio, cuando las temperaturas del mediodía alcanzan los 30°C; hay estaciones de agua cada 2,5 km.

12. Big Sur Marathon (California, EEUU)
Ni las densas nieblas del Pacífico, ni las tormentas del océano, ni las piedras de granizo, ni los corrimientos de tierra o las rupturas tectónicas... nada disuade a los 4500 corredores a hacer frente al Big Sur Marathon: quizás porque es absolutamente fantástico. De hecho, los 36 km desde Big Sur Village hasta Carmel podrían ser sacudidos en cualquier momento por la falla de San Andrés y expuestos a los caprichos climáticos de la costa californiana pero también siguen la Highway 1, la primera “carretera panorámica” de EEUU y una de las más espectaculares del mundo. Lo mejor viene después, cuando el camino permite ver secuoyas gigantes, acantilados batidos por las olas y puentes escarpados.
Se celebra en abril y pueden participar hasta 3500 personas.

Libros relacionados
Enlaces relacionados
Maratón de la Atenas clásica (Grecia)
Patagonian Expedition Race (Chile)
Adventure Race Slovenia (Eslovenia)
Canadian Deathrace (Canadá)
Ultramaratón Caballo Blanco (México)
Maratón de Medianoche (Tromsø, Noruega)
Maratón por el 'outback' australiano (Uluru, Australia)
Maratón de la Gran Muralla China
Maratón de Jungfrau (Suiza)
Maratón de hielo antártico (Antártida)
Big Sur Marathon (California, EEUU)
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
GeoPlaneta, 01/12/2014

12 PISTAS PARA SER UN 'VINTAGE'

Costumbres viajeras que han pasado de moda
El tiempo pasa y también algunas costumbres. Los viajeros del siglo XXI tienen otras maneras de organizar y disfrutar de su viaje muy distintas a las del siglo XX, y hay cosas y hábitos que se han convertido en vintage.¿Quién recuerda los álbumes de fotos o las cabinas telefónicas? ¿Quién se preocupa de llevar a mano sus billetes de avión? Y es que viajar en la era digital ya no es lo que era. Para el que tenga ganas de probar por una vez en su vida un viaje a la “antigua” usanza, una selección de 12 actividades que ya no realizan los viajeros y que pueden llevar a viajar al pasado. 

1262_1_HOLANDA_MAASTRICHT_Acceso_a_la_peluqueria._Maastricht_(Holanda)._25-06-2010_copia.jpg
© Miguel Cerón Cátedra

1. Buscar una cabina de teléfono
Hace años, aunque no tantos, lo primero que uno hacía al llegar a otro país era buscar una cabina de teléfono. La siguiente operación era encontrar monedas, fichas o tarjetas para utilizarla, enterarse de cuánto podía costar la llamada a casa (solo para decir que se había llegado bien), y luego llamar y hablar lo más rápidamente posible para que no costara un riñón. Todo esto ya es historia: no quedan casi cabinas telefónicas en el mundo (ni falta que hacen), se llama por el móvil y se conecta por skype en cuanto se encuentra una wifi. Los nostálgicos siempre pueden dejar a un lado sus móviles por unos días o consolarse con hacer fotos a las cabinas rojas de Londres. Un clásico que no falla.

2. Comprar carretes para hacer fotos y diapositivas
¿Carretes? ¿Qué son los carretes? Pues sí: aquellos rollitos que había que cuidar mucho por si se revelaban sin querer y que había que utilizar con precaución porque eran caros y, en ciertos países del mundo, muy difíciles de encontrar. Las cámaras digitales, las tarjetas con gigas y gigas de memoria y algunos smartphones, de calidad impensable hace unos años, se han convertido en la auténtica revolución para el viajero y sobre todo, para el fotógrafo viajero. Para los nostálgicos de aquellos tiempos de carretes y diapositivas, Instagram ha recuperado los retoques vintage.

3. Estudiar y enfocar bien las fotografías antes de hacerlas
Los carretes eran caros, pero más aún era revelarlos. Convenía seleccionar muy bien qué fotografiábamos y cómo. Lo de captar platos de comida sin al tuntún o tomar centenares de tomas, porque alguna seguramente saldrá bien, es algo muy reciente. Los nostálgicos siempre pueden volver a estudiar bien los enfoques, pensar qué se quiere fotografiar, esperar el momento justo y hacer pocas fotos pero buenas.

4. Llevar a buen recaudo el billete de avión
En los tiempos pre-Internet, perder el billete de avión era un auténtico problema. Todo el mundo iba con sus documentos de viaje bien protegidos porque no había forma de viajar si se perdían. ¡Qué revolución la de los billetes digitales con códigos!

5. Llevar todas las guías, mapas y documentación que encuentres sobre un destino
Sin Internet ni Google, la información era un bien muy preciado. Toda recomendación, dirección o contacto que se recibiera sobre un destino se guardaba como oro en paño. Ahora es posible viajar con la información básica de un destino en el smartphone o tableta, y consultar información en cualquier lugar del mundo, aunque una buena guía y un buen mapa nunca están de más y ayudarán a organizarse mejor y a disfrutar de todos los detalles de un viaje.

6. Preguntar dónde están los sitios
“Preguntando se llega a Roma”, dice el antiguo refrán. En realidad se ha quedado obsoleto. Ahora vale con un GPS o con un smartphone con Google Maps. Aunque la verdad es que tenía cierto encanto y era una excusa para charlar con los lugareños. Es fácil recuperar la buena costumbre: preguntando se llega a Roma y se descubren muchas cosas que no siempre están en la red.

7. Disfrutar de los monumentos y de los buenos momentos
Antes, no hace mucho, se viajaba sin la obligación de contar en cada momento dónde se estaba ni colgarlo en ninguna red social. Ni siquiera de fotografiarlo. El fin del viaje era encontrar sorpresas, no compartirlas instantáneamente. Viajar sin compartir es otra forma de viajar que relaja mucho, desconecta más y también tiene su encanto.

8. Enviar postales
En realidad esto es lo que menos ha pasado de moda, aunque se ha transformado por obra y gracia de la tecnología, ya que ahora se envían mensajes por Facebook, Instagram, Twitter, correo electrónico... Pero básicamente se cuenta lo mismo y se siguen poniendo los dientes largos al que se queda en casa cuando se conecta desde el otro lado del mundo. 

9. Reservar por teléfono
En realidad esto es lo que menos ha pasado de moda, aunque se ha transformado por obra y gracia de la tecnología, ya que ahora se envían mensajes por Facebook, Instagram, Twitter, correo electrónico... Pero básicamente se cuenta lo mismo y se siguen poniendo los dientes largos al que se queda en casa cuando se conecta desde el otro lado del mundo.  

10. Martirizar a nuestros amigos y familiares con el vídeo del viaje
¿Quién no ha sufrido la sesión de fotos o vídeos de algún amigo a la vuelta de su viaje? Horas y horas de pagodas tailandesas, de museos o de un viaje por un río interminable con todas sus anécdotas, gracias y curiosidades. Ahora ya no hay vídeos soporíferos y están de moda los montajes breves, divertidos y dinámicos. Los nostálgicos de los vídeos siempre pueden recuperar la vieja costumbre y proyectar de un tirón las 2500 fotos digitales de un viaje a familiares, conocidos y amigos (que dejarán de serlo de inmediato).

11. Hacer un álbum de fotos
Ya casi nadie los hace pero tenían su encanto. Hay muchos que vuelven a reivindicar el típico y clásico álbum de fotos frente a los archivos digitales de miles de imágenes que al final nadie sabe dónde tiene guardados. El álbum obligaba a una cierta selección y a ordenar y a recordar los buenos momentos para etiquetar las fotos. Así era más fácil compartir los recuerdos y, sobre todo, guardarlos para la posteridad. Los nostálgicos tienen todas las facilidades del mundo para hacer álbumes con sus fotos digitales, imprimirlos y guardarlos, como en los viejos tiempos. Y además, son un magnífico regalo para los compañeros de aventura.

12. Llevarse sorpresas
Con tanta información, tantas redes sociales, tantos consejos previos de amigos online por todo el mundo, tantas fotos compartidas en la red apenas queda hueco para la sorpresa. Cuando uno emprende un viaje sabe prácticamente todo lo que va a encontrar, cómo y dónde lo va a encontrar y qué sentirá en cada momento. Antes de la irrupción del “viajero social” los viajes incluían más oportunidades para la sorpresa... y también tenían su encanto. 

Lo bueno de todas estas costumbres “vintage” de los viajeros de otros tiempos es que quienes quieran volver atrás, pueden hacerlo para redescubrir otra forma de viajar. Pero los que miran al futuro tienen miles de herramientas a su alcance para disfrutar de los viajes del siglo XXI.

Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
GeoPlaneta, 01/12/2014

12 SORPRESAS EUROPEAS

Ciudades a punto de dar la campanada
No son, de momento, los principales destinos turísticos de sus respectivos países, pero son ciudades que van cobrando fuerza y a las que merece la pena ir antes de que se pongan de moda. Desde capitales relegadas por otras ciudades más turísticas, como Zagreb, la dinámica capital croata, hasta la tranquila Oslo; desde ciudades secundarias, como la griega Salónica, hasta la espectacular Dresde, la Florencia del Elba, o capitales de países casi desconocidos, como los bálticos y los balcánicos. Aquí va una selección de 12 joyas europeas que pueden dar muy pronto la campanada. 

1263_1_PORTUGAL_OPORTO_12720093121_.jpg
Oporto
© Mario Comas

1. Zagreb (Croacia)
A la capital croata le hacen ‘sombra turística’ otras ciudades como Dubrovnik o Split, pero no hay que dejarse engañar porque Zagreb es un destino cultural fantástico por sí mismo, con una gran oferta de arte, música, arquitectura, gastronomía y muchas cosas más. Es una ciudad para pasear por las sinuosas calles de la antigua Ciudad Alta, sentarse en alguno de sus muchos cafés y tomar uno en Tkalcleava, disfrutar de sus museos y teatros y admirar el arte croata actual en el Museo de Arte Contemporáneo o en sus numerosas galerías. También hay una visita imprescindible a uno de los museos más originales del mundo: el de las Relaciones Rotas, con miles de recuerdos de romances fallidos.

2. Oslo (Noruega)
Para ser la capital del país, Oslo es una ciudad muy discreta, pero perfecta para una escapada de fin de semana o una escala en cualquier viaje a los famosos fiordos noruegos. Aspira a ser un centro cultural de referencia y ha puesto empeño: su frente marítimo se está transformando radicalmente con la magnífica Ópera de Oslo como emblema, imitando un glaciar flotante. La mayor parte de los puntos de interés están en torno a la calle principal, Karl Johans Gate, y todo está a un paso. Es una delicia conocer sus restaurantes, cafés y, sobre todo, sus museos (los hay absolutamente de todo) comenzando por el del Barco Vikingo que es el prólogo perfecto para un recorrido por el país.

3. Graz (Austria)
La capital de Estiria es la segunda ciudad más grande de Austria y también la más tranquila, aunque su vida nocturna es la más animada después de la de Viena. La UNESCO la ha calificado como “ciudad del diseño” por lo atrevido de sus nuevas construcciones, que contrastan con sus bien preservados edificios medievales, patios renacentistas y palacios barrocos. Graz es también famosa por su marcha universitaria, que la convierte en una ciudad animada y muy agradable para vivir. Para los visitantes la joya de la corona es el Universalmuseum Joanneum, un conjunto de museos fundado en 1811 (el más antiguo de Austria) que está repartido por 19 puntos de Graz.

4. Mons (Bélgica)
En 2015 Mons empezará a figurar en todos los mapas de los viajeros europeos porque será una de las Capitales Europeas de la Cultura. Para celebrarlo, abrirán cinco museos y se celebrará el 125 aniversario del fallecimiento de Van Gogh con una exposición: Van Gogh au Borinage. En total, hay programados más de 300 actos culturales y un millar de actividades para la ocasión, en colaboración con muchas instituciones y con otras ciudades de la zona sur de Bélgica. También habrá una nueva estación (de Santiago Calatrava y Daniel Libeskind) que se añadirá como atractivo a sus tres joyas clásicas: las minas neolíticas de sílex de Spiennes, el único campanario barroco de Europa y el festival popular de origen medieval Ducasse de Mons o Doudou, como se le conoce popularmente. El 2015 es el año perfecto para descubrir Mons.

5. Lyon (Francia)
Siempre es una sorpresa descubrir las ciudades de provincia francesas porque rara vez defraudan. Lyon es una de las grandes capitales regionales, pero además en 2015 se ha propuesto cambiar radicalmente y convertirse en una ciudad diferente y moderna, aprovechando la celebración de la decimotercera bienal de arte de Lyon en La Sucrerie, un remodelado almacén de azúcar en La Confluence, el barrio de moda). Allí se ha reinventado la ciudad estrenando nuevos iconos, como Le Cube Orange, un extraño edificio naranja de oficinas similar a un queso suizo, y, por supuesto, el Musée des Confluences en un futurista cristal transparente de acero y vidrio. Para los clásicos, siempre se puede redescubrir el magnífico Museo de Bellas Artes, los mercados de la ciudad, el teatro romano, el profundo Viex Lyon, con sus pasadizos secretos de origen romano, y sus famosos bouchons (bistrós pequeños y acogedores donde probar los platos típicos de la ciudad), que son el origen de la gran capital gastronómica que es Lyon.

6. Salónica (Grecia)
Fuera del circuito arqueológico más clásico, Salónica es la ciudad más moderna y activa de la región, con los restaurantes y hoteles más caros del norte de Grecia. En Salónica se encontrará la mejor oferta gastronómica, cultural, comercial y de ocio después de Atenas, pero con una atmósfera más relajada y menos frenética. Como en toda Grecia, hay símbolos de una historia gloriosa por todas partes: la Torre Blanca, que preside un paseo marítimo lleno de cafés, los antiguos hammams, muchos convertidos en galerías de arte, y las murallas bizantinas, que culminan en Ano Poli (la parte alta) un barrio de viejas casas de colores y pequeñas iglesias bizantinas escondidas en estrechos callejones. Pero además, Salónica es una ciudad universitaria con montones de cafés, restaurantes y bares; una ciudad por descubrir.

7. Pilsen (República Checa)
Pilsen nos suena sobre todo a cerveza, pero además es una ciudad checoslovaca que en 2015 saltará a la fama porque se convertirá en Capital Europea de la Cultura junto con la belga Mons. Para celebrarlo, durante el próximo año acogerá más de 50 espectáculos y 600 actividades. El circo será uno de los temas centrales del evento, con multicolores carpas de circo en las que se presentarán números de ocho famosas compañías del mundo. Además, habrá muchas exposiciones de todo tipo en museos y galerías locales: desde arte maorí hasta muestras dedicadas al moderno diseño gráfico mundial, o al arte barroco de Bohemia Occidental. En las calles habrá instalaciones luminosas, música, baile, teatro e incluso fuegos artificiales, pero lo más original es la ocupación de los edificios industriales convertidos en “Fábricas para la Imaginación”. En los espacios de una antigua planta eléctrica se instalará, en el mes de abril, una exposición de diseño contemporáneo europeo. Tampoco faltarán programas culturales en la antigua fábrica de papel o en la abandonada cochera de la empresa de transportes urbanos.

8. Liubliana (Eslovenia)
La capital de Eslovenia logra ese difícil equilibrio entre tamaño y calidad de vida. Es lo bastante grande como para ser interesante y lo suficientemente pequeña como para recorrerla a pie, o mejor aún, en bicicleta. Se abusa del calificativo “joya” para definir pequeñas ciudades con encanto pero en este caso se ajusta como un guante: describe perfectamente las preciosas columnas, obeliscos y esferas del arquitecto Jože Plečnik que coronan prácticamente todos los puentes, fuentes y farolas de la ciudad. Liubliana es una de las capitales más verdes y tranquilas de Europa, con tráfico restringido en el centro, con muchos cafés con terraza en verano y con una vida estudiantil que se deja ver a cada paso. Dos consejos: pasear por la encantadora Stari Trg y asombrarse al pensar que esta bonita plaza está en medio de Europa, y deambular por los pubs a orillas del río en el casco antiguo y acabar en un club alternativo de Metlkova Mesto (una plaza fuerte militar ocupada durante los años noventa y convertida en comuna, la versión en miniatura del Christiania de Copenhague).

9. Goteburgo (Suecia)
La segunda ciudad de Suecia no tiene la belleza y el encanto de Estocolmo, pero tiene gancho por sí misma. Los tranvías aún recorren sus calles flanqueadas por bellos edificios y cafés tradicionales de aire bohemio y, además, es la ciudad de la creatividad. Aquí es donde nacen muchas de las grandes ideas del país, los mejores talentos y los iconos de la música. En los distritos de Vasastan, Haga y Linné se encuentra a los diseñadores más modernos, que crean sus tejidos de comercio justo mientras los artistas callejeros maquillan fachadas olvidadas. Como ejemplo, la Roda Sten, una central eléctrica abandonada y cubierta de grafitos convertida en uno de los centros artísticos más de moda de Suecia, con cuatro plantas llenas de exposiciones temporales, un café indie con mesas junto al río, música en directo y eventos originales. Otro centro alternativo es el distrito de Mölndal, al sur de la ciudad, lleno de molinos y fábricas históricas que se ha convertido en un dinámico, aunque discreto, centro cultural, lleno de estudios de artistas, museos alternativos (como el Mölndal Stadsmuseum), mercadillos originales y cafés.

10. Oporto (Portugal)
Más industrial que Lisboa, pero tan bella e interesante como la capital portuguesa… Así es Oporto, la dinámica capital del norte que desde hace dos décadas ha experimentado un extraordinario renacimiento plasmado en el ajetreo de su metro y en el brillo del Museu de Serralves, de Álvaro Siza, y la Casa da Música, de Rem Koolhaas. Además, las líneas aéreas de bajo coste han hecho de Oporto un destino habitual de fin de semana y las calles de esta ciudad, antes decadente y nostálgica, se han llenado de visitantes. Oporto es la cuna del vino que lleva su nombre y cuyo comercio llenó sus calles de antiguas casas de comercio y majestuosos edificios estilo beaux arts. Pero ahora, es también una ciudad cada vez más cosmopolita, a la que llegan los mejores artistas mundiales de rock, jazz y música electrónica, donde levantan sus mejores edificios los grandes de la arquitectura portuguesa, como Álvaro Siza o Souto de Moura, y en la que el arte urbano del grafiti brilla por todas partes convertido en un lenguaje visual propio.

11. Riga (Letonia)
Pocos lo saben, pero la capital de Letonia tiene la mayor y más impresionante muestra de arquitectura art nouveau de Europa: más de 750 edificios de la capital lucen este exuberante y evocador estilo arquitectónico en las majestuosas avenidas que parten del núcleo del castillo. Basta con pasar una tarde haciendo fotos de las imaginativas fachadas del centro de Riga para descubrir su etérea mezcla de demonios chillando, deidades encantadas, flora descontrolada y diseños geométricos singulares. Además, el casco antiguo, corazón de la ciudad, es un reino de cuento de sinuosas callejas por donde hay que pasear sin rumbo. Después de perderse se descubre la verdadera esencia de la ciudad, que se puede completar con una visita al Centro Art Nouveau de Riga (y el consiguiente circuito a pie por este arte), una visita al mercado central y un paseo por Mieraiela, un barrio al norte de la ciudad donde se disfruta de la cultura moderna de cafés, vida nocturna y restaurantes.

12. Dresde (Alemania)
Desde Berlín es muy fácil llegar hasta Dresde, una de las grandes sorpresas para cualquier viajero que visite Alemania. Pocos perfiles urbanos hay tan impactantes como el de esta ciudad que, desde la orilla norte del Elba, se adivina ya majestuosa entre el mar de agujas, torres, cúpulas, palacios, iglesias e imponentes edificios; un paisaje que ya plasmaron artistas como el italiano Canaletto. La llamada Florencia del Elba fue bombardeada brutalmente en 1945 pero, sus edificios históricos fueron restaurados y hoy es una ciudad no solo bella, sino animadísima, con la única competencia de la noche berlinesa en toda la Alemania Oriental. Es fácil de recorrer porque los lugares de interés se agrupan en la compacta Alstadt (ciudad vieja) en la orilla sur del Elba. Desde allí se cruza el río para ir a la Neustadt, que no sufrió tanto en la II Guerra Mundial y que hoy es el distrito de marcha. Sus museos y palacios son increíbles y de visita obligada: el Albertinum, la Residenzchoss (Palacio Residencial) y los llamados “tres grandes”: el palacio Zwinge, la Semperoper (ópera) y la iglesia Frauenkirche. Y eso sin contar con el impresionante conjunto arquitectónico de la Terraza de Brühl, los castillos del Elba en la ladera de Loschwitz, el barrio residencial de villas de Blasewitz y la ciudad jardín de Herellau.

Libros relacionados
Enlaces relacionados
Lyon, Musée des Confluences
Goteburgo, Mölndals stadstmuseum
Oporto, Casa da Música
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
GeoPlaneta, 01/12/2014

NUEVO NÚMERO DE LA REVISTA LONELY PLANET TRAVELLER

El número de diciembre de Lonely Planet Traveller te lleva hasta la inspiradora y siempre entusiasta capital británica.

1260_1_Para-la-web-LP85.jpg
© Lonely Planet Traveller

Viajamos a Londres para disfrutar de la capital británica como seguramente nunca antes lo habrás hecho. Para ello, te proponemos 21 planes con experiencias únicas. Nos adentramos en las calles de Quito, la primera ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco para desgranarla barrio a barrio. Nos detenemos en Laos y analizamos esta enigmática nación del Sudeste Asiático modelada por poderosas potencias externas. Conocemos las mejores formas de disfrutar del frío con una selección de escapadas invernales en los mejores destinos de Europa. Y en Tarragona encontramos la quintaesencia del vino, donde el amor por la tierra, la fe y la suerte definen unos viñedos que nacen entre montañas, sierras y la brisa mediterránea de la Costa Daurada.

Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
Planeta Cómic, 19/11/2014

Cómics para diciembre 2014

1256_1_DICIEMBRE.indd01.jpg

Planeta Cómic sigue a toda marcha después del éxito del Salón del Manga de Barcelona, por lo que toca anunciar las novedades previstas para diciembre. Desde Norteamérica nos llegará una nueva y esperada entrega de Saga, una verdadera maravilla gráfica. Star Wars vendrá repleto de lanzamientos galácticos, como el Estuche Vader e hijos o la Guía Ilustrada Teme a los Sith. 

Las obras de Producción Propia estarán magníficamente representadas con dos títulazos: Midnight Endurance. Además, podremos disfrutar de más aventuras de nuestro eterno guerrero Conan o bien podremos temblar con la tercera parte de Zombies, la versión francobelga del mito de los no muertos. Finalmente, el Manga firmará las continuaciones de algunas series en curso, como Vinland Saga, Dragon Ball color o Detective Conan

Hasta aquí el breve, pero intenso, repaso a los lanzamientos, más información de cada uno de ellos en el link adjunto. 

Enlaces relacionados
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
Planeta Cómic, 07/11/2014

Planeta Cómic nuevo nombre de Planeta DeAgostini Cómics

1245_1_guia_estilo_LOGO_PLANETA_COMIC.jpg

Planeta DeAgostini Cómics, una de las editoriales históricas en el mundo de la historieta en España, cambia su denominación y pasa a llamarse Planeta Cómic, recuperando uno de sus nombres originales. De esta manera, Planeta Cómic se convierte en el sello de referencia en la edición de cómic y novela gráfica del Grupo Planeta. Bajo este nuevo distintivo, afianza y renueva su apuesta por este género, con el ánimo de satisfacer a todos los lectores y ampliar el alcance de su catálogo. La nueva marca aparecerá de forma progresiva en los libros que se lancen a partir de enero de 2015.


Actualmente, Planeta Cómic ofrece un atractivo y exitoso abanico de manga japonés, con superventas como Naruto, Inazuma Eleven, One Piece Dragon Ball u obras brillantes como Fénix Monster.


Además, cuenta con una excelente aceptación por su cuidada selección de cómic independiente norteamericano, con series como Los Muertos Vivientes (origen de la televisiva The Walking Dead) o la multipremiada Saga. Cabe destacar en este apartado las publicaciones de Star Wars o Conan el Bárbaro y títulos míticos como From Hell, Juego de Tronos o Palestina, entre muchos más. Finalmente, tiene en su haber grandes firmas de la BD europea, una de las principales escuelas del sector (Millenium, Jeremiah, Murena).


El Grupo Planeta es el primer grupo editorial del ámbito de habla hispana, el segundo en Francia y uno de los ocho primeros grupos editoriales del mundo. Es también uno de los tres primeros grupos de comunicación en España, y un claro referente en el ámbito de formación.


¡Gracias por leernos desde hace más de 30 años!



Nota sobre las publicaciones impresas: Las series de final cercano en 2015 seguirán con el logo Planeta DeAgostini. Las series en curso abiertas, las series nuevas y entregas únicas cambiarán de pie editorial a Planeta Cómic a partir de enero 2015. En el lomo, la bola de Planeta DeAgostini y la de Planeta son muy similares y casi no se apreciará el cambio.


WEB Y REDES SOCIALES


WEB
: www.planetacomic.com
BLOG: www.planetadelibros.com/blog/comics/
FACEBOOK: www.facebook.com/PlanetadComic
TWITTER: www.twitter.com/PlanetadComic
INSTAGRAM: www.instagram.com/planetadcomic
YOUTUBE: www.youtube.com/user/PdaComics
TUENTI: www.tuenti.com/pdacomics
PINTEREST: www.pinterest.com/pdacomics/

Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
Planeta Cómic, 06/11/2014

Cómics para noviembre 2014

1243_1_NOVIEMBRE_Novedades_Planeta_Comic01.jpg

Hace nada que estábamos en bañador y ya nos toca hablar (recién bautizados) de las novedades de Planeta Cómic previstas paranoviembre. Desde EEUU, aterrizarán dos obras míticas: Los Muertos Vivientes The Shadow. Con creación propia, tendremos la versión gráfica de la exitosa novela de Dolores RedondoEl Guardián Invisible, gracias al arte de Ernest Sala. Por su parte, la mejor saga estelar de todos los tiempos, Star Wars, aportará 3 títulos. 

Además, los cómics clásicos estarán representados por el gato más gracioso del mundo occidental: Garfield. Nuestro incombustibleConan Rey será El Conquistador  y la colección maestra Trazado tendrá el honor de ser ampliada con una nueva entrega del Fénix deOsamu Tezuka

Finalmente, el Manga japonés no descansa tras su fiesta en Barcelona y suma nuevas aventuras de las estupendas series shônen y seinen en curso: One Piece, Dragon Ball color, Tales of Xillia y Billy Bat.

Más info en el link adjunto :)

Enlaces relacionados
Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
GeoPlaneta, 03/11/2014

LAS 10 CIUDADES IMPRESCINDIBLES DE 2015

Guía para urbanitas viajeros: desde Washington a Toronto, vía Milán
Tras semanas de animado debate entre los autores trotamundos de Lonely Planet, los editores y la gran familia de viajeros conectada por Internet, se ha conseguido una lista final de las mejores ciudades para visitar en 2015. Algunas están escandalosamente infravaloradas, otras tienen algo que celebrar en este año y otras más han vivido una transformación tan imponente que apenas resultan reconocibles.

1235_1_Austria,-Viena-1161171064_4.jpg
Viena
© Pepe Barrios

1. WASHINGTON, EE UU

Una celebración de la historia

Washington es una de las principales ciudades del mundo en cuanto a museos y monumentos, y la Smithsonian Institution, con 19 museos, un zoo y varios centros de investigación, es uno de sus mayores reclamos. Este año también se celebra el 150º aniversario del asesinato de Abraham Lincoln, y se hará con toda la pompa esperable. También se están preparando varias estructuras multifuncionales, como el CityCenterDC, en el centro, o The Yards, en una antigua zona industrial del río Anacostia. Ambas deberían inaugurarse en parte a lo largo de 2015, acompañadas de viviendas, hoteles, tiendas y espacios públicos que están transformando el paisaje urbano. Además, acaba de inaugurarse el Monumento a los Veteranos de la Guerra Discapacitados de por Vida. En 2016, el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana será el primer museo que abre la Smithsonian en más de una década, y el único museo nacional del país dedicado a la cultura afroamericana. Si a todo eso se le suma una animada oferta de bares gay, estupendos restaurantes étnicos (por ejemplo, etíopes) y una asentada oferta de artes escénicas en escenarios como el Kennedy Center, la oferta de la capital estadounidense adquiere un nuevo nivel.

2. EL CHALTÉN, ARGENTINA

Una capital del senderismo que hay que visitar antes de que crezca

Si tomamos un imponente monte Zermatt, le damos una nueva dimensión, lo llenamos con una variopinta colección de artesanos, emprendedores y estudiantes, añadimos unos cuantos gauchos y soltamos algún ciclón nos acercaremos al ambiente de la ciudad más nueva de Argentina (aunque decir “ciudad” quizá sea exagerar un poco). Está situada a los pies del escarpado monte Fitz Roy, de 3405 m, y la enigmática cumbre helada del Cerro Torre (3102 m), rodeada de las 726 927 hectáreas de preciosos glaciares, picos, lagos, bosques y cascadas del Parque Nacional Los Glaciares, declarado Patrimonio Mundial. Con todo ello, y con el segundo mayor bloque de hielo fuera de las regiones polares, el misterioso y agreste Campo de Hielo Sur, no es de extrañar que Chaltén se haya convertido en poco tiempo en la capital argentina del senderismo. Y en 2015 cumple su 30º aniversario.

Aún conserva un ambiente relajado, a lo que contribuye su vía principal algo desaliñada, sus calles secundarias sin asfaltar y la falta de cobertura móvil. Que nadie se engañe: el gran reclamo son los glaciares, pero quien no quiera caminar o ascender montañas puede montar a caballo, ir en bicicleta, salir a pescar o sentarse a disfrutar de una cerveza artesana.

3. MILÁN, ITALIA

Una expo de comida, bebida y cultura

Milán es una ciudad de gran riqueza y de una elegancia casi extrema, con banqueros que salen a la calle con unos zapatos que cuestan más que un ordenador, ricas señoras con bolsos de Prada y unos cardados profesionales, o ancianas que pasean sus caniches mini por Via della Spiga. Pero en 2015 la segunda ciudad más grande de Italia abrirá las puertas a todo tipo de viajeros. La Expo 2015, la última de las ferias mundiales que se celebran desde mediados del s. xixse celebrará entre mayo y octubre y se centrará en la comida, haciendo especial énfasis en la agricultura sostenible y la nutrición en todo el mundo. El recinto, de 1 100 000 m2, reproducirá una ciudad romana clásica, con avenidas simétricas, un canal y un enorme lago artificial rodeado de pabellones. Se podrá explorar el “barrio de la comida del futuro”, ver demostraciones de cocina, pasear por una plaza llena de músicos y bailarines callejeros o participar en catas de vinos. En los últimos años, las ferias mundiales han introducido o popularizado alimentos ahora omnipresentes como el algodón de azúcar, los conos de helado o las hamburguesas. Así que hay que ir a Milán para descubrir qué comeremos dentro de 50 años.

4. ZERMATT, SUIZA

Un aniversario de altura

Desde finales del s. XIX, senderistas, montañeros y esquiadores han babeado al llegar ante el inmenso Matterhorn, que se eleva por encima de Zermatt. Pero el efecto será aún mayor en 2015, cuando esta lujosa estación de esquí celebre el 150º aniversario de la primera ascensión a su mágica montaña. El escalador inglés Edward Whymper consiguió llevar a su equipo de siete personas hasta la cima del Matterhorn (4478 m) el 14 de julio de 1865, aunque cuatro de ellos murieron en el descenso por la pared norte, al romperse una cuerda y caer 1200 m. La agridulce tragedia supuso un impulso meteórico para Zermatt, que se convirtió en una de las estaciones de montaña más atractivas del mundo. En julio, en ocasión del aniversario se abrirá la Hörnli Hut, colgada de la montaña a 3260 m, en la base del Matterhorn. Pero los que no escalen no tienen que apurarse: en la población de Zermatt mismo se abrirá un imponente escenario al aire libre para recrear la histórica ascensión de Whymper (y su desastroso descenso). ¿De fondo? La montaña, por supuesto.

5. LA VALETA, MALTA

450 años del gran sitio

En los últimos años ha vivido una completa reforma arquitectónica, no siempre al gusto de los lugareños. La inyección de arquitectura contemporánea incluye la elegante nueva puerta de la ciudad, obra de Renzo Piano, el edificio del parlamento, también del italiano, con una fachada de piedra cortada al láser, y su auditorio al aire libre, con un esqueleto de metal sobre las ruinas del Teatro de la Ópera. Una serie de edificios del s. xvii, bien conservados, flanquean una cuadrícula de bonitas calles al final de las cuales se extiende un mar azul cobalto. El contraste entre lo viejo y lo nuevo es lo que hace que las recientes incorporaciones de Renzo Piano resulten más impresionantes. Este año La Valeta conmemorará los 450 años desde el Gran Sitio. En 1565, un escaso número de caballeros de la Orden de Malta resistieron al ejército turco en un enfrentamiento encarnizado, con muchos trucos sucios y un gran derramamiento de sangre en ambos bandos. El recuerdo será especialmente intenso el 8 de septiembre, Día de la Victoria, precedido por una misa conmemorativa y una velada literaria.

6. PLOVDIV, BULGARIA

Una joya que emerge tras ocho milenios

Plovdiv ofrece uno de los cascos antiguos más bonitos de Europa, con los espectaculares montes Ródope al fondo, miles de tesoros históricos, una animada vida nocturna y un peculiar sentido del humor. Existen numerosos motivos para explorar la segunda ciudad de Bulgaria, pero Plovdiv siempre ha pasado desapercibida. Aun así, en las últimas décadas se ha convertido en una ciudad moderna y viva: sus notables ruinas (incluido un anfiteatro en el mismo centro del barrio comercial) fueron excavadas a ritmo lento durante los años 1970 y 1980. Y con la llegada del nuevo siglo, muchos edificios clásicos que habían ido acumulando polvo han sido restaurados con gran esmero para convertirlos en museos, restaurantes y hoteles. Por fin Plovdiv ha salido del capullo, para mostrar sus encantadoras calles adoquinadas, sus exquisitas casas pintadas, sus mercados de artesanía, sus museos y sus tentadoras compras a buen precio. Y ha valido la pena la espera.

7. SALISBURY, INGLATERRA

La Carta Magna celebra su 800º aniversario

Salisbury ha sido considerada durante demasiado tiempo una escala corta de camino a Stonehenge. Pero seguro que en 2015 los viajeros dedican más tiempo a esta ciudad típicamente inglesa, coincidiendo con la celebración del 800º aniversario de su mayor tesoro. La Carta Magna, jurada y firmada a orillas del Támesis en 1215 para limitar el poder real y establecer los derechos del pueblo, ha inspirado movimientos de justicia y libertad en todo el mundo. LaCatedral de Salisbury, donde se encuentra el ejemplar original mejor conservado (los otros dos están en la British Library de Londres y en el castillo de Lincoln), será el centro de las celebraciones. Se inaugurará una exposición nueva, acompañada de una serie de conferencias, celebraciones religiosas, un festival floral y mucho más. Será difícil encontrar un momento mejor para visitar Salisbury que el año en que las calles cobren vida celebrando la libertad universal del hombre.

8. VIENA, AUSTRIA

La llamada de la Ringstrasse

Un anillo como este es para toda la vida. El emperador Francisco José lo tenía claro, y en 1865 el último monarca de peso de los Habsburgo mandó construir su gran obra arquitectónica, la Ringstrasse. El “Ring”, un bulevar que deja pequeño a cualquier otro, se convirtió en un elegante lazo que rodea el centro histórico de Viena, uniendo lugares de interés tan destacados como el neogótico Rathaus o la neorrenacentista Staatsoper, con su aspecto de tarta de bodas. Tanto cambió el aspecto de Viena que, 150 años más tarde, el “Ring” sigue siendo la principal atracción de la ciudad. En 2015, una serie de eventos y exposiciones potenciarán el ambiente festivo, por no hablar de la celebración del festival de Eurovisión. Nada de compromisos ni fronteras sociales: esta es una ciudad donde se puede ir de marcha en dirndl (el vestido tradicional), hablar de ópera en un puesto de salchichas o vivir un cuento de hadas en pleno s. xix. Y con la finalización de la nueva Hauptbahnhof, en 2015, llegar a la capital austríaca será más fácil que nunca. Viena es para disfrutarla.

9. CHENNAI, INDIA

Descubrir la otra megalópolis india

La capital del bochornoso sur de la India siempre ha sido considerada una ciudad de paso, en lugar de un destino con interés propio, pero sus habitantes esperan que eso cambie en 2015. Con la apertura del Chennai Metro Rail, la primera red de transporte de pasajeros integrada de la India, Chennai espera aumentar su atractivo internacional. Desde luego, los nuevos trenes, rápidos, frecuentes y climatizados, transformarán la experiencia de explorar esta cálida y húmeda metrópolis que, además, tiene mucho que ver: templos dravidianos cubiertos de estatuas, escuelas de danza clásica india, fascinantes museos, fortificaciones e iglesias de la era británica, una playa de 3 km atestada noche y día y el segundo centro de producción cinematográfica de la India, en el barrio de Kodambakkam, también conocido como “Kollywood”.

10. TORONTO, CANADÁ

Para todos los públicos

La ciudad más multicultural del mundo, una vibrante megalópolis donde se hablan más de 140 idiomas, promete más vida aún en 2015, cuando espera recibir 250 000 visitantes en ocasión de los Juegos Panamericanos. En preparación para el evento multideportivo internacional, que costará 1 500 millones de dólares canadienses, se han lanzado numerosas obras públicas, entre ellas el esperado tren Union Pearson Express, que comunicará el aeropuerto con el centro en 25 minutos, facilitando como nunca la visita a las delicias culinarias y culturales de los diversos barrios de la ciudad. Es de esperar que 2015 sea otro año de gran actividad para sus fantásticos restaurantes. Y los noctámbulos adorarán la ciudad: la influencia de las cercanas Nueva York y Montreal la mantiene siempre en la vanguardia, con abundante música en directo, sea en pequeños tugurios, en bares locales o en salas de conciertos.

Compartir
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:
Noticias por página:
del 1 al 10 de 819 noticias
 
1 2 3 4 5 6 7 ... 82
FACEBOOK
PINTEREST
Síguenos enSíguenos en Pinterest