Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
Planeta de Libros
Paul Bogard

Paul Bogard

La tierra bajo nosotros

La tierra bajo nosotros

Paul Bogard

El peso de las huellas de nuestras ciudades.

Sinopsis de La tierra bajo nosotros

Hace 25 años, el mundo producía 3 toneladas anuales de cemento
por persona. Ahora la cifra alcanza las 5 toneladas. A medida que
nuestras ciudades, suburbios y pueblos se expanden, la propagación
implacable del pavimento sobre el que caminamos, construimos y
dentro del cual vivimos nos separa del terreno natural, encubre la
fuente de nuestros alimentos, del agua y la energía, y también de la
biodiversidad del suelo que sostiene nuestra vida.
La Ciudad de México es el lugar perfecto para pensar en las
consecuencias de esta hiperpavimentación e hiperconstrucción. Bajo
el peso combinado de 21 millones de personas y todo su concreto,
la capital mexicana se desploma rápidamente… Y no solo seguimos
pavimentando más superficies: asfixiamos nuestro suelo fértil,
acabamos con su vida, y es este un acto totalmente irreversible. Una
vez que cubrimos el suelo con concreto o asfalto, lo hemos perdido. Es
suelo muerto.
En este libro francamente imprescindible, Paul Bogard recorre varias
metrópolis modernas, entrevista a personajes admirables, visita
algunos de los pocos pueblos autóctonos que todavía existen, y
también nos habla del pasto de nuestros domesticados jardines,
de los campos de golf, de la agroindustria, del fracking...… y de
las funestas consecuencias que tienen para la tierra de la que,
paradójicamente, dependemos para sobrevivir.
«Aunque muchas veces nos dicen
que “miremos hacia arriba” para encontrar a Dios…
la verdad de la Creación es que Dios está cerca...
en la tierra bajo nuestros pies».
— N o r m a n W i r z b a