Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
Planeta de Libros
Ir al recomendador
Sergio Sinay
 ©Alejandra Lopez
©Alejandra Lopez

Sergio Sinay

Sergio Sinay nació en Buenos Aires en 1947. Escritor y periodista, con formación en sociología y psicología existencial, creó la revista Persona, dirigió Hombre (en su versión original), Magazine, la revista mexicana Expansión y la revista dominical del diario Clarín. Fue también secretario de redacción de la revista Perfil y jefe de redacción de las ediciones iberoamericanas de Selecciones del Reader’s Digest. Actual columnista del diario La Nación, de la revista Sophia y de la publicación española Mente Sana, produce su propio sitio (www.sergiosinay.com) y es autor de best sellers como La masculinidad tóxica, La sociedad de los hijos huérfanos, La palabra al desnudo y Vivir de a dos. En Paidós ha publicado: La felicidad como elección (2011), ¿Para qué trabajamos? (2012) y El apagón moral (2013).

Intoxicados

Intoxicados

Sergio Sinay

¿Cómo nos afecta el caudal abrumador de información que recibimos día a día?

Sinopsis de Intoxicados

Durante el día recibimos una cantidad de información y estímulos que supera los cinco mil impactos. Terminamos repitiendo frases sueltas que escuchamos y compramos cosas, pensando que elegimos por nuestra cuenta. En realidad, estamos obedeciendo a estrategias de marketing prediseñadas con datos que nosotros mismos brindamos cuando estamos en la Red.
Gran parte del día lo pasamos frente a pantallas, ya sea como receptores pasivos o participando activamente. ¿Cómo nos afecta este caudal abrumador de información? Nos puede generar ansiedad, aislamiento y también desinformación, abulia intelectual e ignorancia.
En Intoxicados, Sergio Sinay propone un camino para no perdernos entre los millones de bytes que nos rodean y, además, hacer un uso inteligente de la tecnología. Para dejar de ser usuarios que acrecientan el caudal de información que circula cada día por la Red y salir del lugar solitario, de aparente confort, en el que nos podemos encontrar detrás de una pantalla y alejados de la gente, y de la vida real.