Dice el refranero que quien tiene un amigo, tiene un tesoro. Y de hecho es así. Una amistad no siempre se puede comprender desde fuera, de hecho muchas veces encontramos relaciones del todo improbables y acaban siendo las más duraderas, o cuántas veces nosotros mismos nos hemos sorprendido riendo a carcajadas y compartiendo confidencias con alguien que al principio no nos caía ni medio bien. Pero eso es lo bonito de las amistades. Pueden ser insospechadas, pueden ser extrañas, pueden ser a distancia o pueden ser una broma que sólo tú y tu amigo comprendéis. Pero no hay duda de que tener un círculo de personas de confianza es una de las experiencias más enriquecedoras que podemos vivir.

Y como somos lectores y lo nuestro siempre se expande a lo literario, en el post de hoy te traemos algunos de esos duetos históricos, a veces cómicos, a veces simplemente únicos en formato libro. ¿Con cuál de estas 15 relaciones de amistad te identificas más? ⤵️


1) Sherlock Holmes y Doctor Watson

Podría hacerse un tratado de los mejores libros sobre la amistad... Pero con sólo leer algunas de las páginas en la historia de Sherlock y Watson ya nos podemos hacer una idea muy exacta de qué significa de verdad la palabra "amistad". Podría parecer lo contrario, si juzgamos por algunos de los ácidos diálogos que se intercambian los protagonistas, pero su conexión es tan genuina que ni siquiera hace falta que ellos la reconozcan para sí mismos, para que exista. Las acciones a lo largo de los libros hablan por sí solas. Así que si aún no has leído nada de Sir Arthur Conan Doyle, creemos que ésta es tu señal para que lo hagas. ;)

2) Emma Woodhouse y Harriet Smith 

Emma es una adinerada joven cuya principal distracción es la de hacer de casamentera para sus amistades y conocidos. Su autora, Jane Austen, la concebía de una forma particular: «voy a elegir una heroína que, excepto a mí, no gustará mucho».

Aunque si nos adentramos en las páginas de esta obra cómica ubicada en la época de la Regencia, descubriremos que hay espacio para que Emma despierte simpatías. Llega a la vida de la joven una muchacha de origen más humilde, Harriet Smith, que poco a poco se convertirá en una conexión real y verdadera para Emma. También pasan muchas cosas más, ¿pero qué gracia tendría que te las contáramos? 

3) Phileas Fogg y Passepartout

La vuelta al mundo en 80 días es una novela de Julio Verne de 1872, aunque sigue siendo muy actual. De hecho no faltan las reediciones y adaptaciones de la historia de Phileas Fogg, hasta el punto que hemos podido ver a sus personajes incluso en formato de dibujos animados. 

Phileas Fogg es un adinerado y algo excéntrico miembro de un club de caballeros que tiene un reto por delante: dar la vuelta al mundo en ochenta días, ni un segundo más. Poco sospecha que sus aventuras pondrán en su camino cantidad de obstáculos y de personas que, muy a su pesar, se convertirán en auténticas amistades. Como su criado de origen francés, Passepartout. Empieza el viaje siendo un empleado, pero una aventura así acaba cambiando mucho su dinámica. Por eso creemos que merece estar en este top de libros sobre la amistad. 

4) Tom Sawyer y Huckleberry Finn

Mark Twain escribía entre 1876 y 1878 uno de los clásicos por excelencia de la literatura mundial. Su protagonista es un muchacho huérfano llamado Tom, a quien acompañamos en sus aventuras durante unos meses. Como lectores viviremos anécdotas divertidas y otras que no serían del todo apropiadas para un menor de edad como Tom. Sea como sea su punto de vista único siempre destaca y, en el camino, encontrará a aliados como Huckleberry Finn, también conocido como Huck.

No te contaremos mucho más porque la gracia está en que descubras tú mismo esta aventura y esta amistad, pero sí te diremos que mucho de lo sucedido tiene sus raíces en la propia infancia de Mark Twain: los protagonistas de la novela viven en un pueblo ficticio a la orilla del río Mississippi, un pueblo inspirado en Hannibal, el lugar en el que pasó sus primeros años. Y si te quedas con más ganas de aventura, que sepas que en 1884-1885 Twain escribía Las aventuras de Huckleberry Finn, donde recuperamos al personaje que acompaña a Tom Sawyer. 

5) Jo March y Laurie

Sobre Mujercitas hay mucho que decir. Es una de las obras capitales de la literatura y le sobran los motivos. Su autora, Louisa May Alcott, la escribió basándose en su propia experiencia de crecer junto a sus hermanas en una casita de Concord, Massachusetts. Bastaron dos meses y medio para que Alcott escribiera esta historia y, nada más ser publicada, ya fue catalogada como un "clásico". Era 1868 y Mujercitas vendió dos mil copias en su primera edición. De hecho fue tal su éxito que más tarde la autora escribía una segunda parte (Aquellas mujercitas, 1869) y son estas dos partes las que nos han llegado como el clásico esencial que conocemos. 

¿Y qué decir sobre Jo March y Laurie? De las hermanas, ella es la más independiente, audaz, aburre las convenciones y le apasiona escribir. Laurie (también llamado Teddy) es el vecino joven y rico, sobreprotegido por su abuelo, encantador y algo travieso. En cuanto conoce a Jo en una fiesta la conexión que surge entre los dos es automática. E irá creciendo a medida que Jo le introduce en las costumbres y actividades de su familia. En determinado punto de la novela la amistad entre Laurie y Jo dará un giro pero, ¿no es mejor vivirlo en primera persona? Te dejamos con la lectura. ❤️

6) Ismael y Queequeg

Herman Melville nos daba en 1851 la historia más universal protagonizada por una gran ballena blanca. Moby Dick es la historia de la persecución obsesiva de un cachalote por parte del ballenero Pequod. Y puede que te sorprenda pero hay un par de episodios en la historia de la pesca que sirven de base para el relato de Melville: uno tuvo lugar en 1820, cuando un cachalote hundía el ballenero Essex y sus tripulantes quedaban a la deriva en el Pacífico. Sus supervivientes narraron lo sucedido. Y otro precedente, el más destacado, es lo que sucedió en 1839 en las cercanías de Chile, en la isla de Mocha. Un cachalote blanco al que apodaron Mocha Dick merodeaba la zona e hicieron falta décadas y la unión de varias tripulaciones para darle caza. La relación de este cetáceo «de tamaño y fuerza prodigiosa, blanco como la lana» tiene mucho que ver con el clásico literario de Melville. 

Junto a Moby Dick comparten protagonismo los tripulantes del Pequod, los responsables de darle caza a este monstruo marino. Y destacamos la relación de Ismael y el arponero Queequeg, quienes se embarcan en la aventura sin saber que Moby Dick será su misión. Desde que el narrador Ismael y el arponero polinesio ponen un pie en el barco, su relación no dejará de crecer. Y te dejamos a ti averiguar el resto. 

7) Mary, Dickon y Colin

Vamos ahora con un clásico de la literatura infantil, El jardín secreto, obra de Frances Hodgson Burnett. En sus páginas nos encontramos con la historia de Mary, una niña india que queda huérfana después de que una epidemia de cólera se lleve a toda su familia. 

Sin nada ya en la Índia, la joven es enviada a Reino Unido junto a su tío rico Archibald Craven, viudo y con un hijo gravemente enfermo. Su mansión de Yorkshire será el escenario de los nuevos días de Mary, un escenario donde se debe enfrentar a una despiadada ama de llaves (la señora Medlock), pero donde también surgen nuevas relaciones: Mary conoce a Colin, su primo discapacitado y caprichoso; y a Dickon, el ingenuo y bondadoso protector de los animales. Mary también conocerá a Petirrojo, un pájaro que se convertirá en su mejor amigo y que le revelará el paradero de la llave que abre la puerta al jardín secreto. En este jardín las relaciones entre estos tres niños crecerán hasta convertirse en auténticos ejemplos de lo que significa la amistad. 

8) Pippin y Merry

Y no podía faltar la fantasía en esta lista, por supuesto. En especial si nos ocupa uno de los mayores escritores del género, J. R. R. Tolkien, y el bastísimo escenario que es la Tierra Media y la historia del anillo único de poder. El éxito de esta historia está fuera de discusión. Desde que se publicaran los títulos originales, se han sumado nuevos títulos para responder a la curiosidad de los fans sobre el origen de las famílias, la composición de la Tierra Media o los hechos históricos más destacados (en este post puedes encontrar el orden de lectura recomendado para adentrarte en el universo de Tolkien, por cierto). No sólo eso. El furor es incluso mayor desde que vimos cómo este mundo fantástico cobraba vida en las películas de Peter Jackson o, más recientemente, no dejamos de alucinar con el tráiler de la serie para Amazon Prime Video y todo lo que nos espera. 

Y gran parte de este entusiasmo se lo debemos a los personajes, a esos hobbits entrañables y peleones que nos robaron el corazón en la primera página. Lo de Merry y Pippin además es espíritu de aventura, ya que salen de la Comarca empujados por sus ganas de descubrir. Y entre peligros y momentos más divertidos, descubrimos por qué este par de hobbits pelirrojos tenían que salir en este post. ¿Y quieres saber una curiosidad? Originalmente Pippin moría en la batalla de Morannon. Pero el amigo de Tolkien, el también escritor C. S. Lewis, vio el potencial que tenía este personaje y convenció a Tolkien para que lo mantuviera en la historia. Y el resto ya sabes cómo sigue. ;) 


9) Don Quijote y Sancho Panza

Don Quijote es sin duda uno de los personajes más célebres de La Mancha. Aunque habite en el campo de la ficción. Este clásico imprescindible de Cervantes que veía la luz en 1605, venía para dejarnos pasajes y personajes que nos iban a acompañar mucho tiempo después. De hecho no es extraño dar en la lengua castellana con expresiones que nacen entre las páginas de Don Quijote de la Mancha («no dejar títere con cabeza», «segundas partes nunca fueron buenas» o «quijotada»). 

Y aunque el ingenioso hidalgo que protagoniza esta novela se tiene por el personaje más importante que ha habitado la tierra, lo cierto es que a medida que avanzamos en la lectura la figura de Sancho Panza se convierte en igual de importante. Sus expresiones, su sentido común o su sorna convierten a Sancho en el contrapunto perfecto a las majaderías del caballero. Y su amistad es ya una de las más relevantes en la historia de la literatura.

10) Andrea y Ena

Con sólo 23 años Carmen Laforet escribía una de las novelas capitales de la literatura española, considerada recientemente como la mejor novela española del siglo XX. Si no la has leído, te invitamos a hacerlo porque no va a decepcionarte. 

Su protagonista es Andrea, una joven que llega a Barcelona para estudiar Letras en la universidad. Decidida a empezar de verdad su vida, a dejar atrás los duros años de la Guerra Civil y a luchar por sus pasiones, Andrea se verá atrapada en un piso lleno de gente y de miserias de las que es difícil escapar. El contrapunto luminoso es su vida en la universidad, entre clases, donde todo es fresco y nuevo. Y donde conoce a Ena, una chica adinerada que se convertirá en su mejor amiga. Junto a Ena, Andrea descubre que la ansiada libertad que persigue está más cerca de lo que cree. Si consigue escaparar de la sordidez del piso en la calle Aribau. 

11) Daniel Sempere y Fermín Romero de Torres

Un amanecer de 1945, un muchacho es conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de la ciudad vieja: El Cementerio de los Libros Olvidados. Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambia el rumbo de su vida y le arrastra a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad.

La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón es un misterio literario ambientado en la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, desde los últimos esplendores del Modernismo hasta las tinieblas de la postguerra, donde Daniel Sempere cruzará caminos con personajes tan insospechados como Fermín Romero. Le conocemos como un mendigo locuaz, que afirma haber estado preso en los sótanos de Montjuïc por su relevante papel de espía antes de la Guerra Civil. «Yo era el hombre de Macià en La Habana», afirma. A medida que el relato avance, la relación de Fermín y Daniel también lo hará y descubriremos la auténtica identidad de Romero. Bueno, algo ya sabemos: será un amigo clave para Sempere. 

12) Unai López de Ayala y Estíbaliz Ruiz

Seguramente no catalogaríamos de entrada El silencio de la Ciudad Blanca como una novela sobre la amistad,... y sin embargo este par reclama su puesto en el post. Si aún no conoces la trilogía de la ganadora del Premio Planeta Eva García Sáenz de Urturi, te recomendamos encarecidamente que te sumerjas en ella. En especial si eres un fan del thriller. La historia te va a fascinar. 

En la Trilogía de la Ciudad Blanca descubrimos una ciudad aterrorizada por el regreso de unos asesinatos rituales. Un thriller hipnótico cuyas claves descansan en unos misteriosos restos arqueológicos y que nos lleva a ponernos en la piel de Unai López de Ayala —alias Kraken—, un joven inspector especializado en perfiles criminales y que se obsesionará con prevenir los asesinatos. Comparte obsesión con Estíbaliz Ruiz de Gauna, experta en Victimología, compañera y amiga de Unai. El caso les unirá y la palabra amistad se irá forjando a medida que avanzamos en los capítulos. Mientras, la amenaza sigue ahí fuera... 

13) Sira Quiroga y Rosalinda Fox

Una traición y dos guerras devastaron su pasado. Una identidad encubierta la precipitó al futuro. Y una novela bastó para que nos enamoráramos perdidamente de Sira Quiroga y ese carácter único que la lleva a superar los obstáculos, por adversa que sea la situación.

El tiempo entre costuras, de María Dueñas, es uno de los mayores éxitos editoriales de los últimos tiempos y, la verdad, entendemos por qué. La trayectoria de su protagonista, su evolución como personaje... es fascinante. Y Sira Quiroga no sería la misma sin las personas que se cruza en su camino. Tanto por aquellas traiciones que la obligan a hacerse más fuerte como por esos apoyos que la impulsan a avanzar. Y aquí hablamos, claro, de Rosalinda Fox. Es de un mundo muy distinto al de Sira, independiente y cosmopolita, y trabaja para el servicio secreto británico. De hecho se basa en un personaje histórico del mismo nombre, de quien Churchill afirmaría que «cambió el curso de la guerra».

A lo largo de las dos novelas que componen esta historia (El tiempo entre costuras y la reciente Sira) veremos cómo evoluciona la relación entre las dos mujeres. Tanto su amistad como el fascinante contexto histórico (y el talento único de María Dueñas para transportarnos a él) van a hacer que disfrutes mucho de esta historia. 

14) Bevilacqua y Chamorro

Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro son dos guardias civiles, compañeros de batallas y uno de los tándems de investigación más longevos de la literatura española reciente. Su creador es Lorenzo Silva y, a sus espaldas, Bevilacqua y Chamorro cuentan ya con diez casos. Como él mismo dice, llevan ya un cuarto de siglo batallando contra el crimen y parece que tienen cuerda para rato. 

Si quieres saber por qué te podría interesar sumergirte por jemplo en su último caso El mal de Corcira, dejaremos que sea otro escritor quien te dé las razones. «Lorenzo Silva retrata la Guardia Civil con un cuidado semejante al de Le Carré cuando escribe sobre el espionaje británico», afirma Antonio Muñoz Molina. 

Porque durante estos diez casos, entre pesquisas, dudas y tensiones... la relación de los dos dos agentes crece fuerte y se gana un sitio en nuestro post sobre amistades, pero también es una oportunidad excelente para sumergirnos en el pasado social y político más reciente de España. Un pasado con el que estamos conectados.  

15) Miren y Bittori

Y compartiendo telón de fondo, la lucha contra ETA, Fernando Aramburu nos regala una novela conmovedora, difícil de olvidar, sobre los últimos treinta años de la vida en Euskadi y lo complicado que puede ser cerrar algunas heridas. 

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori.

¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué traerá esta nueva convivencia? ¿Se puede olvidar un pasado que es así de crudo? A ti, lector, te dejamos por delante el camino de descubrirlo. 


Y con esta obra maestra de Aramburu llegamos al final de este post. A través de este recorrido literario viviremos vínculos complejos, conexiones que parecen de cuento, duetos que funcionan como un reloj suizo o inicios que no auguraban lo mejor... y aún así la amistad surge para demostrarnos lo poderosa que es la conexión humana, cómo tener un buen amigo puede impulsarnos hasta lugares que nos parecían inalcanzables. 

Esta selección de libros representa las mejores amistades literarias y estamos dispuestos a descubrir con cuál de todas estas amistades nos identificamos más. ¿Cuál crees que te representa más? Te leemos en comentarios. 

Valora este artículo