La reina Isabel II, la monarca con el reinado más largo de la historia del Reino Unido, ha muerto a los 96 años tras setenta años en el trono. La reina falleció en el palacio de Balmoral el jueves 8 de septiembre por la tarde, solo dos días después de su última aparición pública, para el nombramiento de la nueva primera ministra británica, Liz Truss. Con la muerte de Isabel II, su hijo Carlos se convierte en rey y su esposa, la duquesa de Cornualles, en reina consorte.

Toca, ahora, repasar la historia y valorar el legado de este largo reinado. Para ello, por suerte, tenemos muchos libros que nos pueden ayudar a conocer mejor la figura de la reina y su papel en la historia contemporánea. Entre ellos os recomendamos encarecidamente los dos volúmenes de The Crown: La historia desde dentro y La historia continúa.

Es importante tener en cuenta que no se tratan de un mero complemento a la famosa serie de Netflix que tan bien ha sintetizado los primeros años del reinado de la Isabel II y la vida de la familia real británica. Su autor es Robert Lacey, el biógrafo oficial de la realeza y consultor histórico de la serie. Por ello el valor de estos dos libros es la detallada y documentada contextualización histórica que aportan sobre los diferentes sucesos que nos muestra la serie The Crown. Y es que, con 96 años, 70 de los cuáles en el trono, la reina Isabel II protagonizó y fue testigo privilegiado de algunos de los episodios más importantes del siglo XX e inicios del XXI.

70 años de reinado

Isabel Alexandra María nació el 21 de abril de 1926. Inicialmente no estaba llamada a acceder al trono. Sin embargo, la abdicación de su tío Eduardo VIII para casarse con una ciudadana estadounidense divorciada, Wallis Simpson, convirtió a su padre en el rey Jorge VI y a la pequeña Isabel, de 10 años, en heredera directa del trono. Con la muerte de su padre en 1952, con solo 25 años, Isabel fue coronada reina.

Empezaba entonces un reinado que se alargaría 70 años. Con un gran sentido del deber, Isabel II fue capaz de dirigir con éxito a la monarquía a través de estas siete décadas de cambios turbulentos y sucesos que marcarían la historia del siglo XX

Más allá de conflictos, escándolos y pandemias

La progresiva pérdida de las colonias británicas, la entrada y posterior salida (Brexit) del Reino Unido de la Unión Europea y los escándalos familiares definieron un reinado en el que Isabel II también fue testigo de otros conflictos: el desastre minero en el País de Gales en 1966, la llegada del hombre a la luna en 1969, la caída del muro de Berlín en 1989, los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 o la pandemia de covid-19 son solo algunos de los hechos de los que la Reina fue testigo y, en gran medida, protagonista.

Uno de los momentos más polémicos de su reinado, por ejemplo, tuvo lugar en 1982, fue en la Guerra de las Malvinas. Y no hay que olvidar, por supuesto, el papel que jugó la reina en la resolución del conflicto con Irlanda del Norte. En 2011, la monarca visitó la República de Irlanda y, al año siguiente, estrechó la mano en Belfast del político del Sinn Féin Martin McGuinness, cerrando así la herida por el asesinato por parte del IRA de su pariente, Lord Mountbatten.

La Reina Isabel II y el Duque de Edimburgo

A lo largo de su vida y su reinado, Isabell II tuvo a su lado a su marido, el duque de Edimburgo. Se casaron en 1947 y permanecieron juntos hasta la muerte de él, el 9 de abril de 2021. La muerte del duque se produjo durante uno de los momentos más turbulentos para la reina: la renuncia de su nieto, el duque de Sussex y su esposa Megan Markle, como miembros de la realeza, así como las denuncias de agresiones sexuales que salpican a uno de sus hijos, el príncipe Andrés.

Un icono de la cultura popular

La reina Isabel II se había convertido en todo un icono de la cultura popular mundial. Las nuevas generaciones han podido conocer su vida a través de la exitosa serie de The Crown. Sin embargo, mucho antes de eso, Isabel II había inspirado canciones, películas y otras manifestaciones culturales que contribuyeron a alimentar su mito.

Así, ya en 1977, cuando Isabel II celebraba su jubileo de plata en motivo de los 25 años de su reinado, el grupo punk Sex Pistols lanzó su canción "God sabe the Queen". Rápidamente, y a pesar de prohibirse su emisión por la BBC, se convertiría en el himno de una generación desencantada y crítica con la monarquía. También el grupo The Smiths compuso una canción premonitoria, "The Queen is Dead".

Más recientemente, la reina Isabel salió también en un capítol de la serie Los Simpsons. Y en 2006, se estrenó la película The Queen, de Stephen Frears, por la que Helen Mirren ganó el Oscar. En la película, Mirren se ponía en el papel de la reina para explicar los sucesos que tuvieron lugar tras la muerte de Lady Di.  

La relación con Lady Di

La popularidad de la reina Isabel chocó, precisamente, con la de Diana Spencer. La que fuera la primera esposa de su hijo, el príncipe Carlos, nunca llegó a congeniar con la monarca, a pesar de haber aprobado inicialmente la relación. Los escándalos que marcaron el matrimonio -Carlos mantenía una relación con Camila Parker-Bowles aun estando casado- y su polémico divorcio enfriaron la relación de Lady Di con la reina y la familia real.

Con su trágica muerte en un accidente en París, el 31 de agosto de 1997, la reina Isabel II se vio de nuevo confrontada a la figura de Lady Di, que en aquel momento era una de las grandes celebrities y contaba con una gran popularidad entre la gente. El pueblo británico no aceptó bien el silencio de la casa real tras la muerte de Diana, por lo que la reina se vió obligada a pronunciar, siete días más tarde, un discurso televisado en el que calificó a la princesa de Gales como “un ser humano excepcional”.

La muerte de Isabel II se produce, precisamente, cuando se cumplen 25 años de la muerte de Lady Di, una fecha que muchos han aprovechado para revivir el recuerdo de la “princesa tristes”. La novela Reina de corazones, de la periodista Julie Heiland, reconstruye una vida de luces y sombras que demuestra que muchas veces, la realidad supera la ficción.

De todos estos episodios históricos podremos aprender más y muy pronto gracias a dos biografías de la reina Isabel II que llegarán a las librerías próximamente. En La Reina, el autor especializado en biografías Andrew Morton repasa no solo los episodios clave del reinado de Isabel II, sino también nos ayuda a descubrir a la mujer y su mundo.

Por su parte, el libro Isabel II, Vida de una reina, 1926-2022 de Robert Hardman, se presenta como la biografía definitiva de la reina, donde se documenta toda su vida hasta su muerte. De hecho, Hardman es periodista y analista de referencia en el Reino Unido y es considerado como una eminencia dentro de la prensa sobre la familia real inglesa. Por eso, para la realización de este libro el autor ha tenido acceso a materiales exclusivos de los archivos reales sobre la familia real y a documentos inéditos hasta ahora.

Valora este artículo