¿Es el verano la época lectora por excelencia? Con las vacaciones, los días de playa, las tardes en el parque aprovechando que los días son más largos… las oportunidades para leer se multiplican. Es el momento para avanzar con los libros que tienes acumulados en la mesilla de noche, o quizás para atreverse con algún volumen más grueso. El verano es también un buen momento para cambiar de hábitos y apostar por leer novelas clásicas.

Leer literatura clásica proporciona no pocos placeres y alicientes a los aficionados a la lectura. Con ellos, no solo podemos ocupar horas con nuestra pasión, sino que además nos permiten conocer las vidas, costumbres y mentalidad de gente del pasado que no hemos conocido, visitar lugares e imaginar cómo eran hace unas décadas, un siglo o incluso varios siglos atrás. Y por supuesto, nos pueden dar ideas y herramientas para comprender nuestro presente desde la experiencia de los que nos han precedido. 

Pero no solo eso: leer libros clásicos nos va a regalar horas y horas de diversión. Y es que, si se han convertido en novelas clásicas, ¡por algo será! Se trata de libros que saben conectar con los lectores a lo largo de la historia, y que siguen emocionando como el primer día. 

Tanto si eres un amante de la literatura clásica como si todavía no sabes por qué título empezar, ¡aquí va una lista de libros clásicos para leer en verano!


Clásicos universales

No solo hay novelas clásicas ideales para leer durante las vacaciones, también hay autores que son una apuesta segura que nunca decepciona. A continuación, te sugerimos los mejores clásicos para el verano.

Veinte mil leguas de viaje submarino

Un infalible es Julio Verne, el escritor que mejor supo imaginar el mundo del futuro y que nos ha hecho vivir las más estupendas e increíbles aventuras. 

A nosotros nos encanta especialmente recomendar Veinte mil leguas de viaje submarino. Julio Verne nos relata un viaje alucinante por el fondo marino a bordo del Nautilus, una máquina formidable y única, capitaneada por el enigmático capitán Nemo. En su tripulación, el profesor Pierre Aronnax, gran conocedor de la biología marina, su fiel criado Conseil, y un hábil arponero. Todos ellos navegarán por las más diversas regiones oceánicas en una travesía fascinante que les revelará los peligros y los valiosísimos tesoros que esconden las profundidades del mar. Desde luego, no hay aventura mejor para disfrutar de los clásicos en verano.

Vale, quizá ahora nos dices que ya te lo has leído o que prefieres iniciarte en la obra de Julio Verne con otros títulos igualmente míticos. Pues aquí va otra propuesta: puedes optar por el Viaje al centro de la Tierra y seguir al profesor Liddenbrock a través de su increíble aventura por el interior de un volcán islandés.

Y si lo que más te gusta es viajar -además de leer-, Julio Verne tiene la madre de todas las novelas de viajes: La Vuelta al mundo en ochenta días. Esta es sin duda una de sus obras más populares. En ella nos relata las peripecias de Phileas Fogg y Jean Passepartout en una carrera contrarreloj alrededor del mundo. Visitarán los lugares más lejanos y exóticos, no sin algún que otro contratiempo en el camino. ¿Llegarán a tiempo?
 

Moby Dick  

Siguiendo con grandes clásicos ideales para el verano, no podría faltar la recomendación de Moby Dick, la obra de referencia de Herman Melville, la inolvidable historia del capitán Ahab y el mítico monstruo marino.

En la nueva edición de Austral Singular se incluye una introducción a cargo de José María Valverde en la que nos afirma: «El lector, sin duda algo aturdido por su larga navegación, se encuentra abrumado en el trágico final: más adelante, cuando vuelva a abrir Moby Dick, por el comienzo o no, aunque ya sepa todo el desarrollo, no dejará de sentirse de nuevo arrastrado por la voz de Melville a navegar de nuevo, páginas y páginas. Es eso, en definitiva, lo que hace que algunas raras obras sean verdaderamente “clásicas”, esto es, inolvidables y siempre nuevas.». 

Así que ya lo ves, nos encontramos delante de un clásico entre los clásicos, de los que no vas a soltar hasta llegar a la última página. Un libro ideal para leer en verano. 

Cuentos de Hans Christian Andersen  

Si cuando hace calor eres de los que prefiere lecturas más cortas y ligeras, tenemos la recomendación ideal para ti. Los cuentos de Hans Christian Andersen no solo son breves y fáciles de leer. Es que además son una auténtica maravilla. Y ahora tienes este recopilatorio de los cuentos más emblemáticos del autor danés, en una selección realizada por la traductora Eva Liébana. 

Los relatos incluidos en esta antología son, sin duda, algunos de los mejores del autor, por algo son también algunos de los más recordados entre los niños de varias generaciones. Pregunta a tus padres o abuelos cuáles son sus cuentos de Andersen favoritos y verás que están aquí incluidos. 

En este volumen encontrarás desde perros extravagantes que conceden deseos, hasta princesas exquisitas, viajes fascinantes a lomos de una golondrina, porqueros aristocráticos y emperadores que desfilan desnudos. Todas las historias seleccionadas estimulan la fantasía y constituyen una herencia cultural de enorme valor.

Algunos de los cuentos que podrás leer son «El encendedor de yesca», «Clausín y Clausón», «La princesa y el guisante», «Pulgarcita», «La Sirenita», «El traje nuevo del emperador», «El porquero», «El ruiseñor», «El patito feo», «La pequeña cerillera», «La gota de agua», «¡Es la pura verdad!» y «Hans el Torpe». 

Emma

Hablar de grandes clásicos de la literatura y no hablar de Jane Austen es…. bueno, totalmente imposible. ¿Hay algún autor o autora que siga contando con tantos fans siglos después de haber escrito sus obras? Eso es así por la gran modernidad que Jane Austen incorporó a sus obras, en las que los juegos del amor y del destino trazan una deliciosa e ingeniosa historia. 

Para iniciarte en el universo de Jane Austen te recomendamos que empieces con Emma. Y ya te advertimos que caerás rendido a los pies de su protagonista, una joven que se dedica a hacer de alcahueta mientras ella trata de huir del amor como de la peste. Pero ya sabemos como son las cosas: chica conoce chico y….

Como estamos convencidos que tras leer Emma vas a querer seguir con las novelas de Jane Austen, apunta la siguiente que tienes que leer: Orgullo y prejuicio. En ella, Austen nos ofrece un retrato de la vida burguesa en la Inglaterra del siglo XIX, denunciando las relaciones amorosas movidas por los intereses económicos. 

Según el especialista Harold Bloom, «si la auténtica prueba para juzgar la calidad de una novela es la relectura, y los placeres que aporta la relectura, entonces Orgullo y prejuicio supera cualquier novela jamás escrita». No hay nada más que añadir, señoría.

La isla del tesoro  

Si en lugar de historias románticas eres más de libros de aventuras, te presentamos a tu nuevo autor favorito: Robert Louis Stevenson. Él es el autor de uno de los libros más emblemáticos de la literatura juvenil. Niños, jóvenes y adultos de varias décadas han disfrutado y soñado con vivir las mismas aventuras que los protagonistas de su obra más conocida, La isla del tesoro. 

Corsarios y barcos piratas, mapas del tesoro y riquezas, banderas negras con calaveras y hombres de mar dispuestos a vivir mil y una historias. Todo esto y mucho más encontrarás en esta novela ideal para el verano. 

Prepárate para conocer a Jim Hawkins, un chico normal que trabaja ayudando a sus padres, hasta que un día se ve envuelto en una aventura fascinante que jamás hubiera imaginado. No tiene otra opción: debe embarcarse con unos piratas a bordo de la Hispaniola en busca del tesoro. ¿Lo encontrará?
 

Robinson Crusoe 

Y siguiendo con historias de aventuras relacionadas con el mar, otro clásico para el verano es Robinson Crusoe. Daniel Defoe es el autor de una de las obras más emblemáticas de la literatura de aventuras. Narra las aventuras del joven Robinson Crusoe, un náufrago inglés que pasa 28 años en una remota isla tropical, donde a pesar de las muchas dificultades, logra sobrevivir. 

Pero no solo va de aventuras, pues en este libro encontrarás un mensaje lleno de inspiración sobre el afán de superación del ser humano y su necesidad de hermanamiento con sus semejantes. Si este verano no puedes hacer un viaje muy lejos, con esta novela te llevaremos a vivir una increíble peripecia en una isla desierta. 


 

Clásicos españoles

La literatura española nos ha dado también grandes clásicos indispensables que todo buen lector debe conocer. A continuación te recomendamos algunas novelas españolas ideales para las vacaciones

El camino  

Empezamos con una de las obras clave del vallisoletano Miguel Delibes. Daniel el Mochuelo intuye a sus once años que su camino está en la aldea, junto a sus amigos, sus gentes y sus pájaros. Pero su padre quiere que vaya a la ciudad a estudiar el bachillerato. A lo largo de la noche que precede a la partida, Daniel, insomne, con un nudo en la garganta, evocará sus correrías con sus amigos a través de los campos descubriendo el cielo y la tierra, y revivirá las andanzas de la gente sencilla de la aldea. 

La mirada infantil del protagonista de El camino nos permite conocer toda una impresionante galería de personajes, y hacerlo con una sonrisa en la boca. Pues esta novela propone una feliz evocación de un tiempo cuyo encanto y fascinación advertimos cuando ya se nos ha escapado de entre los dedos. Humor, nostalgia, poesía, El camino lo tiene todo para convertirse en tu próximo clásico favorito. 

Romancero gitano 

No solo las novelas se convierten en clásicos. La poesía también nos ha regalado grandes obras, como es el caso del Romancero Gitano, la obra más emblemática de Federico García Lorca. 

Se trata de la obra culminante de la primera etapa estética de Lorca. Él mismo la definió como el poema de Andalucía, y lo llamo gitano porque el gitano es lo más elevado, lo más profundo, más aristocrático de mi país, lo más representativo de su modo y el que guarda el ascua, la sangre y el alfabeto de la verdad andaluza y universal. A la vez, es un libro antipintoresco, antifolclórico, antiflamenco, lleno de emociones contrapuestas.

La nueva edición de Austral incluye un estudio de la obra a cargo de Christian De Paepe, reconocido como uno de los principales lorquistas, además de una introducción general de Esperanza Ortega, un rico apéndice documental y comentarios a los romances. Con todo ello podrás disfrutar como nueva una obra capital de las letras hispánicas. 
 

Nada 

Este clásico de la literatura española del siglo XX le supuso a su autora, Carmen Laforet, ganar el primer Premio Nadal entregado en 1944. De su primera novela se destacó la prosa fresca y directa y la creación de una voz femenina inolvidable, la de Andrea, a la que conoceremos tan bien que casi nos la podemos imaginar paseando por Barcelona. 

Andrea es una joven huérfana, pálida y triste, que llega a la Barcelona de posguerra para estudiar Letras. Oprimida por su tía Angustias y por el ambiente sucio y crispado que se vive en casa de su abuela en la calle Aribau, Andrea encontrará un contrapunto en Ena, su amiga en la universidad. 

La atmósfera del libro es tan apasionante y opresiva que se ha comparado con la de Cumbres borrascosas. Y en la edición que te recomendamos encontrarás un precioso prólogo escrito por Elvira Lindo. 

Don quijote de la mancha  

Para finalizar esta lista de recomendaciones de clásicos, te proponemos un reto: ir más allá de la famosa frase inicial que dice: “En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no hace mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor” y llegar hasta el final del libro. ¿Qué té parece convertir el verano del 2022 en el año en que te leíste el Quijote entero? ¿Te apuntas? 

Además, este año se celebra el cuarto centenario de la publicación de la Segunda parte de El Quijote, de Miguel de Cervantes. Es una ocasión de más para aprovechar ahora para leerte este clásico indiscutible de las letras españolas y universales.

Nosotros te recomendamos que lo hagas con esta edición única, a cargo del profesor Alberto Blecua. Lánzate al reto de leer el Quijote y te aseguramos que recordarás estas vacaciones para siempre.

Y no te olvides de elegir algún otro clásico para el verano, que son libros tan fantásticos que te acabarás en poco tiempo y necesitarás tener otro en la recámara. ¡Haznos caso y únete al club de los clásicos! Ah, y recuerda que en nuestra web puedes encontrar muchas otras recomendaciones para leer en verano.

Valora este artículo