Creemos —firmemente— que si no existiera el Amor —ese que habría que escribir siempre con A mayúscula— perderíamos la inmensa mayoría de las obras de la literatura universal.  Ya sea porque sería improbable que alguien se interesase por unos Romeo y Julieta que sólo fueran amigos, o porque muchos escritores y escritoras perderían  —irremediablemente— la inspiración. Por eso, y porque el Amor no es un reducto para sensibleros, sino la fuerza que nos impulsa ser valientes, audaces y soñadores, hemos querido listar algunas de las historias más apasionadas y emocionantes de todos los tiempos. Por cierto, ¿y vosotros? ¿Qué relatos nos propondríais? Estas son las nuestras:
 

Romeo y Julieta

Si hay una obra que ha marcado un antes y un después en el mundo de la literatura y la cultura occidental, esa es sin duda alguna la de Romeo y Julieta. La obra de William Shakespeare, escrita entre 1593 y 1594, ha cruzado todas las fronteras posibles, geográficas y temporales, y puede presumir todavía hoy de ser una pieza capital en la literatura romántica. La intensidad de sus protagonistas, queriéndose en secreto en un ambiente familiar de lo más antagónico como es el de los Montesco y los Capuleto, propicia un desenlace de lo más trágico.

"Oh Romeo, Romeo, ¿por qué eres Romeo? Niega a tu padre y rechaza tu nombre, o, sino quieres, jura mi amor y yo no seré más un Capuleto", decía Julieta con la mano en el corazón.

Se dice que Shakespeare se habría inspirado en el relato mitológico de Píramo y Tisbe, una historia con un desenlace semejante. El final de esta historia de amor ya lo conocemos todos. Y si no, ¿a qué esperas para vivir el amor más intenso de todos los tiempos?

Orgullo y prejuicio

Después de 209 años de su publicación, y de haber sido llevada a la pequeña y gran pantalla (en esta última, por una estupendísima Keira Knightley en la papel de la protagonista), la obra maestra de Jane Austen, Orgullo y prejuicio, es una de esas historias de amor que todo enamorado empedernido debe leer. Su protagonista principal, Elizabeth, es una de las hermanas Benett, todas ellas en edad casadera. Sin embargo, Elizabeth ansía encontrar una persona para amarla de verdad. No busca simplemente un matrimonio con un marido rico, sino alguien que le llene el corazón. Con un aire distendido (y no por eso menos romántico), la obra consigue ponernos los pelos de punta al descubrir la relación entre ella y el acaudalado señor Darcy: una auténtica montaña rusa de emociones que nos tendrá con el corazón palpitando sin freno hasta el final.

Así que si buscas una historia de esas que lo tenga todo (romance, humor e incluso giros de guion), Orgullo y prejuicio es tu próxima novela.

Cumbres borrascosas

Y si pudiéramos decantarnos por una historia de amor oscura, pasional y llena de recovecos, esta sería el romance entre Catherine y Heathcliff en Cumbres borrascosas. La obra culminante de Emily Brontë, la segunda del trío literario de hermanas Brontë, narra la historia de amor (y odio) entre Catherine, una chica enamoradiza de los páramos ingleses, y Heathcliff, un chico huérfano adoptado por el padre de Catherine. Su relación amorosa, os podéis esperar, pasará por varias etapas de lo más complejas...

"El pensar en él llena toda mi vida. Si el mundo desapareciera y él se salvara, yo seguiría viviendo, pero si desapareciera él y lo demás continuara igual, yo no podría vivir", confesó Catherine. No obstante, su relación evolucionaría hasta llegar al odio y venganza más primitivos.

Rompiendo todas las reglas del amor victoriano típico del siglo XIX, Emily Brontë consigue destapar todas las emociones que produce una relación tan tormentosa como es Cumbres Borrascosas.

Jane Eyre

En esta ocasión, Charlotte Brontë, otra del trío literario de hermanas Brontë, es esta obra maestra titulada Jane Eyre. La historia de nuestra protagonista empieza cuando queda huérfana ya de bien pequeña y es enviada por su tía a un internado. Años después, pasa a ser institutriz de la residencia Thornfield y se enamora del señor de la casa, el adinerado señor Rochester. La trama se desarrolla en un ambiente fantasmagórico genialmente redactado, en el cuál lo gótico y lo enamoradizo casan de una forma indescriptible. Sin duda alguna, una historia de amor pasional y emocionante, llena de esperanza e ilusión como pocas han existido.

Charlotte Brontë hila con maestría la vida de la protagonista en esta pieza que, sin duda, merece un puesto en nuestra lista de grandes historias de amor de la literatura.

El gran Gatsby

¿Te encantó la película de Baz Luhrman? Pues como suele pasar ante cualquier gran versión cinematográfica, siempre hay (por supuesto) una fascinante novela escrita. En este caso, hablamos de Scott Fitzgerald, una de las grandes voces de la llamada Generación Perdida.

La obsesiva historia de amor de Jay Gatsby por Daisy Buchanan tiene lugar durante los maravillosos años 20, en plena expansión económica de Estados Unidos. Allí, el millonario (y un pelín turbio) Gatsby hará todo lo que esté en sus manos para hechizar a su querida Daisy, que está casada con Tom Buchanan. Lo que pase en esta especie de triángulo amoroso, ¡ya es cosa tuya descubrirlo!

Ana Karenina

He aquí otra de las grandes historias de amor de la literatura universal, Ana Karenina de León Tolstói. Esta tragedia se centra en la complejidad de las relaciones humanas, las obligaciones sociales y los intereses personales y, por consiguiente, de la felicidad o infelicidad que trae a sus personajes. Todo ello, narrado a través de la voz de Ana Karenina, una mujer devota y ejemplar, casada con un alto funcionario ruso. Ella terminará enamorándose de otro hombre y lo dejará todo para plantar cara a las convenciones sociales de su época. Sin embargo, la opinión pública tendrá pensado otro plan para ella...

Siguiendo los dictados de su propio corazón, Ana Karenina desata toda su pasión en manos de un hombre con el que no está casada. Desafía todo aquello que se le había impuesto y decide vivir su vida tal y como su corazón le dicta. Ya solo por eso, merece la pena leer este gran clásico de la literatura.

Madame Bovary

Publicada en 1857, esta novela ha terminado siendo calificada como una de las obras indispensables de la literatura de todos los tiempos. Poco se imaginaría Gustave Flaubert que su obra llegaría tan lejos (tanto que hoy en día sigue siendo todo un referente icónico). Los sueños, las fantasías y los deseos de la inconformista Emma Bovary chocan de frente con su infeliz y triste realidad, que no la deja aflorar. Esta tragedia mezcla todo lo que uno puede esperar de una tragedia romántica: violencia, rebeldía, sexo... Una mezcla de emociones y desesperanzas que hacen de esta historia, un grandísimo clásico de la literatura universal.

Cyrano de Bergerac

La historia de un hombre a una nariz pegado, que diría Quevedo, es una de las obras teatrales más famosas de la literatura. Edmond Rostand, su autor, la estrenó en el filo entre entre el siglo XIX y el XX, y resultó un éxito rotundo. Su protagonista, un hombre elocuente, bravucón, libertino, libre pensador y dotado de una apéndice nasal de dimensiones poco saludablessobre todo si se quiere tener una vida amorosa activa se ha acabado convirtiendo en un icono global.

La historia es archiconocida. Cyrano está enamorado de la hermosa Roxana. Debido a su fealdad, no espera jamás ser correspondido. Por su parte, Roxana bebe los vientos por el joven Cristián, que a diferencia de Cyrano es realmente atractivo, aunque no dispone de la elocuencia del primero. Los dos hombres llegarán a un acuerdo: Cyrano escribirá las cartas de amor que Cristián entregará a Roxana para que ésta caiga rendida a sus pies. Si queréis saber qué ocurre con este triángulo amoroso, ¡no os quedará otro remedio que leer la obra!

Las penas del joven Werther

Cuando Johann Wolfgang von Goethe escribió, allá por 1774, esta intensa historia de desamor entre un joven artista, sensible y apasionado, llamado Werther, y la bella Charlotte, poco podía imaginarse que, más de dos siglos después se la seguiría incluyendo entre las grandes obras de la literatura universal. O quizás sí que llegó a vislumbrar el alcance futuro de su obra. Y es que, tras su publicación, Goethe pasó de ser un desconocido a toda una celebridad. Los jóvenes europeos trataban de imitar en cualquier pequeño detalle al protagonista del relato: su manera de amar, su estilo de vestir, los perfumes que utilizaba... Algunos, incluso, fueron demasiado lejos en su afán por recrear todo lo relacionado con el joven Werther, y llegaron a quitarse la vida, desengañados por amores imposibles.

Porque de eso trata el libro, de un amor que nunca pudo llegar a ser. Werther explica a través de las cartas que envía a su amigo Wilhelm la desdicha que le produce saber, con certeza, que nunca podrá estar con la mujer a la que ama, prometida a un caballero once años mayor que ella. Se trata de una historia trágica, sí, pero precisamente por ello muy poderosa. Una opción para lectores voraces y que conseguirá recordaros, si es el caso, la suerte que tienen aquellos que aman y son correspondidos.

La Celestina

Si hay un clásico español que seguramente todos habremos leído, este es La Celestina. Este mitiquísimo personaje (tan querido por muchos) se ha convertido en todo un referente. Y es que, ¿quién no ha sido alguna vez la celestina de otro alguien?

La historia narra las desventuras amorosas del pobre Menisto, que cuando fue rechazado por la bellísima Melibea, acudió a la famosa Celestina, una hechicera capaz de hacer realidad sus propósitos, con el fin de conquistarla.

Fernando de Rojas escribió esta novela a principios del siglo XVI y retrató dos mundos que convivían paralelos en la España del medievo: el mundo burgués, ocioso y enamoradizo; y el mundo de los criados, desleal y lleno de lujuria. Es esta mezcla la que, sin duda alguna, hace de La Celestina una pieza única. Sin duda, una historia de amor que es todo un clásico de la literatura española.

Bodas de sangre

Todas las esperanzas, bonanzas (y también malos augurios) que trajo consigo la Segunda República Española quedaron plasmadas en esta obra maestra del grandísimo Federico García Lorca. Bodas de Sangre es la tragedia que cocinó el poeta español a fuego lento en 1931 y que se representó por primera vez en teatros en 1933. Una producción teatral llena de metáforas y simbolismos y recubierto de mitos y leyendas típicos de las bellísimas tierras andaluzas (algunos de los cuáles perduran todavía hoy en día), Lorca nos permite descubrir la inmensa profundidad de los sentimientos de unos personajes que se mueven en un ambiente de lo más trágico y real, títeres de lo que les depara el destino.


Y hasta aquí nuestra lista con las 11 grandes historias de amor de la literatura. Porque no hay nada más bonito que amar con lectura y dejarse inspirar por estas grandísimas novelas que, como flechazos, nos llegaron hasta lo más profundo de nuestro corazón. Y vosotros, ¿cuáles nos recomendáis?

¡Nos leemos!

Valora este artículo