1. PlanetadeLibros
  2. /
  3. Actualidad
  4. /
  5. Nuestros TOPs
  6. /
  7. 12 libros para leer si estás enganchado a Euphoria

Ay lector, sentimos decirte que estás atrapado y no tienes escapatoria: ¡formas parte ya irremediablemente del fandom de Euphoria, igual que nosotros! Y no es que queramos escapar, sinceramente. La creación de Sam Levinson para HBO ha sido una de las revoluciones más brutales en el panorama audiovisual reciente.

Hay quien dice que sólo una razón es necesaria para empezar a verla: Zendaya, y su magistral interpretación nominada a los Emmy. Y es cierto. Pero una vez metidos dentre de su mundo descubrimos que hay muchos elementos más que atrapan nuestra atención y hacen que, capítulo a capítulo, la serie se supere. No vamos a hablar mucho más de la trama porque no sabemos por qué temporada vas —y pocas cosas hay más odiosas que el spoiler; eso y que no te devuelvan un libro que prestaste. Pero sí tenemos una lista de lecturas fascinantes para que sigas disfrutando del ambiente de Euphoria cuando aparezcan los títulos de crédito en tu pantalla. ¿Nos acompañas? ⤵️


1) La edad de la ira

Porque la transición de la infancia a la vida adulta es complicada. Mucho más en según qué casos. Lo sabe bien Nando López, autor de La edad de la ira. Como se dice en el libro: «Es como si con los quince te dieran una entrada gratis para el infierno. Toma, aquí la tienes: la puta realidad». 

Desde su aparición en 2011 es una de las novelas más populares entre los adolescentes, además de haberse convertido en todo un clásico entre las lecturas recomendadas en colegios e institutos, ya que retrata a una generación hiperconectada, reivindicativa, comprometida, pero también contradictoria. Representa a unos adolescentes que buscan su voz y su camino hacia la madurez mientras se enfrentan a los viejos valores que encarnan sus padres y el sistema educativo. Traducida a varios idiomas y con su propia adaptación a la pantalla, su autor la escribió a partir de muchas viviencias y testimonios reales, cuando aún impartía clases como profesor de Secundaria y Bachillerato en la enseñanza pública.

En esta novela profundiza tanto en la búsqueda de la identidad como en los problemas del sistema educativo desde un enfoque personal, denunciando los malos vicios del sistema y la pervivencia de violencias como la homófoba o la machista. Todo ello envuelto en un thriller con una trama ágil y trepidante que atrapa desde la primera página. ¿Suena a Euphoria? Afirmativo, Y vas a disfrutar mucho leyéndola, no tenemos ninguna duda. 


2) La inquietud de la noche

Una historia de duelo y la descarnada elección entre superarlo o ceder a él. Jas habita en esa tierra incierta entre la infancia y la adolescencia cuando pierde a su hermano en un accidente mientras esquía. El dolor del luto se suma a la ya de por sí dura tarea de hacerse adulta y Jas, que se siente abandonada por su familia, se entrega a sus impulsos para sobrevivir. Invoca a su hermano en extraños rituales, se pierde en compulsivos juegos eróticos, se desahoga torturando animales y fantasea con Dios y «el otro lado» en una búsqueda de sí misma y de alguien que la rescate.

La inquietud de la noche es la lucha de una niña por comprender la muerte, nunca nombrada pero presente en cada rincón, porque solo así podrá superarla. Un relato desde dentro de la piel en el que es imposible no sentir cada escalofrío, cada arrebato, cada herida. Un debut incómodo y hermoso de quien ya es una de las voces más importantes de Holanda, Marieke Lucas. Los puntos de conexión con la serie de HBO son innegables. 


3) Yo, adicto

No desvelamos nada si hablamos de la importancia de las drogas en la trama de Euphoria. Pero no son las drogas inocentemente divertidas. Son las drogas con su lado oscuro y todas sus consecuencias. Para sumergirnos en lo que realmente implica una drogadicción hay que leer a Javier Giner, ex-adicto, quien nos cuenta toda su historia y sus aprendizajes en Yo, adicto, una obra extremadamente valiente. 

Con una prosa excepcional, el autor nos invita no sólo a conocer y desestigmatizar el concepto de adicción, sino también a un viaje a lo más profundo de nuestro ser. A través de un relato en primera persona, nos adentraremos en el arduo camino hacia la recuperación y descubriremos el coraje que se precisa para aceptar la propia vulnerabilidad y el incalculable valor del perdón, a uno mismo y a los demás. Yo, adicto es un texto honesto y valiente, por momentos luminoso, terrorífico y divertidísimo. Un testimonio imprescindible del camino hacia la reconciliación con uno mismo.

«El 2 de enero de 2009 ingresé, por voluntad propia, en una clínica de desintoxicación. Dejaba atrás un reguero de autodestrucción y una sucesión interminable de días oscuros llenos de dolor y desamparo».

Y para seguir profundizando en los estragos que causan las drogas, en cómo erosionan a uno mismo y a su entorno, prescriptiva también la lectura de Un trozo de cielo azul, de Alonso Caparrós: la verdad sobre cómo lo perdió todo salvo la esperanza. 


4) Falso espejo

Éste es un libro sobre lo difícil que es vernos con claridad en estos tiempos que corren, tan dados a una cultura que gira alrededor del yo-yo-yo.

Jia Tolentino escribe sobre lo que significó para ella crecer con Internet, sobre su forma de llevar la adicción a las redes sociales y sobre las secretas relaciones entre consumir MDMA y creer en Dios. ¿Por qué la sociedad convierte a niñas aguerridas en adolescentes deprimidas y adultas amargadas? ¿Por qué ir en chándal, de repente, es lo más guay del mundo? ¿Qué pasa en la mente de aquellos que sueñan con ser famosos en un reality de la televisión? Ideas y preguntas sobre la vida contemporánea.

Falso espejo es una «mezcla inimitable de lirismo, fuerza y humor afilado», como lo ha definido el The New York Times. Y es una muestra muy real de qué está en juego en este mundo de hiperconectividad y perfectas apariencias de las que nadie puede escapar, si no quiere ser un marginado. Apostamos a que esta presión social resulta familiar a los protagonistas de Euphoria.


5) Del cielo al infierno en un post

Todos tenemos en mente ese episodio en el que Kat se topa con las positive vibes de las redes sociales, con esa perfección extrema que no deja hueco a nada más que no sea lo ideal, dejando muchas realidades fuera de foco. Y a nivel individual seguro que lo hemos sentido también. Esa necesidad imperiosa de sonreír y mostrar vidas maravillosas, relaciones de ensueño y la extrema felicidad que preside nuestra vida. Aunque represente una ínfima fracción de nuestro día a día, si acaso. 

Sobre el poder de las redes sociales y el impacto que queramos o no tienen directamente en nuestras vidas, nos habla Àngela Mármol. ¿Cómo se puede pasar de estar en lo más alto de las redes sociales a caer en un abismo de hate? Debido a una experiencia traumática a la que tuvo que hacer frente en 2020, la influencer y autora de Sonríe aunque te cueste ha vuelto a revivir una etapa que creía haber dejado atrás hace mucho. Pero de esta vivencia también ha sacado valiosas lecciones, y ha conseguido sobreponerse. El peligro de las redes sociales es muy real, pero también lo son nuestra fuerza y valentía. 


6) Fulgor 

La serie Crave de Tracy Wolff, cuya última entrega es Fulgor, tiene bastante que ver con Euphoria. Empezando por la edad de sus protagonistas y la etapa en la que están: el instituto. En el caso de Crave cursan la secudaria en la Academia Katmere, donde no faltan los elementos sobrenaturales y las batallas por determinar el futuro de su universo. 

Pero, salvando el elemento mágico, ambos escenarios tienen bastante en común. Sus protagonistas transitan de una edad en la que todo era sencillo a una donde deberán hacerse responsables, tomar decisiones y afrontar sus consecuencias. La fustración de saber que las cosas no son como uno quisiera, el desamparo por tan siquiera saber, la incertidumbre que lo domina todo, la sensación de peligro, el descubrimiento de que hay partes de uno mismo que generan miedo. ¿Cómo superar todo esto? 

En Fulgor no hay garantía de que nadie se quede en pie cuando el polvo se asiente tras la gran batalla final. Pero si los protagonistas de la novela quieren salvar su universo, tendrán que abrazar cada parte de ellos, incluso aquellas a las que más temen. ¿Y de eso va crecer, no? Si no te has enganchado aún a la saga de vampiros del momento, ésta es tu señal para empezar a leer. 


7) Marginados

Marginados es un alegato contra la necesidad de encajar, de Michaela Coel, la mente detrás (y delante) de la imprescindible serie I May Destroy You

En 2018, desde el estrado del Festival Internacional de Televisión de Edimburgo, Michaela Coel pronunció un apasionado discurso que orbitaba en torno a la dificultad de ser diferente, ya fuera con motivo del género, la raza o la clase. De todas las personas que estaban allí y que ese día volvieron a sus casas impactadas por lo que acababan de escuchar, fue la propia Michaela en quien más resonaron sus propias ideas. Ahora parte de ellas para desarrollar una visión personal del mundo que comparte aquí, repleta de anécdotas personales y alegorías. En el libro recoge su camino desde la infancia en una urbanización de protección oficial en uno de los barrios más ricos y agresivos de Londres hasta su descubrimiento del teatro y de una pasión por contar historias que la ha llevado a la élite de la industria audiovisual.

Agresivamente honesto, agudo y conmovedor, Marginados es un manifiesto para todos los que alguna vez se han sentido diferentes. Una proclama en favor de la empatía, la transparencia y la necesidad de cuidar de uno mismo y de los otros. Porque, como dice Coel, «un marginado es alguien que ve la vida de forma diferente. Muchos otros, en cambio, se convierten en marginados porque es la vida quien les mira de forma diferente». 


8) Memorias de una salvaje 

Euphoria no está exenta de violencia. Personajes como Nate lo saben. Y es que la violencia se infiltra en nuestras vidas sin que nos demos cuenta. Aunque queramos mirar a otro lado y desear que ojalá no existiera. 

Memorias de una salvaje, de Bebi Fernández, busca precisamente confrontarnos con esa realidad fea de la que nos gustaría huir. Porque contra la injusticia hay dos caminos: resistir o actuar. Y a veces, actuar significa cruzar al lado salvaje de la vida, como le sucede a K. Tiene 19 años y una vida un tanto peculiar. Cuando su padre es asesinado en un ajuste de cuentas, se ve obligada a compaginar sus estudios con un trabajo muy poco convencional: el de recepcionista y chica de los recados en un local de alterne clandestino. Bajo la amenaza de los proxenetas y la asfixia de la deuda, vivirá de cerca los horrores que el sistema de la trata de mujeres conlleva. La experiencia la llevará a gestar una metamorfosis que marcará su paso de la adolescencia a la edad adulta. Las mujeres que allí conoce y la violencia intrínseca al mundo criminal —que también sentirá en sus propias carnes— harán que comience a pensar en defenderse. 

Seguimos sus pasos en Reina, el esperado desenlace de la bilogía, un desafío a toda la sociedad que nos llevará a vivir una partida sobre un tablero en llamas. Como sólo una auténtica reina haría. Y si te quedan más ganas de la provocación característica de Bebi Ferndánez, no te pierdas su nueva obra: Cuentos afilados en noches extrañas y otras puñaladas, un compendio de cuentos que viene para prender fuego a las conciencias.


9) Mi cuerpo

Éste es un libro en primera persona sobre la trampa de la belleza femenina: ¿cuál es el poder de mi cuerpo? ¿Es realmente mi poder? Una conversación sobre feminismo en la época del consumo de los cuerpos. 

Emily Ratajkowski es una de las modelos internacionales más aclamadas de la actualidad. Desde que se hiciera famosa por aparecer desnuda en el videoclip de Blurred Lines, ha conquistado el mundo de la moda y se ha enriquecido a su costa, en lo que en su momento vio como un camino claro hacia la libertad personal y el poder. En este ensayo aprovecha el conocimiento adquirido durante años en el centro de la industria para hablar sin tapujos de lo que implica para una mujer alcanzar el éxito a través de su propia imagen.

Siempre en primera persona, profundiza en la trampa de la belleza femenina, la dificultad de ostentar el poder sobre tu cuerpo cuando tú solo eres una parte de la cadena, las perversas dinámicas de ciertos mundos y la peligrosa área gris entre consentimiento y abuso. Pero también se pregunta si, una vez aprendido esto, es posible encontrar el camino para ser una mujer feminista que utiliza su propio cuerpo para enriquecerse en un mundo que ha hecho de todo un producto. Ratajkowski es la modelo del momento, pero también la empresaria que quiere hackear el sistema. Su reflexión llena de matices es, sin duda, de lo más interesante.


10) Bad Ash

Y vamos ahora con las relaciones de pareja, punto de partida para muchas de las reflexiones (y crisis) que atraviesan los personajes de Euphoria. Qué complicada la adolescencia y saber quiénes somos, en especial si necesitamos ubicarnos también con respecto a otra persona. Y lo unimos a la inmensidad de dudas que nos sacuden especialmente en estos años. 

Algo así es lo que viven los personajes de la serie Bad Ash, creación de Alina Not

Ashley Bennet lleva la vida colgada de Tyler Sparks, el quarterback del equipo de fútbol del instituto. Ella lo sabe, sus amigas lo saben, él lo sabe, ¡todo el instituto lo sabe! El problema es que Ashley también sabe que nunca será suyo. Pero Cameron Parker, el mejor amigo de Tyler, le propone algo: ayudarla a conseguir que el chico de sus sueños se fije en ella. Cameron Parker ha elegido a la chica perfecta. Solo hay que pulirla un poco. En cuanto lo consiga, el resto saldrá rodado. Podrá librarse de la bruja con la que sale su mejor amigo y conseguir que este vuelva a ser el de antes. Lo tiene todo meticulosamente calculado. Salvo el hecho de que el amor no es algo que se pueda calcular. Sólo hace falta leer Bad Ash para darse cuenta de que en efecto la vida nos tiene reservadas muchas sorpresas.

Pero como no queremos hacerte spoiler, tan sólo te invitamos a que descubras la saga de juvenil del momento por tí mismo y luego nos digas. Nos encantará saber también si alguno de los personajes de Bad Ash te recuerda especialmente a alguno de los protagonistas de Euphoria. ;) 

Por cierto, que si quieres seguir profundizando en algunos de los temas de Euphoria, en la literatura juvenil y la importancia de los roles en la ficción, tuvimos una charla muy interesante con Alina Not en el marco del Día de la Mujer, junto a Inma Rubiales, Míriam Bonastre y Helena Resano. Te la dejamos aquí para que la disfrutes, si aún no lo ha hecho. 


11) La memoria del alambre

Dos chicas adolescentes viven al límite en la Valencia de los últimos años ochenta, justo antes de que la música mákina y las drogas sintéticas arrasen con todo. ¿Se ve claro por qué incluimos esta lectura en este post, verdad? 

Bárbara Blasco nos traslada una pregunta esencial: ¿qué sucede cuando la madre de la que fue tu mejor amiga reaparece al cabo de veinticinco años para preguntarte qué llevaba su hija en un bolsillo de la chaqueta el día que la atropelló un tren? A partir de ese enigmático y doloroso primer email, la protagonista de La memoria del alambre empieza a hurgar en la memoria para recuperar a la adolescente que fue, a la pareja de amigas que formaba junto a Carla, dos jóvenes intrépidas que querían vivir muy rápido. Recuerda entonces el liceo en el que estudiaban, y sus incursiones en los billares y las discotecas de una Valencia de finales de los años ochenta. Una época en que la música todavía importaba, y los paisajes sonoros eran el más potente conductor de emociones, el último hábitat de la adolescencia. Al hilo de la conversación con la madre de su amiga, la narradora reconstruye su propia memoria hasta llegar a la ruta del bakalao, donde la muerte de la melodía coincide con la de la propia inocencia.

Además las amistades en esas primeras etapas de la vida nos marcan. Y nos marcan como pocas. Y ver cómo cobran vida en la pantalla y los giros que toman... vaya, que no somos fans de Euphoria porque sí. El magnetismo de sus protagonistas es real, lo sabes tan bien como nosotros, querido lector. 


12) Acercarse a la generación Z

No es fácil comprender a personajes como Rue. En parte porque ella misma tiene problemas para entenderse, sumergida en la espiral en la que se encuentra. Pero salvando la distancia con las adicciones, esa desconexión con la generación más joven es algo muy real en nuestros días. La hiperconectividad, las pocas perspectivas de futuro, el ciberacoso, la apatía, el haber nacido en una época de crisis masiva... todos estos factores pululan por la cabeza de nuestros chicos en una etapa de por sí ya complicada, la adolescencia. 

Y comunicarnos con ellos desde la perspectiva adulta no siempre es una operación que resulte en éxito, muy a nuestro pesar. Por ello nos vienen como anillo al dedo libros como el de Isa Duque, una guía para tender puentes con la Generación Z. 

«No te negaré que entre generaciones suelen existir diferencias sustanciales, sin embargo, quiero ayudarte a comprender el por qué de sus acciones, qué es aquello que les importa y cuáles son sus ambiciones para allanarte el camino. Además, te daré algunos truquitos para que te actualices sin demasiado esfuerzo y para que os relacionéis mucho mejor y, sobre todo, desde la comprensión, la empatía, y sin olvidar el adolescente que fuiste». 

Porque en realidad no importan tanto nuestras circunstancias ni la generación a la que pertenezcamos, la clave en el fondo es algo tan sencillo como escuchar y querer comprender al otro. Algo que todos agradecemos sea cual sea nuestra edad. 


Esperamos que con todas estas lecturas puedas expandir el universo Euphoria y disfrutar de sus matices también en formato escrito, mientras esperas a que salga el siguiente episodio.

Como decíamos al principio de este post, ver la excelente interpretación de Zendaya es una razón de peso para atraernos hacia la serie del momento. Pero es la diversidad de temas, la madurez con la que son tratados y la cantidad de perspectivas que podemos vivir en un solo episodio la que nos mantiene atrapados. Algo así como la razón por la que somos lectores. ¿Por qué vivir sólo nuestra vida cuando nos podemos empapar y aprender de las vivencias de otra persona, de los protagonistas de otras historias? ❤️

PD. Si te ha gustado el formato de este post y tienes ganas de descubrir más lecturas en función de esa serie que no te puedes quitar de la cabeza, tenemos una guía bastante completa para llevarte a la época de la Regencia con los Bridgerton, al crudo mundo de los negocios de Succession, al universo mágico de Hogwarts o para que sencillamente atravieses la pantalla de celuloide con libros que han inspirado películas y series. ¿Por cuál vas a empezar? 

Valora este artículo