Comenzamos nuestro ciclo de charlas por el #DíadelaMujer con una conversación en torno a la maternidad, el feminismo, los roles y cómo hacerlo todo sin morir en el intento. Junto a Beatriz Luengo y Andrea Ros, y con Helena Resano como maestra de ceremonias. Con ellas retomamos el ciclo que iniciamos el año pasado y que busca ponerlas a ellas en el centro de la acción, para mirar hacia un futuro más femenino y más integrador, para #ReescribirElMundo.

Helena Resano abre el debate directa a una cuestión esencial: la maternidad. ¿Cuántas veces no nos han preguntado 'para cuándo el bebé'? ¿Y si decidimos ser madres, lo haremos bien? ¿Será el momento adecuado? ¿Qué pasa con nuestra carrera? ¿Quién se encargará de los cuidados de los niños? ¿Por qué está tan mal visto algo tan sencillo como amamantar en público?

«Se nos espera madres, se nos espera cuidadoras. Y si no eres madre parece que no cumples con el mandato de ser mujer », comenta Andrea Ros. Ella es madre, doula y escritora, aparte de mil cosas más. Podemos leer su punto de vista en Lo hago como madremente puedo. Junto a ella comparte conversación Beatriz Luengo, compositora, actriz, empresaria y autora de El despertar de las musas: «Yo en mi caso elegí ser mamá y elegí el momento. Me siento una privilegiada». 

Luengo menciona la importancia de poder conciliar efectivamente lo laboral y lo personal, poder atender a los imprevistos que implica tener hijos sin tener que detener las otras facetas de su vida por ello: «Yo escuché toda la vida a mi madre decir todo lo que ella había parado por ser madre». Como comenta, esto le hizo ser mucho más consciente como mamá de la importancia de los mensajes que transmite, de hacer todo lo necesario por la crianza pero sin dejarse a sí misma de lado, y de ser muy selectiva también con el discurso que comunica a través de su trabajo: «Me parece súper importante el papel del arte en la sociedad y no estoy dispuesta a cualquier mensaje simplemente por una cuestión económica o de mercado»

¿Y ser madre, es una elección o nos viene impuesto? 

Andrea Ros plantea que quizás —y en un sentido general, no solo relativo a la maternidad— es más una cuestión de tomar una decisión consciente, no de que sea totalmente libre... En su caso, además, ha tenido «la suerte de contar con una pareja corresponsable para la crianza, que es otra de las grandes heridas de las madres, que están muy solas».  

Y si es cierto que hay presión social para que las mujeres tengan descendencia, también es cierto que la edad es un factor importante. Como introduce Resano, ser madre joven comporta que la madre sea muy cuestionada, tanto en la decisión de ser madre joven como en lo relativo a sus aspiraciones profesionales. Algo que corrobora Ros: «Yo fui madre a los 23 y cuando yo decía que estaba embarazada me daban el pésame. Como actriz, además, estaba en una época de trabajo, y nadie entendía cómo quería parar mi vida».

Otro aspecto recurrente es el juicio constante a lo que una madre hace. En su trabajo, comenta Beatriz Luengo, no faltan las críticas a su obra: «Yo hago música urbana y está dominada por el punto de vista masculino. A mí me gusta hablar en primera persona y transmitir qué queremos las mujeres para compensar ese mensaje. Y me hace mucha gracia que, desde que soy madre, me encuentro mucho con mensajes como 'pues eres madre, no entiendo por qué te vistes así, por qué hablas así, por qué bailas así'. Yo soy madre de un niño y una niña: yo lo que quiero es la libertad para ambos». 

También comentan lo importante que es frenar las críticas y apoyarse.«Por ejemplo este debate que ha habido ahora con el tema de Eurovisión, ha servido para pararnos a pensar, compartir y poner el tema sobre la mesa. Yo apoyaba a Rigoberta —comenta Luengo— porque me parece un tema brutal. Yo he vivido el tema de la lactancia y te sacas un pecho para darle de comer a tu hijo y la gente te mira, Para mí el problema lo tienen las personas que descaradamente te miran, no lo tienes tú»Algo que Andrea Ros subscribe: «Yo he vivido eso con mi primer hijo. Me sentía súper observada y me parece muy fuerte. [...] Dan miedo las tetas lactantes. Unas tetas que no están al servicio de un señor». 

De sexualización, censura y patriarcado hablamos en profundidad, por cierto, con la autora del libro ¡Pechos fuera!, Patricia Luján, que tiene mucho que contar. Te recomendamos que te leas la entrevista, no tiene desperdicio. ❤️

Como dice Andrea Ros, «lo que asustan son mujeres tomando decisiones por ellas mismas. Con la maternidad, una mujer decidiendo cosas, tiene que estar equivocada seguro». Un paternalismo que desaparece en muchas ocasiones cuando llega el momento de los cuidados y de las responsabilidades en el hogar y la familia. Ros reclama «educar a los niños y a los hombres en los cuidados porque mientras sigan siendo cosas femeninas, vamos a llegar a la vida adulta y los hombres van a seguir sin saber cómo hacer».

Además las dos participantes de esta charla reinvidican algo: la importancia del relato. «Las mujeres no han podido contar la Historia y la Historia es de quien la cuenta [...]. Por eso nos cuesta tanto reivindicar nuestro espacio, porque vamos por el mundo pidiendo perdón y permiso», comenta Ros. 

Por ello consideramos que son tan necesarias charlas como ésta y que es vital dar voz a las autoras, a las artistas, a ellas... para #ReescribirElMundo. Por eso te invitamos a nuestra siguiente charla, que tendrá lugar el martes 2 a las 19:30h: "Las mujeres no juegan al fútbol", con Mayca Jiménez, Andrea Menéndez Faya y Amanda San Pedro, En este enlace puedes encontrar todos los detalles de la charla, consultar la agenda de las conversaciones que vienen y encontrarás una propuesta de lecturas especial para reinvidicar el #DíadelaMujer. 

¡Nos vemos en la siguiente charla! 

Valora este artículo