En esta charla hablamos de mujeres en el deporte, de estereotipos, de diferencias salariales, de interés mediático y de todo lo que implica ser mujer en un deporte donde la representación se la llevan los hombres. Junto a Helena Resano comparten la mesa Amanda Sampedro, jugadora, ganadora de tres Ligas, una Copa de la Reina e internacional con la Selección Española; Mayca Jiménez, periodista especializada en fútbol femenino y autora del libro Yo también quiero jugar al fútbol; y Andrea Menéndez, redactora jefe de la web Futboleras, creadora de contenido y la firma tras el libro 13

¿Es cierto que las mujeres no juegan al fútbol? 

Amanda Sampedro viaja a su infancia para responder: «Cuando era chiquitita no tenía la suerte de poder tener en la televisión referentes femeninos. Mis referentes tenían que ser masculinos. El tiempo nos está dando la razón. Ahora gracias a que el tiempo ha ido avanzado y a la normalidad que se le está dando, hoy en día tanto las niñas como incluso los niños tienen sus referentes femeninos en fútbol. Yo creo que ése es el bonito salto que hemos podido dar ahora».

Jiménez opina en la misma línea: «Me da mucho coraje cuando se dice que el fútbol femenino está de moda. No es que ahora esté de moda. Es que las jugadoras y los clubes femeninos han estado mucho tiempo en la sombra trabajando muy duro y sacrificando muchísimo en sus vidas para que ahora se les empiece a hacer caso. No es que antes no hayan existido, es que no se les ha dado visibilidad».

En la mesa también comentan si los medios de comunicación tienen una deuda con el fútbol femenino, a lo que Menéndez responde: «No es que haya una deuda con el fútbol femenino. Sino con todo el deporte femenino en general. Pero en especial en el fútbol, que es el que más minutos, tinta y portadas se lleva, el deporte rey en neustro país... al fútbol femenino se le ha ignorado bastante hace muy poquito». 

De hecho esta misma idea la recoge Jiménez en su libro: obstáculos y prejuicios han sido una constante en la historia del fútbol femenino. Y lo mismo comenta Helena Resano, que destaca cómo en los patios de colegio es habitual ver el balón en los pies de los chicos y ya desde muy pequeños se convierte en una especie de ghetto para las niñas. Algo que Amanda Sampedro ha vivido en persona: «Yo era la única de mi colegio que me ponía ahí a jugar. Hoy sí existe esa pequeña normalidad de que haya más niñas jugando cuando pasas por una pista. Recuerdo que cuando era pequeña mi abuelo le decía a mi madre cómo estaba jugando yo sola con todos los niños».

Jiménez, de la misma edad que Sampedro, recalca la valentía que se necesitaba entonces para decir que querías jugar a fútbol si eras niña, el miedo que existía a ser tratada de marimacho. «Mi padre era entrenador y me llevaba a todos los partidos. Yo era la niña del equipo pero nunca nadie me pasaba la pelota ni yo me atrevía a pedirlo porque tenía mucha vergüenza, temía el rechazo. Y admiro figuras como la de Amanda por haberlo hecho». 

Ahora que socialmente parece que hay más aceptación al ver una niña patear un balón, las invitadas de nuestra charla destacan la necesidad de que las instituiones de todo tipo se pongan las pilas. Como dice Menéndez: «Necesitamos que clubes de base, de barrio, de comunidad... apuesten por la formación de niñas. Porque si no formamos a las niñas de base, nunca van a llegar a esos clubes que apuestan de verdad». La futbolista profesional de nuestra mesa, Amanda Sampedro, añade: «Creo que es fundamental que las condiciones se igualen. Si igualamos las condiciones de transporte, descanso, entrenamiento, creo que es una demanda muchísimo más justa que incluso pedir igualdad salarial».

Pero no sólo los clubes tienen trabajo por hacer. También los medios de comunicación que encumbran figuras masculinas del fútbol y no dedican el mismo foco a las jugadoras femeninas, aún cuando se alzan con importantes triunfos. Mayca Jiménez comenta al respecto: «La visibilidad ha de estar en todos los medios y ámbitos. Tiene que ser en televisión, videojuegos, series, y también en libros. [...] El mundo del periodismo deportivo sigue teniendo que hacer mucha autocrítica, todos y no salvo a nadie. Todos tenemos que pararnos a pensar cómo tratamos al fútbol femenino y hay que ser muy conscientes del impacto que va a tener».

Si después de leer este extracto de todo lo que dio de sí la mesa redonda... te has quedado con ganas de más, ¡no te pierdas nuestra próxima cita del ciclo #ReescribirElMundo! Será el 4 de marzo a las 19:30h, "Nuevas generaciones y fenómeno fan", y con unas invitas de excepción. Nos acompañarán Míriam Bonastre, Alina Not e Inma Rubiales. Si aún no conoces a estas autorazas, tienes tiempo a prepararte. Y si necesitas más lecturas inspiradoras, no te pierdas nuestra selección editorial especial para el #DíadelaMujer. 

¡Nos vemos en la siguiente charla! 

Valora este artículo