Portada De furia y miel

De furia y miel

Sinopsis de De furia y miel

Una voz combativa y franca, sin barreras, que habla de «la tierra que duele, el viento que llora cuando se muere de frío, la mera existencia cuando te deja de pertenecer».

De furia y miel, es el resultado de varios años de trabajo, con un ambicioso abanico temático que subyugará a los lectores, especialmente a las jóvenes que se reconocerán en su subjetividad más combativa, más fresca y desenfadada: sin cortapisas despliega un enfoque femenino de la realidad de los cuerpos, las rutinas del amor y del trabajo, la vida que nos enaltece o nos hunde según el tiempo que nos toca vivir. Aquí aborda desde su particular y intuitiva voz poética: «el dolor que me reconoció en mis peores noches, los intentos en los que fracasé y todas y cada una de las veces en las que se me cerraron las puertas y me dijeron que no».

Ficha Técnica

Temáticas
Publicación14 sep 2022
Sentido lecturaOccidental
ColecciónESPASAesPOESÍA
PresentaciónRústica con solapas
Formato12.5 x 19 cm
EditorialEspasa
ISBN978-84-670-6633-3
Páginas104
Código0010299852

Por qué leer

Motivos para leer De furia y miel

Una voz rupturista, con garra, que marca su territorio poético con total autonomía.

Marta Bartac es una auténtica revelación en el mundo de la poesía joven, que sigue los clarividentes pasos de Alejandra Pizarnik, Anne Sexton o Cristina Peri Rossi.

Sobre la autora de De furia y miel

Marta Bartac

Marta Bartac (Barcelona, 1995). «Me alimento de lo viejo, de las cosas verdaderas y austeras. En menos de un año me he mudado cinco veces. Altamente sensible. Le pongo voz a todo lo que puedo leer. Escribo cuando no puedo hablar. Admiro la paciencia de mi abuela al haber sobrevivido a todas sus desgracias, qué nunca fueron pocas. Odio las injusticias. De Federico Garcia Lorca aprendí a cerrar heridas pero nunca olvidé quién apretó el fusil. Me he enamorado solo una vez. El dolor me hace pequeña y torpe. He pasado por varias etapas y he visto morir gente. Nunca me quedó mucho tiempo en un sitio. Defiendo al más débil. Cumplo todo lo que puedo prometer. Cada cierto tiempo me permito llorar para limpiar. Hace un año por poco, casi no sigo aquí. Después de aquello desaparecí por un largo tiempo, quise retomar camino, recuperar conciencia y reparar lo que me rompió. Siempre estoy en constante cambio. Cuido mucho de mis amigos. No sé vivir sin chocolate. Me pierdo en cualquier ciudad que huela a mar. He oído cosas en terrazas de bares que me ayudaron a cerrar historias. Todo lo que siempre busqué, estaba dentro de mí. Si tuviera que escoger una palabra qué escribir para el resto de mi vida sería; papá. Si has llegado hasta aquí, adelante, pasa, pero deja el dolor a la puerta, porque aquí dentro te van a querer».

Retrato de  Marta Bartac

Opiniones

Comentarios y valoraciones sobre De furia y miel

Aun no hay comentarios ni valoraciones para este libro. Sé el primero en valorar este libro.

Contenido extra

Sala de prensa de De furia y miel