Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
No te pierdas...
No te pierdas...
Planeta de Libros
Ir al recomendador

Planeta de Libros

NOVEDADES

Sonsoles Ónega, ganadora del Premio de Novela Fernando Lara 2017 con la obra "Después del amor"

<div>© Raquel Molina</div>

Sonsoles Ónega es licenciada en Periodismo y escritora. Ha trabajado para CNN+ y Noticias Cuatro, y en la actualidad ejerce como corresponsal parlamentaria para Informativos Telecinco. Combina su actividad profesional con la literatura, en la que se inició en el año 2004, cuando ganó el III Premio Letras de novela corta con su primera obra, Calle Habana, esquina Obispo. En 2007 publicó la segunda, Donde Dios no estuvo, inspirada en los atentados del 11 de marzo de Madrid. Encuentros en Bonaval, su tercera obra, la consolida como novelista.

Libros con premio

La luz de la dinamo

La luz de la dinamo

Nuria Barrios

El nuevo poemario de Nuria Barrios lleva al lector a un espacio donde la vida se alimenta por igual de claridad y sombras.

Premio Iberoamericano de Poesía Hermanos Machado 2017

Sinopsis de La luz de la dinamo

La luz de la dinamo es un poemario de raro amor. Está dividido en tres partes, tres etapas de un camino: el amor, la infancia, la muerte. Las tres edades de la vida aparecen descolocadas, alteradas en su orden cronológico para mejor mostrar las frágiles barreras que las separan: el amor y la muerte anidan en la infancia, la infancia y el amor laten en la muerte. A través de un tejido de tradiciones folclóricas y míticas, de experiencias, de pensamientos y de formulaciones litúrgicas, este libro lleva al lector a un espacio donde la vida se alimenta por igual de claridad y de sombras. Los poemas dedicados a los paraísos artificiales se confunden con los demás en un continuo hipnótico donde no hay sitio para juicios morales, no hay condena y aún menos redención. El eco de las canciones infantiles, con su melodía reiterativa, modula el ritmo circular de La luz de la dinamo, su ingenuidad y su crudeza. Así como el girar de la rueda de la bicicleta horada las tinieblas, estos poemas, no exentos de ironía, iluminan el mundo, nuestro mundo. Su luz, temblorosa y vulnerable, calma y perturba al mismo tiempo. 

Cargando...