El Accidente de Caza: Entrevista a Carlson y Landis

De manos de David L. Carlson y Landis Blair nos llega la novela gráfica EL ACCIDENTE DE CAZA,, una increíble historia real de un padre y de un hijo y de un destacable viaje que parte de la desesperación y no se detiene hasta alcanzar la iluminación. Hablamos con los autores para conocer un poco más los entresijos de su trabajo, Premio Fauve d'Or en Angouleme 2021.

Esta es vuestra primera novela gráfica juntos. ¿Cómo surgió la idea?

D: Un día, mi amigo Charlie empezó a contarme que su padre había sido compañero de celda de un famoso "thrill killer" (asesino por el simple hecho de disfrutar del crimen) y eso dio lugar a una conversación de seis meses sobre su padre, sobre Leopold y Loeb, sobre la Divina Comedia de Dante y sobre las ideas que están presentes en la novela gráfica. Me llevó unos dos años investigar y escribir un guion sobre la historia. Pensé que si podía encontrar un ilustrador con el que trabajar, podría crear una novela gráfica que fuera también un storyboard para la película. Fui a una convención de cómics en Chicago y había unos 100 artistas exponiendo y vendiendo su obra. La mayoría de los ilustradores se dedicaban a dibujar superhéroes y personajes muy coloridos. Cuando pasé por la mesa de Landis, vi que el trabajo que hacía era muy singular, así que cogí una de sus tarjetas y le llamé a la semana siguiente.

L: No nos conocíamos antes de este proyecto, sin embargo, nos hicimos muy amigos al trabajar tan estrechamente en este libro.

Planteáis una historia sobre redención, sobre que nadie es Bueno o Malo al cien por cien. ¿Fue eso lo que más os atrajo para crear el libro?

D: Lo que más me impactó de la historia fue que Matt Rizzo se encontraba en el lugar más oscuro en el que puede estar cualquier ser humano. Era un joven con toda la vida por delante, pero de repente estaba ciego, viviendo en una celda de 3x4 metros y su compañero de celda era el criminal más cruel del país, (en aquel momento) un asesino que había secuestrado y asesinado a un niño de 14 años sencillamente por la emoción de hacerlo. Y lo que era aún más extraordinario era que en toda aquella oscuridad, la pequeña luz que acabaría salvando la vida de Matt Rizzo procedía de aquel asesino, Nathan Leopold.

L: Lo que más me atrajo de la historia fue la forma en que la literatura clásica surge como la base para la supervivencia.

¿Os pusisteis en contacto con la familia Rizzo para saber más sobre la historia real? ¿Cómo descubristeis esta biografía?

D: (véase más arriba) Hablé largo y tendido con Charlie Rizzo sobre su padre, que había fallecido en 1986.

L: Charlie no tiene demasiadas fotos de su padre, pero compartió con nosotros las que tenía y eso me ayudó a formular su personaje en el libro. Además, tras un esfuerzo coordinado, David pudo conseguir la foto de la ficha policial de Matt Rizzo previa a su ingreso en la prisión de Stateville. Aquello fue muy valioso para nosotros en varios sentidos, pero sobre todo era la foto más antigua que teníamos de Matt y nos dio una buena referencia de cómo era cuando se quedó ciego.

¿Cómo enviasteis la propuesta a First Second y cómo fue el proceso de publicación?

D: Landis y yo completamos el libro por nuestra cuenta e hicimos un Kickstarter para imprimir una edición limitada de 500 copias con una página de firma/limitación encuadernada y las copias estaban firmadas y numeradas. No teníamos intención de autopublicar, pero necesitábamos una prueba de viabilidad para mostrar a los editores. Puesto que yo era un autor desconocido (ni siquiera había leído una novela gráfica antes de empezar este proyecto) y puesto que Landis nunca había dibujado cómics, no creímos que un editor se arriesgara con un libro de más de 400 páginas en un formato de página lejos de los estándares. La versión publicada incluyó 20 páginas más sobre los primeros años de vida de Charlie mientras crecía con su padre ciego.

L: Dado que David y yo habíamos desarrollado el libro lentamente a lo largo de varios años sin contar con la ayuda de un editor, fue una grata sorpresa que, aparte de las 20 páginas adicionales que introdujimos sobre los primeros años de vida de Charlie, el editor no quisiera que hiciéramos muchos otros cambios en el libro.

Sobre la técnica de dibujo en blanco y negro, ¿es una característica personal o fue a propósito debido al argumento?

D: Pensé que el estilo de pluma y tinta de Landis encajaba muy bien en una historia protagonizada por un hombre ciego. También pensé que había cierta magia en la forma en que Landis utilizaba una combinación de oscuridad y luz en su técnica de sombreado. Era como si representara visualmente la complejidad de la condición humana. La gente es complicada. Todos tenemos un poco de luz y oscuridad.

L: Yo trabajo principalmente en blanco y negro, así que cuando David vio mi trabajo por primera vez, creo que ya esperaba que trabajara en blanco y negro para la historia. Dicho esto, el blanco y negro combinado con el tipo de sombreado que hago parecía encajar perfectamente con la época de la historia, proporcionando un aspecto ligeramente vintage.

¿Cómo establecisteis la secuencia de trabajo entre ambos desde el principio hasta el final del proceso creativo?

D: Le di a Landis el guion que había escrito y le dejé solo para que hiciera lo que le pareciera más interesante. Sus bocetos iniciales eran perfectos y la mayoría de sus primeras ideas llegaron al libro final. Pasamos unos tres meses hablando de sus ideas y eso nos llevó a ampliar el libro. Durante los tres años que Landis estuvo entintando los dibujos definitivos, a veces hablábamos sobre una página del libro y eso nos llevaba a una conversación de dos horas en la que explorábamos nuestros propios viajes personales a través de la Voz del Poeta.

L: David me animó realmente a profundizar en mi imaginación para interpretar su guion. Sin embargo, una vez que terminé el boceto completo, la colaboración entre nosotros empezó de verdad mientras repasábamos la historia durante unos 3 meses. Fue en aquel periodo cuando la historia cobró vida propia como una mezcla de la visión de David y la mía. Después de aquellos tres meses, trabajé dibujando a lápiz las páginas finales en tandas y luego David y yo hablábamos periódicamente sobre ellas para detectar cualquier cambio que quisiéramos realizar antes de que entintara los dibujos.

Entonces, ¿publicasteis este primer libro juntos y ha sido un éxito en todo el mundo, ganando incluso un Fauve d'Or en Angouleme? ¿Qué se siente?

D: Ver el éxito continuado del libro me llena de humildad, es una sobreabundancia de honores.

L: Es abrumador en el mejor de los sentidos. Sigue sin parecer real y tengo momentos de pánico en los que estoy seguro de que los miembros del jurado de Angouleme han cometido algún tipo de error. Dicho esto, estoy profundamente agradecida al pueblo francés por haber acogido esta historia con tanto entusiasmo y estoy agradecido por haber participado en un proyecto tan increíble que ha cobrado vida propia.

Valora este artículo