Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
PlanetadeLibros
Alejandro Gaviria
25 de junio de 1965
 ©Liliana Toro
©Liliana Toro

Alejandro Gaviria

25 de junio de 1965

Desigualdad y autoritarismo en los tiempos del COVID-19
Comprar

Desigualdad y autoritarismo en los tiempos del COVID-19

Alejandro Gaviria

Una crisis sanitaria como la desatada por el COVID-19 en todo el mundo, mostró las profundas brechas existentes entre la población. Estas siempre han estado, pero con la pandemia se hicieron evidentes, alarmantes y las instituciones y gobiernos mostraron lo mal preparados que estaban para atenderlas. 

Comprar
Sinopsis de Desigualdad y autoritarismo en los tiempos del COVID-19

“El coronavirus reveló muchas de las viejas y nuevas desigualdades entre personas y grupos sociales. La primera desigualdad puesta en evidencia es obvia, tiene que ver con las diferencias en los ingresos que, en esta coyuntura, asumieron una dimensión trágica. La pandemia también puso de presente la desprotección de millones de personas ante una disminución abrupta de sus ingresos laborales. La brecha digital, esto es, las diferencias en conectividad entre grupos socioeconómicos, se hizo también más evidente. En la salud, la desigualdad más notoria es la diferencia en la atención médica entre el centro y la periferia: en el centro los recursos tecnológicos y humanos son varios órdenes de magnitud superiores a la periferia”.

“El coronavirus reveló muchas de las viejas y nuevas desigualdades entre personas y grupos sociales. La primera desigualdad puesta en evidencia es obvia, tiene que ver con las diferencias en los ingresos que, en esta coyuntura, asumieron una dimensión trágica. La pandemia también puso de presente la desprotección de millones de personas ante una disminución abrupta de sus ingresos laborales. La brecha digital, esto es, las diferencias en conectividad entre grupos socioeconómicos, se hizo también más evidente. En la salud, la desigualdad más notoria es la diferencia en la atención médica entre el centro y la periferia: en el centro los recursos tecnológicos y humanos son varios órdenes de magnitud superiores a la periferia”.

Bibliografía de Alejandro Gaviria

Cargando...