Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
PlanetadeLibros
Andrés Burgo
 ©Estefania Malic
©Estefania Malic

Andrés Burgo

River para Félix
Comprar

River para Félix

Andrés Burgo

La aventura de recibir y transmitir la herencia gallina, una historia de padres e hijos.

Sinopsis de River para Félix

River para Félix es una historia acerca del modo en que el amor por un club es capaz de darle una dimensión distinta a la relación de un padre con su hijo. Andrés Burgo abre su vida y su corazón. Cuenta sobre su padre y su hijo, y sobre él mismo, de una manera brillante y encantadora.
Y al mismo tiempo repasa la historia de River a salto de emoción.

Es cierto que el fútbol no es exclusivamente un lugar de padres e hijos o de madres e hijas, pero se le parece bastante. Siete de cada diez hinchas ritualizan el equipo de sus viejos, y ese es el caso del autor, que se hizo de River por el legado de su papá Darío. Claro que el Monumental también se llena de fanáticos -algunos incluso rebelándose a sus padres de Boca- que se hicieron gallinas por algún tío, primo, abuelo, amigo, vecino, admiración a un gran futbolista o influencia de un chico que le gustaba. Sin embargo, esa diversidad de factores se termina cuando, ya convertidos en padres, todos quieren compartir con sus hijos los colores de su equipo. De la transmisión de esa alquimia, que Burgo intenta con su pequeño hijo Félix –pero también de cómo de chico se aferró a River para construir un puente con su papá a la hora de ajustar una conexión austera–, trata este libro.
Porque, como dicen estas páginas: “Los fanáticos de un club amamos a nuestros referentes y necesitamos a los mejores entrenadores pero, admitida esa dependencia, no somos de River para aspirar a resultados ni a estilos de juego sino para realzar un propósito. Cada cual le dará a su equipo los significados que quiera, pero uno de los míos, acaso el principal, es que soy hincha como una forma de seguir estando con mi viejo y para que, más adelante, mi hijo continúe conmigo”.