Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
Planeta de Libros
  1. PlanetadeLibros
  2. /
  3. Autores
  4. /
  5. David Alandete
David Alandete
Valencia, 1978

David Alandete

Valencia, 1978

David Alandete es periodista y editor. En la actualidad trabaja desde Washington para la sección de Internacional del diario ABC. Con anterioridad, fue director adjunto de El País y antes corresponsal en Estados Unidos y Oriente Medio. Durante esos años, cubrió dos campañas presidenciales, el juicio militar al soldado Bradley Manning, el proceso de paz entre israelíes y palestinos, el golpe de Estado en Egipto y la guerra civil en Siria, y fue enviado especial a Afganistán y al centro de detención de la base naval de Guantánamo.

Periodista con dilatada experiencia en política y conflictos internacionales, ha escrito asimismo sobre la campaña de injerencias rusa durante la crisis de la independencia catalana de 2017, la desinformación y las noticias falsas, y la transformación digital.

Fake news: la nueva arma de destrucción masiva

Fake news: la nueva arma de destrucción masiva

David Alandete

Un brillante recorrido por los grandes engaños de nuestro tiempo y sus responsables

Sinopsis de Fake news: la nueva arma de destrucción masiva

«Una Cataluña independiente reconocerá que Crimea es rusa». Esa fue la primera noticia falsa sobre Cataluña procedente de la gran maquinaria de injerencias del Kremlin. Se trata de un ejemplo inmejorable de desinformación: la fuente que había dicho la frase no era oficial y sólo expresaba una opinión, pero los medios estatales rusos y sus aliados lo convirtieron en un titular contundente, con unas implicaciones enormes en la vida política del continente europeo y de sus aliados. Y, sobre todo, en un discurso alineado con lo que le interesa a Moscú: más independentismo en Europa y una mayor legitimación de la anexión de territorios por parte de Rusia.

Éste ha sido un patrón habitual en los últimos años, en los que millones de lectores han visto noticias falsas como que, durante el procés, la OTAN estuvo a punto de bombardear Madrid, las calles de Barcelona estaban ocupadas por tanques o que en Europa no tardarían en aparecer medio centenar de países nuevos. Sin embargo, las noticias falsas no tienen por qué ser una mentira absoluta. Suelen tener alguna vinculación real con lo que está pasando, pero que resulta, por lo general, una deformación grotesca y siempre favorable al sensacionalismo y al populismo.

Una deformación que se aprovecha especialmente del cambio radical que, desde la irrupción de plataformas digitales como Facebook, Twitter y Google, han sufrido los canales que transmiten la información. Y lo cierto es que, aunque en un orden distinto, estas empresas también son responsables del problema y deben rendir cuentas por sus actuaciones.

Bibliografía de David Alandete

Cargando...