Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
Planeta de Libros
Miguel Durán
 ©Alberto Guinea
©Alberto Guinea

Miguel Durán

Miguel Durán (Azuaga, Badajoz, 1955) estudió Derecho en Barcelona. Fue delegado territorial de la ONCE para Cataluña y luego director general de la entidad. En 1989 la entidad se convirtió en accionista de Telecinco y en 1990 él fue nombrado presidente de la cadena. Fue presidente de Onda Cero, propiedad de la ONCE. Abandonó la dirección general de la ONCE en 1993. En 1996 dejó de ser presidente de Telecinco tras la adquisición del 25 % del accionariado por parte del grupo Correo. En la actualidad es socio, junto con su sobrino, del bufete de abogados Durán & Durán.

Firmas de Miguel Durán

  • 23Abr.
    12:00-13:00
    EL CORTE INGLÉS FRANCESC MACIÀAv. Diagonal 471, 8036 Barcelona
  • 23Abr.
    13:00-14:00
    FNAC ILLAAv. Diagonal 549, 8029 Barcelona
  • 23Abr.
    16:00-17:00
    FNAC TRIANGLEPlaça de Catalunya 4, 8002 Barcelona
  • 23Abr.
    19:00-20:00
    LIBRERÍA CAMPUSLa Rambla 135 (Font Canaletes), 8002 Barcelona
  • EL CORTE INGLÉS FRANCESC MACIÀAv. Diagonal 471, 8036 Barcelona
    23Abr.
    12:00-13:00
  • FNAC ILLAAv. Diagonal 549, 8029 Barcelona
    23Abr.
    13:00-14:00
  • FNAC TRIANGLEPlaça de Catalunya 4, 8002 Barcelona
    23Abr.
    16:00-17:00
  • LIBRERÍA CAMPUSLa Rambla 135 (Font Canaletes), 8002 Barcelona
    23Abr.
    19:00-20:00

Lo que hay que ver

Miguel Durán | Esther Jaén Macarro

El ciego más famoso de España y un hombre hecho a sí mismo al que nadie ha regalado nada.

Sinopsis de Lo que hay que ver

Cuando Miguel Durán nació, a mediados de los cincuenta, en España se esperaba muy poco de los ciegos. En su pueblo natal de Badajoz, un niño como él, aunque feliz, tenía poco futuro. De modo que, a sus diez años, su familia se trasladó a Sant Boi de Llobregat y allí lo afiliaron a la ONCE. En el internado de Alicante de la entidad, Miguel Durán empezó a dar muestras de una vivísima inteligencia que, pocos años después, le tendría cursando la carrera de Derecho en Barcelona, al tiempo que trabajaba en una imprenta especializada en libros en braille.

A partir de ahí, el cielo era el límite: consiguió empleo como abogado, se casó —pese a la oposición inicial de la familia de su mujer, vidente— y se implicó en la democratización de la ONCE. En 1985 fue nombrado delegado territorial en Cataluña y en 1986 director general de la entidad. En 1989 la ONCE se convirtió en accionista de Telecinco y poco después él fue nombrado presidente de la cadena. Compatibilizó el cargo con el de presidente de la cadena Onda Cero, también propiedad de la organización.

La proyección que consiguió para la entidad, el crecimiento del cupón (a costa de la Lotería Nacional), la apuesta por el mundo mediático, muy exitosa en ciertos ámbitos —sobre todo el audiovisual y radiofónico—, pero un fracaso en otros, pasó factura, pero también lo convirtió en icono de una época. Hoy, décadas después de dejar la dirección general de la ONCE y la presidencia de Telecinco, Durán sigue siendo el ciego más famoso de España y un hombre hecho a sí mismo que tiene mucho que decir, y al que nadie ha regalado nada.

Libros de Miguel Durán

Bibliografía de Miguel Durán

Cargando...