Los cuentos cortos, en mayúsculas, rimados y con vocabulario sencillo son ideales para acompañar a los niños y niñas en el aprendizaje de la lectura.

Aprender a leer y escribir es, posiblemente, uno de los aprendizajes más complejos a los que los niños y niñas tendrán que hacer frente. A su vez, es uno de los más importantes, pues aprender a leer no solo les abre las puertas a nuevas experiencias, aventuras y mundos, sino que también les da acceso a otros múltiples aprendizajes.

Aunque es un gran reto, desde casa podemos acompañar este proceso y ayudar a nuestros niños y niñas a convertirse en pequeños grandes lectores. La buena noticia es que es mucho más sencillo de lo que parece, pues nadie mejor que nosotros sabremos cómo motivarles y hacer que se sientan seguros durante el proceso.

Para acompañarles en el aprendizaje de la lectura, solo necesitamos libros adecuados a su edad e intereses y si son en letra mayúscula mucho mejor, pues las mayúsculas son las primeras letras que los niños y niñas aprenden a identificar y nombrar. También suelen ser con las que más se han familiarizado en la escuela y por su grafía, son más fácil de diferenciar entre ellas.

Si además los libros son divertidos y rimados, el éxito está casi asegurado.

Las rimas ayudan a memorizar y mejorar la pronunciación, pero sobre todo dan musicalidad al texto, facilitando mucho su lectura. Ya solo nos faltará crear un ambiente relajado, alegre y participativo. Ante todo, debe ser un momento divertido para compartir padres e hijos, de conexión y vínculo. Así los niños y niñas no perderán la motivación para aprender a leer y juntos superaremos más fácilmente las dificultades que se nos vayan presentando.

¿Preparados para aprender a leer juntos? A continuación te mostramos una nueva colección de libros en mayúsculas para aprender a leer de forma divertida, fácil y amena:

Las Fantasticotas 1. Vera y la sorpresa de la pecera

Los Fantasticotas es una nueva serie con la que los niños y niñas disfrutarán de la lectura, pero además aprenderán a leer de forma divertida. Son libros en letra mayúscula, frases rimadas, vocabulario sencillo y cotidiano, ilustraciones a todo color y algo que fascinaa todos los niños y niñas: animales y, más concretamente, ¡mascotas!

En cada libro conoceremos a un niño o niña protagonista y su mascota, de la cual podremos descubrir muchas curiosidades en las fichas informativas del final del libro.

Así que, además del fomento de la lectura, la serie quiere potenciar el amor y respeto por los animales y el medioambiente y el poder de la imaginación. En su primera entrega, Vera está muy inquieta pues debe pasarse el día en casa. Pero pronto su abuelo la sacará de su aburrimiento con una sorpresa de lo más divertida. 

Las Fantasticotas 2. Mario y el secreto del terrario.

En esta segunda entrega conoceremos a Mario y a su peculiar mascota, que vive en un terrario. Como todos los libros de esta serie para aprender a leer con letra mayúscula y texto sencillo y rimado, la imaginación del protagonista nos llevará a vivir, junto a su entrañable mascota, aventuras extraordinarias y sorprendentes. ¡Lo pasaremos en grande!

Recuerda que aprender a leer no es tarea fácil y que cada niño y niña tiene su propio ritmo, así que ten paciencia y nunca le fuerces u obligues a leer. Por el contrario, procura estar muy atento para captar el momento en que el niño o niña muestra interés y así poder aprovecharlo. Es normal que surjan dificultades durante el proceso. Dedicar cada día un ratito a la lectura compartida le ayudará a ir superando obstáculos, a la vez que reforzará vuestra conexión y vínculo.

Al principio, utilizar libros en letra mayúscula, rimados y con vocabulario sencillo le ayudarán mucho en el aprendizaje de la lectura. Y siempre procura hacer de la lectura un momento divertido y relajado. Verás que con estos sencillos consejos tendréis momentos fantásticos y ¡aprender a leer estará chupado!

Valora este artículo