Éric Vuillard
 ©Joel Saget / AFP / Getty Images
©Joel Saget / AFP / Getty Images

Éric Vuillard

Éric Vuillard (Lyon, 1968) ha merecido el premio Franz Hessel 2012 y el Valery-Larbaud 2013 por La batalla de Occidente y Congo, y el premio Joseph Kessel 2015 por Tristeza de la tierra. En 14 de julio (premio Alexandre-Vialatte 2017) narró con pasión el día de la toma de la Bastilla, y El orden del día, Premio Goncourt 2017, ha merecido el aplauso de los lectores y de la crítica. La guerra de los pobres es su última novela.

La batalla de Occidente

Éric Vuillard

Otro fascinante viaje en el tiempo de Éric Vuillard.

Sinopsis de La batalla de Occidente

El autor de El orden del día nos guía de forma magistral por los entresijos de la Primera Guerra Mundial.

La Primera Guerra Mundial, el conflicto con el que Europa inauguró el siglo xx, fue una masacre sin justificación alguna y cuyas causas son un sinsentido. Unos tiros de revólver desencadenaron la caída de varios imperios, una gran revolución y una carnicería sin precedentes. Solo alguien con la maestría de Éric Vuillard nos permite volver a asuntos aparentemente conocidos desde puntos de vista inéditos y trenzar un nuevo tapiz. En este panorama fascinante y devastador no falta el recuento de las vidas que el conflicto se cobró, de los prisioneros, los deportados y los mutilados. Quizá hicieron falta más de diez millones de soldados muertos para que, por primera vez, todas sus tumbas se parezcan.

El autor de El orden del día nos guía de forma magistral por los entresijos de la Primera Guerra Mundial.

La Primera Guerra Mundial, el conflicto con el que Europa inauguró el siglo xx, fue una masacre sin justificación alguna y cuyas causas son un sinsentido. Unos tiros de revólver desencadenaron la caída de varios imperios, una gran revolución y una carnicería sin precedentes. Solo alguien con la maestría de Éric Vuillard nos permite volver a asuntos aparentemente conocidos desde puntos de vista inéditos y trenzar un nuevo tapiz. En este panorama fascinante y devastador no falta el recuento de las vidas que el conflicto se cobró, de los prisioneros, los deportados y los mutilados. Quizá hicieron falta más de diez millones de soldados muertos para que, por primera vez, todas sus tumbas se parezcan.

Bibliografía de Éric Vuillard

Vídeos de Éric Vuillard

Cargando...