Michel Onfray
Chambois, Francia, 1 de enero de 1959
Michel Onfray

Michel Onfray

Chambois, Francia, 1 de enero de 1959

Michel Onfray es un filósofo francés que no necesita presentación. Ha construido su obra alrededor de los temas del hedonismo, el ateísmo y la construcción de uno mismo. Ha publicado más de cincuenta libros, varios de ellos de gran éxito y traducidos a numerosas lenguas, como Antimanual de filosofía, Tratado de ateología, Freud. El crepúsculo de un ídolo y Orden libertario. También ha creado la Universidad popular de Caen y la Universidad del gusto en Argentan, su ciudad natal. Sus clases de historia de la filosofía se emiten regularmente por France Culture.

Más información: http://www.michelonfray.fr

El cocodrilo de Aristóteles
Comprar

El cocodrilo de Aristóteles

Michel Onfray

El aclamado filósofo Michel Onfray presenta una historia de la filosofía contada a través de 33 obras de arte pictórico.

Comprar
Sinopsis de El cocodrilo de Aristóteles

La mayoría de las veces, cuando un pintor elige tratar un tema filosófico, pinta un texto. Un texto o una frase del texto, un momento de ese texto, una palabra incluso. Como pintar una idea resulta difícil, tiene que pintar un guiño que exprese esa idea en la que se resume todo el pensamiento del filósofo: ese guiño es un detalle, ahora bien el diablo está en el detalle. Lo que hay que ver en una pintura que llamaría filosófica es el detalle que resume esta filosofía.

Para Anaxágoras es un candil, unas verduras para Pitágoras, una jarra para Sócrates y Jantipa, unas lágrimas para Heráclito, una risa para Demócrito, una copa para Sócrates, una lámpara para Diógenes, una caverna para Platón, un cocodrilo para Aristóteles, una lanceta para Séneca, un pan para Marco Aurelio, una concha para Agustín, y esto para permanecer dentro de los límites de la filosofía antigua.

De Pitágoras a Derrida, a través de Descartes y Kant, Montaigne y Rousseau, Voltaire y Nietzsche entre otros, en treinta y tres lienzos, por lo tanto en treinta y tres filósofos, Michel Onfray propone una historia de la filosofía a través de la pintura.

La mayoría de las veces, cuando un pintor elige tratar un tema filosófico, pinta un texto. Un texto o una frase del texto, un momento de ese texto, una palabra incluso. Como pintar una idea resulta difícil, tiene que pintar un guiño que exprese esa idea en la que se resume todo el pensamiento del filósofo: ese guiño es un detalle, ahora bien el diablo está en el detalle. Lo que hay que ver en una pintura que llamaría filosófica es el detalle que resume esta filosofía.

Para Anaxágoras es un candil, unas verduras para Pitágoras, una jarra para Sócrates y Jantipa, unas lágrimas para Heráclito, una risa para Demócrito, una copa para Sócrates, una lámpara para Diógenes, una caverna para Platón, un cocodrilo para Aristóteles, una lanceta para Séneca, un pan para Marco Aurelio, una concha para Agustín, y esto para permanecer dentro de los límites de la filosofía antigua.

De Pitágoras a Derrida, a través de Descartes y Kant, Montaigne y Rousseau, Voltaire y Nietzsche entre otros, en treinta y tres lienzos, por lo tanto en treinta y tres filósofos, Michel Onfray propone una historia de la filosofía a través de la pintura.

Bibliografía de Michel Onfray

Enlaces relacionados

Web oficial
Cargando...