Virginia Heath

Virginia Heath

De pequeña a Virginia Heath le costaba mucho quedarse dormida, así que se inventaba historias mientras contemplaba el techo durante horas. Cuando se hizo mayor esas historias se fueron complicando, a veces necesitaba semanas para llegar al final feliz, y así, un día, decidió ponerse a escribir. Veintidós novelas y dos nominaciones a la Mejor Novela Romántica del año más tarde, le sigue costando quedarse dormida.

Últimos libros de Virginia Heath

Bibliografía de Virginia Heath

Artículos sobre Virginia Heath

Cargando...