Corea del Sur vive una auténtica revolución cultural cuyo impactó trasciende sus fronteras y llega a todas las partes del mundo. Éxitos como el de la serie ‘El juego del calamar’, la película ‘Parásitos’ o el super fenómeno musical de BTS son solo dos muestras de ello. De hecho, ya se habla de la “nueva ola coreana” o “Hallyu” para definir el boom cultural de Corea en el mundo.

Por cierto, para los fanáticos del género musical que ha encendido la industria con sus letras y bailes, no podéis perderos Revolución k-pop: la guía definitiva de Malcom Croft. Un volumen perfecto para conocer a las bandas de K-pop más famosas del momento, sus mejores canciones y todos los estilos que se integran en este movimiento. Vamos, una guía imprescindible para todos los fans de BTS y demás.

Pero lo que pocos saben es que este gran fenómeno cultural, con todas sus aristas, responde a una ley de promoción impulsada hace unos pocos años por el gobierno; y de la que todavía se están recogiendo frutos. Y lo mejor es que este boom también tiene su expresión en el ámbito de los libros. Algo que, por supuesto, ¡Nos encanta que sea así! Es por esto que os traemos algunas recomendaciones literarias de los nuevos autores que han revolucionado el escenario coreano.t

Las mejores novelas coreanas

K-pop, k-drama, k-beauty… pero sin duda nuestro favorito es k-book, concepto que si no existe hemos decidido acuñarlo. Y es que los aires coreanos han llegado en forma de libros para engancharnos con su originalidad y temáticas. Solo hay que coger, por ejemplo, la novela Almendra, de Won-Pyung Sohn, que se ha convertido en una auténtica sensación de la literatura de Corea del Sur.

Si la crítica considera Almendra como la novela del momento, por algo será y la verdad es que no nos sorprende. Esta novela nos entrega a través de sus páginas una historia sobre el difícil proceso de madurar; esa etapa de autodescubrimiento en la que tenemos que aceptar que muchas veces -por no decir casi siempre- las cosas no salen como esperábamos. 

El protagonista del libro es Yunjae, un chico de dieciséis años que, por un problema físico en el cerebro, no puede sentir nada. ¿Os imagináis en plena adolescencia, esa época de emociones irrefrenables, no tener la capacidad de sentirlas? Esto es lo que nos plantea esta novela increíble que, a pesar de ser muy cortita, os dejará de lo más impactados.

Igual de impactante es la novela de Kim Cho-yeop con el maravilloso título Si no podemos viajar a la velocidad de la luz. En él, la autora nos pregunta si tiene sentido un futuro perfecto, pero desprovisto de amor. ¿Vosotros qué opináis?

La respuesta a esta pregunta no es fácil, desde luego. Aquí radica el interés de este libro que nos habla de mundos futuros, pero que en realidad retrata nuestro mundo actual, marcado por cuestiones como la tecnología omnipresente, la realidad virtual, el miedo a la muerte, la pérdida de memoria, las dificultades de la maternidad…  De nuevo, una muestra de la sorprendente capacidad de la literatura coreana para hablar de forma original de temas importantes que se han convertido en foco de discusión en el último tiempo.

Algo parecido, por cierto, es lo que hace la ilustradora Henn Kim. No se trata de una autora de novelas, pero sus ilustraciones causan furor en las redes sociales precisamente por esa mirada poética y sorprendente que tiene sobre la realidad.

Más allá de Corea

Si el boom de Corea os abre el apetito de más literatura oriental, os invitamos a hacer una parada en Japón, donde también hay toda una escena literaria fascinante. Podéis comprobarlo con Diario de un vacío, de Emi Yagi.

Esta novela nos ofrece un retrato de una sociedad desconectada e incomunicada a través de la mirada de Shibata, su protagonista. Los libreros japoneses han premiado esta novela como mejor debut literario del año, con eso ya lo decimos todo.

Y terminamos con otra recomendación de literatura nipona: La gula de Asako Yuzuki. Una alucinante novela de crímenes en la que una periodista consigue contactar con una mujer condenada a cadena perpetua por el asesinato de varios hombres. Es algo así como El silencio de los corderos en versión femenina y japonesa, ¿a que dan ganas de leerla enseguida? Creednos cuando decimos que es una pasada.

Ahora sí que os dejamos con esta selección de novelas coreanas y otros libros asiáticos para que descubras esta cultura lejana que ahora tenemos más cerca que nunca. Eso es algo que amamos de los libros: el poder que tienen de acortar las brechas físicas <3

Valora este artículo