Won-Pyung Sohn

Won-Pyung Sohn

Won-pyung Sohn nació en 1979 en Corea del Sur y ha desarrollado una trayectoria profesional como escritora de novelas y directora de cine. Sus premisas suelen ser sorprendentes, a medio camino entre la fantasía y la realidad, pero con Almendra se ciñó a una enfermedad real y ha conseguido, de lejos, su mayor éxito literario hasta la fecha.

Almendra

Won-Pyung Sohn

¿Cómo lloran las personas que no pueden sentir nada?

Sinopsis de Almendra

«La última sensación de la literatura surcoreana.» Xavi Ayén, La Vanguardia

La novela coreana del momento, Almendra, es una historia sobre crecer, descubrirse a uno mismo y aceptar que la ayuda no siempre viene por donde la esperamos.

Yunjae tiene dieciséis años, está en la edad de las emociones desbordadas, el amor y la rabia. Pero las amígdalas de su cerebro son pequeñas, más pequeñas que una almendra, y por eso Yunjae es incapaz de sentir nada.

Educado por su madre y su abuela, aprende a identificar las emociones de los demás y a fingir estados de ánimo para no destacar en un mundo que pronto le tachará de extraño.

«Si tu interlocutor llora, tú entrecierra los ojos, baja la cabeza y dale una suave palmada en la espalda», le dice su madre.

Así construye una aparente normalidad que se hace trizas el día que ambas mujeres son atacadas por un psicópata en la calle. Desde entonces, Yunjae debe aprender a vivir solo, sin deseo de derramar una lágrima, sin tristeza ni miedo ni felicidad.

Esta es una historia sobre crecer, descubrirse a uno mismo y aceptar que la ayuda no siempre viene por donde la esperamos. A Yunjae le tienden la mano personas improbables: un antiguo amigo de su madre, una chica capaz de romper certezas e incluso un abusón con más afinidad de la esperada. Los tres quebrarán la soledad del protagonista en esta novela breve y lacerante en la que solo la empatía puede llevar a la esperanza.

«La última sensación de la literatura surcoreana.» Xavi Ayén, La Vanguardia

La novela coreana del momento, Almendra, es una historia sobre crecer, descubrirse a uno mismo y aceptar que la ayuda no siempre viene por donde la esperamos.

Yunjae tiene dieciséis años, está en la edad de las emociones desbordadas, el amor y la rabia. Pero las amígdalas de su cerebro son pequeñas, más pequeñas que una almendra, y por eso Yunjae es incapaz de sentir nada.

Educado por su madre y su abuela, aprende a identificar las emociones de los demás y a fingir estados de ánimo para no destacar en un mundo que pronto le tachará de extraño.

«Si tu interlocutor llora, tú entrecierra los ojos, baja la cabeza y dale una suave palmada en la espalda», le dice su madre.

Así construye una aparente normalidad que se hace trizas el día que ambas mujeres son atacadas por un psicópata en la calle. Desde entonces, Yunjae debe aprender a vivir solo, sin deseo de derramar una lágrima, sin tristeza ni miedo ni felicidad.

Esta es una historia sobre crecer, descubrirse a uno mismo y aceptar que la ayuda no siempre viene por donde la esperamos. A Yunjae le tienden la mano personas improbables: un antiguo amigo de su madre, una chica capaz de romper certezas e incluso un abusón con más afinidad de la esperada. Los tres quebrarán la soledad del protagonista en esta novela breve y lacerante en la que solo la empatía puede llevar a la esperanza.

Últimos libros de Won-Pyung Sohn

Bibliografía de Won-Pyung Sohn

Artículos sobre Won-Pyung Sohn

Cargando...