PlanetadeLibros

Carmen Laforet: todo para Nada

Carmen Laforet se refugió en sus libros. Lucía siempre una sonrisa, aunque parecía escribir con calma y tristeza. Como si sacara lo de dentro con garabatos delicados. Por eso ese tono, ese ritmo y esa mirada. Una voz propia. Su vida estuvo profundamente marcada por la posguerra, los traspiés familiares y las andaduras peninsulares.

Nació en Barcelona, aunque a los dos años se trasladó –junto a toda su familia– a Gran Canaria, debido al trabajo de su padre. Aun así, volvió tan pronto como pudo a la capital catalana para estudiar. Su carrera literaria creció, quizá, demasiado rápido y temprano. A los 23 años ya había ganado el Premio Nadal. Aunque su personalidad la llevó a deshinchar su fama aún con más presteza. Quería escribir, y no formar parte de círculos ‘escogidos’.

 

"Si uno es escritor, escribe siempre, aunque no quiera hacerlo, aunque trate de escapar a esa dudosa gloria y a ese sufrimiento real que se merece por seguir una vocación"


Su madre murió cuando era muy joven. Y su padre se volvió a casar más tarde. En una casa donde ella convivía con tres hombres (su padre y sus dos hermanos), la llegada de una madrastra la descolocó. Y nunca llegó a llevarse bien con ella. De aquí su partida en 1939 hacia Barcelona, donde empezaría a estudiar filosofía. Se cansó, y se fue a Madrid a estudiar derecho. Inquieta, nunca acabó ninguna de las dos. En la capital española se casó con Manuel Cerezales, con el que tuvo cinco descendientes. Se acabaría separando de él en 1970.

 

"Por eso me quedo, porque puedo irme"


Su vida literaria estuvo marcada por la publicación de Nada. Con ella ganaría el primer Premio Nadal de la historia, en 1944. Aquello la catapultó. La dejó en un pedestal con focos y luces. El mundo lo esperaba todo de una promesa tan joven. Y ella se bajó, tranquilamente, y se refugió en la vida a poco a poco. Y no dejó de escribir, pero pasó más desapercibida. En muchos aspectos, sigue despertando dudas. Llegó a publicar tres novelas más, algunos cuentos y relatos cortos, y una obra que apareció de forma póstuma: Al volver la esquina. Un libro que formaba parte de una trilogía de la que solo aparecieron dos volúmenes.

Murió, deteriorada por el Alzheimer, en 2004. En sus últimos años llegó a perder la capacidad de habla. Y se desvinculó de su vida en público.

Hoy Carmen Laforet cumpliría 97 años_nadaSu obra más destacada, pues, es Nada. Su primer libro, que publicó con 23 años. Una novela donde la autora sigue a Andrea, una especie de alter ego, hasta la Barcelona de posguerra para estudiar letras. Allí la espera su familia, que la acogerá en un piso de difícil convivir. Andrea representará una especie de puente entre el mundo interior y exterior del habitáculo, aunque siempre se encontrará en esta especie de limbo, al borde de la caída. Laforet ganó el Premio Nadal de 1944 con esta obra.



 

                 

                            
Hoy Carmen Laforet cumpliría 97 años_la_mujer_nuevaAños más tarde, publicó su tercera novela: La mujer nueva. Con ella ganó el Premio Nacional de Literatura y el Premio Menorca de Novela. Una obra donde la protagonista se separa de su marido en pleno franquismo. Decidida a iniciar una vida nueva, se traslada sola a Madrid. Un libro que se considera precursor de la literatura feminista, donde se retrata a una mujer y su época, y sus trabas para crecer. Una historia que también juega con la espiritualidad, en un momento en que la autora empezaba a arraigarse a la creencia católica.

 

                   

                                   
                             

Hoy Carmen Laforet cumpliría 97 años_la_insolaciónLa insolación fue su última novela publicada en vida. La primera parte de una trilogía que nunca se llegaría a completar. Martin Soto es el protagonista, un joven que se enfrenta al reto de formarse como persona. La autora sigue su adolescencia, cuando el chico intenta desprenderse de todo aquello que era para poder ser todo aquello que quiere ser. Como si se cambiara el abrigo porque viene el calor.



 

             

            
Carmen Laforet es una autora que ha pasado demasiado desapercibida por el lector. Sí, mucha gente conoce su novela más famosa, pero pocos saben quién está detrás de tantas líneas. Discreta, cuidadosa y tajante; así la recordamos este 6 de septiembre, día que sería su cumpleaños.

Valora este artículo