Lluís Orriols

DEMOCRACIA DE TRINCHERAS

Por qué votamos
a quienes votamos

 

La eterna cuestión que todo político ansía responder: ¿cuál es el secreto del éxito electoral?

A LA VENTA EL 25 DE ENERO

SINOPSIS

¿Votamos por lealtad a un partido o decidimos qué políticas nos convienen más? ¿La política es cada vez más tribal o siempre ha sido así? ¿Nos decantamos por el candidato que más nos gusta o votamos en contra del que detestamos?

El politólogo Lluís Orriols nos muestra una visión alternativa de cómo piensan y actúan realmente los ciudadanos en política y nos muestra una democracia que se asemeja más a una guerra de trincheras que a un supermercado: los votantes no son consumidores que eligen en cada 
momento el mejor producto, sino que conciben la política en gran parte como una guerra de bandos, de amigos contra enemigos, de los míos contra los tuyos.

Democracia de trincheras aborda los distintos fenómenos políticos desde la perspectiva de la psicología de los ciudadanos –cómo se informan, cómo construyen la realidad política y cómo toman decisiones– y da las claves  sobre el papel decisivo que tiene la identidad en nuestra democracia.

«[…] este libro no toma una posición inequívocamente contraria (tampoco favorable) a las trincheras partidistas. […]. La democracia necesita tanto a Belén Esteban como a Jorge Javier Vázquez. El ecosistema de la democracia se encuentra en un equilibrio saludable precisamente cuando coexisten los dos tipos de perfiles.»

EL AUTOR

Lluís Orriols es doctor en Ciencia Política por la Universidad de Oxford (Nuffield College). Actualmente es profesor y vicedecano de estudios de Ciencias Políticas en la Universidad Carlos III de Madrid. Sus campos de interés son: opinión pública, comportamiento político y electoral. Sus investigaciones se han publicado en revistas académicas internacionales y nacionales de alto impacto. Ha editado junto con Toni Rodón el libro Cataluña en la encrucijada (2014) y es coautor del libro Aragón es nuestro Ohio (2015). Ha escrito de forma regular en El País, en el blog «Piedras de papel» de eldiario.es y es analista político habitual en La Sexta, TV3, Televisión Española y en la Cadena SER. 

@LluisOrriols

 

«La conversación se produjo en 2010, en pleno im­pacto de la Gran Recesión, con un gobierno socialista que impulsó el mayor recorte social de la historia [...]. Y sin embargo, a pesar de que la insatisfacción era evidente tanto en Jorge Javier Váz­quez como en Belén Esteban, la respuesta de ambos era muy distinta. Y eso es así porque cada uno representa un modelo de votante diferente: Jorge Javier representa al votante identitario y Belén Esteban al votante racional.»

«Los vínculos emocionales y de lealtad grupal hacia los partidos suelen ser un motor fundamental en política. No se puede entender la política sin la identidad. De hecho, no se puede comprender el comportamiento humano en cualquier ámbito si se ignora esta cuestión. A menudo se tiende a denostar la identidad en política y a argumentar que los ciudadanos deberían votar de forma racional, aséptica, despojada de emociones, y dejando al margen las pulsiones identitarias, a las que se acusa de constituir uno de los grandes males que padecen nuestras democracias. Y puede que estas voces críticas tengan razón. Sin embargo, guste o no, la identidad es consustancial al ser humano y, por ende, a la política.»

«A nadie le gusta pensar que los suyos son corruptos. Es comprensible. Pero es importante entender que esta forma de reducir nuestras disonancias es problemática para el control de los gobiernos. Al político que no es del partido con el que simpatizamos, si lo hace mal, le apli­camos todo el peso de nuestra reprobación. Pero al polí­tico que es de nuestro bando le buscamos excusas para evitar reconocer que es un mal gobernante. De poco sir­ven las elecciones como mecanismo de premio-castigo, si solo amenazamos con dejar de votar a quien nunca hubiéramos votado de todos modos.»

Colección| ATALAYA 
Número de páginas | 211
 

Valora este artículo