Las playas más largas del mundo

Arena a lo grande

¿Sabías que la playa más larga del mundo está en uno de los países menos turísticos del planeta? ¿Te has preguntado alguna vez cuál es la playa más larga de nuestra península? ¿Y en qué lugares de la tierra podríamos caminar durante casi 100 kilómetros pisando arena? Playas hay muchas, pero algunas de ellas parecen infinitas. Estas son las 10 playas más largas del mundo y algunas de las más largas de España y de Europa.

La más larga del mundo: Cox Bazar, Cox, Bangladesh

Banglades_Cox_14442719566_d

Para encontrar la playa más larga del mundo tendremos que viajar a uno de los países que recibe menos turistas en todo el planeta: la superpoblada Bangladesh. Allí se encuentra Cox Bazar, con sus 240 kilómetros de finas arenas bordeando el golfo de Bengala. Está en Chittagong, un lugar famoso también por sus templos budistas, como el monasterio de Khyang Aggameda. Sus habitantes llaman a esta playa Panowa, aunque los ingleses la bautizaron con el nombre de un capitán inglés.

Cohetes de la NASA en Praia do Cassino (Brasil)

La segunda en el ranking de la playa más larga del mundo es la Praia do Cassino, en Brasil. Según el libro Guinness de los récord, con sus 250 km supera en extensión a la playa de Cox Bazar, pero no es real si contamos con las rocas que interrumpen algunos tramos y que su extensión real se limita a la reserva ecológica del Taim. La orilla de la playa se expande hasta la ciudad de Chuy, frontera con Uruguay.

Praia do Cassino es uno de los lugares de vacaciones más antiguos de Brasil: en 1890 comenzó a llenarse de hoteles. En 1966 se hizo conocida en todo el mundo (¡y más allá!) porque sirvió de base a la NASA para lanzar sus cohetes.

90 millas de arenas vírgenes al norte de, Nueva Zelanda

NZ_NinetyMile_3646267019_e7Ninety Mile Beach: su nombre lo indica todo. Son exactamente eso, 90 millas (unos 144 km) de arenas casi vírgenes al norte de Nueva Zelanda, en la península de Aupuri, junto al Mar de Tasmania. Es zona de pescadores, de avistamiento de ballenas y delfines y de dunas en las que se practica el sandboard. Pero además, la playa tiene también su punto mágico y simbólico: su extremo, el Cabo Reinga, considerado por los maoríes como el trampolín desde donde las almas saltan para emprender definitivamente su viaje espiritual.

Cuando la playa es toda una isla: Fraser Island, Queens, Australia

La isla Fraser, en la costa de Queens, en Australia, no es la más larga del mundo (“solo” tiene 120 km) pero Fraser es la isla de arena más grande del mundo, con 1.630 km cuadrados. Los turistas lo saben y han convertido esta isla del Pacífico en un gran destino turístico: hay un bosque interior (Waddy Point) con un magnífico observatorio-mirador sobre la isla, un lago de aguas transparentes, el McKenszie, una inmensa playa para acampar bajo las estrellas y, sobre todo, una enorme riqueza de flora y fauna, en particular de aves. Aquí es fácil observar delfines, tiburones, ballenas jorobadas o el famoso diago. El nombre original de la isla lo dice todo: K’Gari (“paraíso”, en la lengua de los indígenas de Fraser).

Haciendo pie en la Playa del Novillero, México

Mexico_Novillero_3927521303

Lo más curioso de la playa mexicana del Novillero, no es tanto su longitud (82 km) sino su anchura (50 metros) y sobre todo que se puede entrar hasta más de 100 metros mar adentro sin superar el metro y medio de profundidad. Esto, junto con el clima suave y las temperaturas tibias del mar, la convierten en un destino perfecto y en las playas más seguras de México. Por eso acuden muchos visitantes, que quedan definitivamente atrapados por sus bellos atardeceres.

Lujo subtropical en Sunshine, Australia

Golden Beach es uno de los destinos más populares de Australia, sobre todo para los surfistas. En estos 60 kilómetros de arenas hay hoteles de lujo, un clima subtropical, una atmósfera relajada, restaurantes, cafés, boutiques… Y además forma parte de Noosa, uno de los parques nacionales australianos, en Queesland, a unos 120 km de Brisbane.

Muizemberg, la playa de Ciudad del Cabo, Sudáfrica

Sudafrica_8713795008_c8a4c0

Para encontrar la playa más larga de África hay que viajar hasta el final, hasta Ciudad del Cabo, en Sudáfrica. La playa de Muizemberg se extiende por 32 kilómetros de arena y fue aquí donde comenzó la pasión de los sudafricanos por el surf y donde todavía hoy se siguen concentrando. También acuden muchos escaladores para trepar por sus acantilados y los avistadores de fauna para contemplar a los tiburones blancos que nadan en las aguas de False Bay.

Una playa de agua dulce en Wasaga, Ontario, Canadá

No todas las playas están junto al mar. En los grandes lagos encontramos algunas de las más largas del mundo, como la de Wasaga, en Ontario, que pasa por ser la playa de agua dulce más larga del mundo, con sus 14 kilómetros y su Bandera Azul. Está dentro del parque natural de Wasaga Beach Provincial Park, y su cercanía a Toronto, a menos de dos horas, la ha convertido en un destino turístico especialmente popular entre los canadienses.

Texas también tiene playas: South Padre Island

EEUU_Texas_2779466336_765d2

Texas nos suena a pozos de petróleo en medio de una inmensa llanura, pero este estado gigante de los EEUU también tiene buenas playas y entre ellas algunas larguísimas, como la de South Padre, en las aguas del Golfo de México. South Padre es una isla situada en la punta del estado, unida al continente por un puente de 4 kilómetros. La playa tiene buenos servicios turísticos y ocupa unos 55 kilómetros bordeados por las aguas cálidas y por la laguna Madre Bay.

Caparica, la más larga de Europa

En Portugal encontramos la playa más larga de Europa, la Costa da Caparica, un extenso arenal que ocupa más de 230 km al sur de la desembocadura del Tajo. Es uno de los lugares de veraneo más populares para los portugueses, en particular para los lisboetas, pero hay sitio para todos. Un poco más al sur está la interesante reserva natural de Lagos de Albufeira, un reclamo más para que nos acerquemos a este paraíso natural sin salir de la península.

Playas familiares en Las Landas francesas

Francia_5724833084_8e1ce346

La segunda playa más larga de Europa es la de Landas, en la costa atlántica francesa. Desde la frontera española hacia el norte, se extienden 100 kilómetros de arena y playas que los franceses llaman la Côte d’Argent (Costa de Plata). Es especialmente apreciada por las familias, y sobre todo para los amantes del surf, el windsurf y el kitsurf.

Las playas más largas de España

En nuestro país, Doñana ocupa el primer puesto en el ranking de las playas más largas, con sus 28 kilómetros de arenas casi vírgenes. Algo menos (17 km) tiene la cercana playa de Castilla en Almonte. Le siguen las playas nudistas del Cofete (Las Palmas) con 13,7 km de arenas doradas y la de El Terrón, con 12 km, en Nueva Umbría, Huelva, el paraíso de los grandes arenales.

El ranking de las playas más extensas se completa con las playas de L’ Astillero, en Vilaassar de Mar (Barcelona), con 9,5 kilómetros, Mazagón (Palos de la Frontera, Huelva) con 9 km, la de Carnota, en plena Costa da Morte gallega, con 6.5 kilómetros, la nudista Punta del Fangar, con 6,5 kms, en Deltebre (Tarragona), la de Punta Entinas Sabinar,6,35 km entre El Egido y Roquetas de Mar, en Almería y en el top 10 la playa de Sant Pere Pescador, en Girona, con sus  6,3 km sobre los que sobrevuelan las velas de kitsurf.

Valora este artículo