Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
PlanetadeLibros
Adolfo García Ortega
Valladolid, 1958
 ©Elena Blanco
©Elena Blanco

Adolfo García Ortega

Valladolid, 1958

Vinculado al mundo del libro, la comunicación y la literatura desde 1980, ha sido traductor, crítico literario, articulista en prensa y editor. Como poeta, destacan sus libros Fortuna (1993), Las cenizas del paraíso y otros poemas (1997), Travesía (2000) y Te adoro Kafka (2006). Ha publicado los ensayos narrativos Privado paraíso (1988), Un fin de siglo (1989), Habitaciones irreales (1999), Londres/ Edimburgo (2000) y Contra la República Perfecta (2007), y el volumen de cuentos La ruta de Waterloo (2008). Sus novelas hasta la fecha son Los episodios capitales de Osvaldo Mendoza (1989), Mampaso (1990), Los días rusos (1996), Café Hugo (1999; 2007), Lobo (2000), El comprador de aniversarios (2003; Seix Barral, 2008), con la que fue ganador del Premio Dulce Chacón, y Autómata (2006), Premio de la Crítica de Castilla y León y de la Crítica de Euskadi, ambos en 2007. Algunas de sus novelas se han traducido a varios idiomas. Colabora habitualmente en el diario El País.

Abecedario de lector
Comprar

Abecedario de lector

Adolfo García Ortega

Un abecedario personal e irreverente sobre los grandes autores y los grandes libros que han acompañado a Adolfo García Ortega a lo largo de su carrera y que servirá de guía inspiradora a cualquier lector.

Comprar
Sinopsis de Abecedario de lector

«Este es un libro subjetivo. Quizá todos lo sean, pero este, si cabe, lo es más. Responde a la idea de compartir con un público, cuanto más amplio mejor, una serie de sugerencias sobre libros, temáticas y autores que conforman una literatura de calidad, y cuya lectura es una fuente de placer y conocimiento. He elegido la forma de un abecedario porque permite organizar y parcializar la información de un modo ordenado que es, a su vez, aleatorio, lo cual aporta un grado más de sorpresa en la inclusión de las entradas elegidas.

Sobre la lectura, ya se ha dicho todo en la historia. Cabe resumirla como la práctica interpretativa de un texto, de cualquier texto. Práctica que deriva hacia la imaginación si ese texto contiene determinados elementos que atrapan la atención y el deseo de progresar en el conocimiento de lo que se cuenta en dicho texto. Si el interés por textos así se prolonga en el tiempo, una persona se puede considerar lector o lectora perseverante, incluso contumaz.» Adolfo García Ortega.

«Este es un libro subjetivo. Quizá todos lo sean, pero este, si cabe, lo es más. Responde a la idea de compartir con un público, cuanto más amplio mejor, una serie de sugerencias sobre libros, temáticas y autores que conforman una literatura de calidad, y cuya lectura es una fuente de placer y conocimiento. He elegido la forma de un abecedario porque permite organizar y parcializar la información de un modo ordenado que es, a su vez, aleatorio, lo cual aporta un grado más de sorpresa en la inclusión de las entradas elegidas.

Sobre la lectura, ya se ha dicho todo en la historia. Cabe resumirla como la práctica interpretativa de un texto, de cualquier texto. Práctica que deriva hacia la imaginación si ese texto contiene determinados elementos que atrapan la atención y el deseo de progresar en el conocimiento de lo que se cuenta en dicho texto. Si el interés por textos así se prolonga en el tiempo, una persona se puede considerar lector o lectora perseverante, incluso contumaz.» Adolfo García Ortega.

Bibliografía de Adolfo García Ortega

Cargando...