El fenómeno Anna Kadabra: las razones del éxito internacional de la pequeña bruja y sus historias

Hablamos con sus autores, su editora y la responsable de vender sus derechos a otros países

Aventuras, amistad, magia y diversión. El Club de la Luna Llena es un lugar especial que ya ha hechizado a miles de lectores desde que en 2020 se publicara su primera aventura y conocíamos a su protagonista: Anna Green, una niña corriente hasta que descubre que tiene poderes mágicos al mudarse a Moonville con sus padres.

Anna Kadabra es una bruja pero no es una bruja como las demás. Junto a los demás integrantes del Club de la Luna Llena y entre pasteles peligrosos y fiestas de medianoche, este club mágico va a llegar a librerías próximamente con su séptima libro. 'El secreto del bosque'. La serie Anna Kadabra es ya uno de los mayores fenómenos de la literatura infantil y juvenil de los últimos tiempos. ¡Y no únicamente en España! Porque nuestra querida bruja también está triunfando en el extranjero y se van sumando las ediciones internacionales a la serie Anna Kadabra: Italia, Israel, Rusia, Grecia, Francia, Corea, Portugal, Hungría... 

Aprovechando la ocasión nos hemos acercado a sus autores Pedro Mañas y David Sierra, a su editora Anna Casals y a Pilar Lafuente, agente de Foreign Rights y responsable de llevar la magia de Anna Kadabra más allá de nuestras fronteras. ¡Y atento, lector! Porque el gato de Anna, Cosmo, nos ha elegido para compartir alguno de sus secretos. No te los pierdas. ⤵️


¿Cómo nació el personaje de Anna Kadabra? 

Empezamos por el principio, por el proceso creativo que llevó a crear a un personaje tan particular como Anna Kadabra. Pedro Mañas afirma que lo tenían claro desde el inicio: todo surgió de la intención de subvertir el papel que tienen las brujas en los cuentos tradicionales. «Es muy divertido jugar con los clichés siempre que encuentres cómo darles la vuelta y acercarlos a la realidad del lector. Desde el principio tuvimos claro que queríamos unas brujas frescas, actuales, empoderadas… y que además fueran las buenas del cuento».

A partir de ahí casi podría decirse que Anna “se escribió sola”. Su voz narrativa fue construyendo un pequeño universo lleno de magia, humor y criaturas extraordinarias. Ese carácter único de Anna y los demás miembros del Club de la Luna Llena no se inscribe sólo a su historia y a su voz narrativa, sino que es muy palpable en el papel, en el trabajo que hizo David Sierra creando las ilustraciones para el libro: «A nivel gráfico también queríamos que los miembros de la pandilla de Anna fueran como niños de hoy en día, que los lectores se pudieran identificar con ellos. Además nos parecía necesario que cada aprendiz tuviera un estilo y una personalidad diferentes, que hubiera variedad en el grupo. Anna tenía que ser la más moderna y la que más destacase como protagonista, aunque confieso que el pelo azul fue una idea de nuestra editora que acabó de redondear su imagen». 

Y su editora, Anna Casals, nos cuenta algo más entre bambalinas: «tenía claro que quería una serie de brujas buenas, con una protagonista femenina fuerte y potente, que asumiera el rol de personaje principal tradicionalmente reservado a los niños. Invertir roles, niñas transgresoras y empoderadas que sean referentes también para niños. Porque queríamos una serie que pudieran leer tanto niñas como niños. Le expliqué la idea a Pedro en una cafetería de Madrid y a los pocos días vino con su propuesta: Anna Kadabra y el Club de la Luna Llena. Me enamoré al instante. Luego llegó la propuesta gráfica de David, y aquí ya supe que este proyecto volaría muy alto». Y de ese café compartido hasta hoy, en que la bruja del pelo azul y un sentido del humor particular está conquistando más y más librerías cada día alrededor del mundo. 


Una protagonista traviesa y con un toque de rebeldía, perfecta para conectar con el público

La protagonista de los libros tiene un punto gamberro aunque se trate de un libro infantil. ¿Puede ser uno de los factores que han influido para que el público haya conectado tanto con Anna? Desde luego —afirma David Sierra. «Creo que ese puntillo irreverente también se refleja en las ilustraciones. He tratado de crear composiciones divertidas y dinámicas con colores más planos y vibrantes de los que suelo utilizar. Los gestos y expresividad exagerada de los personajes invitan al humor y a la complicidad del lector, que se siente como uno más de esta loca pandilla».

Pedro Mañas además apuesta por tratar a los lectores con inteligencia. O como él dice, «a veces se confunde infancia con ñoñería e ingenuidad, pero a los niños tampoco les gusta que se les trate con condescendencia. Aunque en las aventuras de Anna hay ternura, los lectores agradecen ese punto travieso y rebelde de la protagonista, siempre dispuesta a mirar el mundo, a los adultos y a ella misma con cierta ironía».

Y como explica Pilar Lafuente desde Foreign Rights, ésa puede ser una de las claves de su éxito internacional. «Creo que el secreto está en el personaje protagonista, cuyo nombre tiene mucho gancho y es fácil de traducir en todos los idiomas. Además, la combinación de un humor fresco e inteligente (que puede gustar tanto a los niños como a los padres que leen con ellos), el estilo de ilustración y los pequeños misterios es perfecta!».


Un fenómeno internacional

De las adaptaciones internacionales, Lafuente nos comenta que Israel, Rusia y Corea, países donde normalmente no es fácil vender, son mercados a los que les ha hecho especial ilusión llegar. Y aún hay más cosas en marcha: «estamos trabajando en conseguir más traducciones. Una traducción al inglés sería poner la guinda al pastel, ya que es el idioma que abre puertas al resto del mundo». Por el momento ya son ocho las adaptaciones internacionales que colocan a Anna Kadabra en lugares tan distintos como Italia, Grecia, Portugal, Francia, Hungría o Israel, como mencionaba Lafuente. 

Afirma además que no es tan habitual que un libro se venda en tantos países y tan rápido. La clave, en su opinión profesional, es una combinación de factores: la ilustración, los misterios, el humor... además de una historia bien tramada y divertida y escrita con un lenguaje coloquial muy bien trabajado. 

Relanzamos esta pregunta a la editora Anna Casals: ¿qué hace bueno a un libro infantil como Anna Kadabra? ¿Y qué lo hace excepcional para que se convierta en un fenómeno internacional? «Hay varios factores que hacen de Anna Kadabra una serie excepcional. El primero, sin duda, es el talento del autor y del ilustrador. Me gustaría recalcar que la ilustración también es parte fundamental de la obra. Pero no es casual que Anna Kadabra se haya convertido en un fenómeno, se trata de un proyecto muy pensado y estudiado hasta el último detalle: magia, mucho humor, amistad, aventuras disparatadas, clandestinidad, protagonista femenina empoderada, que habla al lector de tú a tú, en primera persona, con ironía y complicidad, y le hace sentir que forma parte de su pandilla, el Club de la Luna Llena. La pócima secreta que nos enseña que las brujas no siempre son las malas del cuento, o sea, que no todo es lo que parece y que la realidad tiene muchas vertientes y lecturas». 

Además del trabajo invertido en crear un producto excelente que enamore a los lectores, uno de los elementos a destacar en la serie Anna Kadabra es el papel del feminismo. Como explica Casals, había un enorme hueco en la literatura infantil que tuviera referentes femeninos, pero por suerte en los últimos años han florecido las heroínas. Las niñas han asumido papeles tradicionalmente reservados para niños y se están rompiendo roles de género. Y ahora son lectores y lectoras los que disfrutan de las aventuras de esta bruja distinta a las demás. 


La respuesta del público

Tanto el autor Pedro Mañas como el ilustrador David Sierra son activos en redes sociales y acuden a presentaciones. Están en contacto estrecho tanto con sus lectores y lectoras como con sus padres, así que hemos querido saber qué tipo de comentarios les llegan y si les ha sorprendido en algo la reacción de su público.  

Nos responde David Sierra: «quizá lo que más me gusta oír de boca de los lectores y de sus padres es lo mucho que aprecian la ilustración como parte fundamental de la obra. A menudo me dicen que mis ilustraciones les enganchan y les ayudan a seguir la narración. Resulta muy gratificante que no las vean como un simple complemento a la historia».

Pedro Mañas también tiene palabras muy positivas sobre esa relación con los lectores: «me conmuevo especialmente cuando me cuentan que algún niño o niña que arrastra cualquier tipo de dificultad de aprendizaje se ha enganchado a la colección. Es muy motivador saber que la magia de Anna Kadabra puede ayudarles a superar algunas barreras y a consolidar su afición por la lectura».

De hecho hay comentarios realmente sorprendentes, como el que encontraba Pedro Mañas en redes. Un padre anunciaba que estaba esperando a que su hija se durmiera para robarle el libro de la mesilla de noche. ¡Él mismo no podía esperar a enterarse de lo que ocurría en el siguiente capítulo!


Con esta acogida tan entusiasta, pues, no nos extraña que Anna Kadabra se haya convertido en un fenómeno literario tanto a nivel nacional como internacional. Qué más sorpresas traerá esta saga, sólo el tiempo lo sabe. Por el momento y aprovechando esta entrevista, Anna Casals nos ha confiado un secreto: 

«Le hemos preguntado a nuestra querida y traviesa Anna Kadabra si nos puede enseñar este 'Diario Mágico' que lleva bajo el brazo en sus aventuras. «Ni en sueños, ahí guardo mis pócimas mágicas y mis secretos más íntimos». Luego lo pensó un poco más y aceptó. Con una condición: «solo para niños y niñas, nada de adultos». Así que esta es la siguiente gran sorpresa: ¡El Diario Mágico de Anna Kadabra!».

Así que, cuando nuestros hijos duerman, confesamos que por aquí tenemos tooooda la intención de acercarnos a sus mesitas de noche para saber ¡qué pócimas, planes y locuras habitan en el Diario Mágico de Anna Kadabra! Si Cosmo nos lo permite, claro. Y mientras llegan el 'Diario Mágico' y 'Anna Kadabra 7. El secreto del bosque' pensamos dedicar nuestro verano a releer las aventuras del Club de la Luna Llena

¿Nos vemos en la siguiente aventura, lectores? ❤️

#Veraleo 

Valora este artículo