1. PlanetadeLibros
  2. /
  3. Reseñas
  4. /
  5. Nuevas generaciones y fenómeno fan

Se dice mucho que las generaciones más jóvenes no leen, que falta hábito de lectura. Y sin embargo la literatura infantil y juvenil es la protagonista de algunos de los fenómenos editoriales más potentes de los últimos tiempos, con plataformas como Wattpad propias de la Generación Z que registran 94 millones de usuarios mensuales. 

Y entre los fenómenos más recientes destacan ellas: mujeres escritoras jóvenes que nos aportan una literatura fresca y conectada con los intereses de los lectores más noveles, que son auténticos fans de lo que crean. Hoy en nuestra tercera charla #ReescribirElMundo, junto a Helena Resano se encuentran Míriam Bonastre, autora de HookyInma Rubiales, la creadora del éxito de Wattpad Hasta que nos quedemos sin estrellas; y Alina Not. creadora de la serie juvenil Bad Ash

¿Cómo interacciona la comunidad joven de léctores? Wattpad y Webtoon tienen algo muy a su favor, comenta Alina Not: «Publicas capítulo a capítulo y los lectores te pueden ir comentando párrafo a párrafo qué les parece, te pueden aportar ideas, decirte si un detalle no cuadra y tienes que volver atrás y revisarlo... es muy positivo poder tener ese feedback». Inma Rubiales coincide: «Se forma una comunidad muy cercana. Más que lectores y escritores, somos amigos dentro de nuestra comunidad y creo que eso es muy bonito, a mí me gusta mucho». 

Algo que podemos comprobar al echar un vistazo a las redes sociales. En las publicaciones sobre la obra de estas jóvenes autoras es fácil ver decenas de comentarios de usuarios animándolas, diciéndoles que las siguen desde la etapa online, alegrándose por los nuevos pasos de su carrera, celebrando con ellas la literatura que les une y fangirleando sobre los personajes. 

¿Puede tener un lado B esa relación tan directa con los lectores, en términos de presión? 

Las invitadas de nuestra mesa lo ven más por el lado positivo, aún cuando tienen que enfrentarse a críticas sobre las actitudes de sus personajes. Lo explica Inma Rubiales: «A mí esa relación tan directa me gusta, me parece que somos una comunidad y hasta tenemos bromas internas [...]. Y sobre los personajes, los lectores tienen que entender que la mayoría de veces un personaje no refleja cómo es el autor. Por ejemplo, si uno de mis personajes es machista no quiere decir que yo lo sea. Probablemente haya creado a ese personaje para dar una enseñanza en la historia y por supuesto para decir que el machismo está mal». 

La literatura, de hecho, corre por las venas de nuestras autoras. Siendo muy jóvenes cuentan ya con millones de seguidores. Y lo que les ha llevado a publicar en plataformas online muchas veces es la pasión por las historias que les acompaña desde que tienen memoria. Es el caso de Míriam Bonastre: «Desde pequeñita hacía historietas con diálogos. Entonces siempre me ha gustado contar historias. Conecto mucho con esta forma de expresarme que es escribir, más concretamente escribir cómics». Como explica ella, ha sido una evolución natural

Es algo muy similar a lo que le ocurrió a Alina Not: «Leía mucho y a partir de este punto me dije a mi misma 'a mi también se me ocurren historias, tengo ideas que quiero plasmar y que quiero poder transmitir. Y una historia que en este momento me gustaría leer, a lo mejor está por algún sitio pero yo no sé dónde, entonces me voy a poner a escribirla y que la pueden leer otras personas'». Y la comunidad de lectores ha respaldado a Alina Not, de ello no hay duda. Hace apenas un mes llegaba a librerías la última entrega de su trilogía Bad Ash y tanto la novedad como los libros anteriores cuelgan el cartel de bestseller

Y es un caso común a las otras autoras de nuestra mesa. Sus lectores son auténticos fans que devoran todo lo que sale de sus mentes. Precisamente por ello, nuestras autoras proceden con precaución y sensatez: saben que pueden influir a miles de personas en una edad especialmente vulnerable. Inma Rubiales comenta al respecto: «Como autora tengo muy claro que me dirijo a un público sobre todo joven e intento siempre que en mis libros las relaciones de amor que hay sean siempre sanas y que estén basadas en el respeto y la comunicación». Alina Not también aprovecha el altavoz que tiene como autora para poner el foco sobre temas como la salud mental. Ella nos lo explica: «Lo más complicado para un adolescente en temas de salud mental es encontrar referentes que hablen abiertamente de ello y que muestren que no todo el mundo está siempre feliz, que todo el mundo tiene problemas. Nosotras tenemos la responsabilidad de reflejar eso para que ellos puedan sentirse identificados». 

Con ellas nos queda claro que es muy posible reescribir el mundo, que a la lectura juvenil no le faltan lectores ni autoras con un gran porvenir que aporten una visión femenina y cargada de responsabilidad social, aparte de grandes historias y personajes top que se convierten en el crush de más de uno y de una. 

Si no has visto la charla entera, te invitamos a descubrir las reflexiones de esta nueva generación de autoras. Y por supuesto te citamos para nuestra cuarta y última charla del ciclo #ReescribirElMundo con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Será el 7 de marzo a las 19:30h; "Palabras para reescribir el mundo", con la finalista del Premio Planeta Paloma Sánchez-Garnica y la ganadora del Nadal Inés Martín Rodrigo. ¡No te las pierdas! 

Y para ir abriendo boca te dejamos con una selección de lecturas para ampliar nuestra consciencia sobre las desigualdades y #ReescribirElMundo en femenino. 

¡Te esperamos en la siguiente charla! ❤️ 

Valora este artículo