Marcapáginas originales caseros para el Día del libro

Imagen articulo: Marcapáginas originales caseros para el Día del libro

Con el 23 de abril a la vuelta de la esquina, nos parece una muy buena idea crear nuestros propios marcapáginas y añadirlos como regalo cuando le demos a esa persona especial el libro que con tanto cariño hemos seleccionado entre las paradas de libros de Sant Jordi.

¿Por qué? Bueno, seamos sinceros: ¿A cuántos de nosotros nos ha pasado eso de estar inmersos en la lectura, sin despegar los ojos de la historia, y de repente nos llaman por teléfono y perdemos la página por donde íbamos? No es problema si tenemos buena memoria, pero... En la época de las distracciones y las notificaciones, pocos de nosotros somos capaces de volver a la página original sin hacer una pequeña excursión por varios capítulos del libro. ;) 

De allí los marcapáginas. Porque así conseguimos un regalo práctico y único (por algo se trata de una manualidad), y que será el aliado perfecto para acompañar a nuestros regalos de Sant Jordi. 

Y lo mejor de todo —si se nos permite decirlo— es que estas manualidades de marcapáginas se pueden hacer con elementos básicos que tengas por casa y siguiendo instrucciones muy sencillas. De hecho, son una excusa muy buena para pasar tiempo con los peques de la casa haciendo algo divertido a la vez que creamos un elemento útil que pondrá fin al caos cuando la enésima distracción nos intente sorprender a media lectura. Porque no hay que olvidar que ellos también son los protagonistas de esta fiesta cultural, así que ¡que no falten las manualidades ni los libros infantiles para que su Sant Jordi esté lleno de aventuras literarias!

Y ahora que ya te hemos contagiado las ganas de tener ese marcapáginas... Prepárate, coge papel y lápiz y apunta estas ideas originales para hacer tus propios marcapáginas para el Día del Libro. ⤵️

1) Marcapáginas troquelado

No te preocupes porque no es ni la mitad de complicado de lo que suena. El troquel es una máquina con bordes cortantes que sirve para recortar o estampar imágenes por presión sobre un papel. El troquelado es la pieza resultante. Pues bien, no necesitamos ninguna máquina para conseguir un resultado muy chulo e igual de delicado. Solo necesitaremos un cúter, una cartulina (blanca o del color que elijamos) y el diseño que queremos aplicar.

Primero cogemos la cartulina y la cortamos en forma de rectángulo para que se convierta en la base de nuestro marcapáginas. 

Cogemos el diseño que más nos llame la atención —podemos dibujarlo nosotros o descargar alguna plantilla de Internet— y lo calcamos sobre nuestra cartulina.

Y a continuación, despacito y con cuidado, empezamos a recortar con nuestro cúter las formas que componen el diseño. Esta parte del proceso recomendamos que la haga un adulto para que los peques no estén cerca de objetos afilados.

El resultado será un marcapáginas a través del cual se podrá ver la página de nuestro libro mientras estamos leyendo, y que puede tener un diseño tan festivo como una rosa de Sant Jordi por ejemplo.

Si te apetece resaltar aún más el diseño de este tipo de marcapáginas Día del Libro, puedes coger una cartulina de color vivo, cortarla en forma de rectángulo y adherirla en la parte trasera de tu punto de libro, para que el diseño que has troquelado a mano sea aún más visible. ¡Hay mil opciones de diseños! 

2) Marcapáginas de tus personajes favoritos

Hacer marcapáginas como estos creemos que puede ser una de las manualidades favoritas de los peques de la casa. ¿Por qué? Porque les permitirá tener a los protagonistas de sus historias favoritas en forma de punto de libro. De hecho en esto la edad no cuenta demasiado... Apostamos a que hay muchos adultos a los que esta idea también les encantará. ;) 

¿Y en qué consiste? Para el cuerpo del marcapáginas cogeremos una cartulina, un papel colorido (con cierto gramaje, para que sea resistente) y le daremos forma de rectángulo con ayuda de las tijeras.

Para crear a nuestro personaje nos pueden venir muy bien juguetes descartados con los que nuestros peques ya no jueguen o que estén rotos, de forma que daremos nuevo uso a algunas de sus partes. Aunque si no tenemos nada de eso a mano, ¡siempre hay alternativas!

Lo más importante de todo es pensar: ¿qué personaje queremos recrear en nuestros marcapáginas originales caseros y qué características le distinguen más? Dicho de otra forma, ¿cómo reconoceríamos a primera vista a Alicia en el País de las Maravillas? Por el vestido azul y las medias blancas. ¿Y a los tres mosqueteros? Seguramente tres espadas o mosquetes y sus botas a juego nos darían una buena pista. Una armadura y una rosa, por su parte, nos hacen pensar en la leyenda de Sant Jordi. ;)

Si tenemos juguetes viejos, decíamos, se trata de buscar las partes que nos puedan servir, cortarlas y adherirlas a la base de cartulina de nuestro marcapáginas.

Con un poco de pintura, unas piernas desnudas de muñeca pasan a llevar unas icónicas medias. Con algo de negro, los zapatos rosas se convierten en los de Alicia. Y con un poco de tela que encontremos en cualquier mercería, dos puntadas nos servirán para crear el bajo de ese vestidito azul que todos tenemos en la mente. Al final es una tarea sencilla, ya que solo tenemos que recrear esa parte del personaje que se vaya a ver por debajo del libro. 

Y si no tenemos muñecos descartados que podamos reaprovechar, existen materiales seguros para niños como la arcilla de moldeado, que no necesita cocción. Creamos así nuestros tres mosquetes, la capa de D'Artagnan... y lo dejamos secar.

Luego solo hay que pintarlo y adherirlo con pegamento a nuestro punto de libro. Eso sí, por cuestiones prácticas se recomienda hacer piezas pequeñas, que no añadan mucho peso a nuestro marcapáginas, para que siga siendo una manualidad práctica, además de original.

3) Una cita de libro para recordar

¿Sabes cuando estás leyendo una novela apasionante y no puedes dejar de usar el subrayador porque está llena de frases memorables? Pues esta manualidad es la oportunidad perfecta para darle a esas frases el espacio que merecen. Y entre nuestras propuestas de marcapáginas originales Día del Libro, seguramente sea de las más sencillas de hacer.

Solo tienes que coger esa cita, escribirla en un editor de texto y darle el formato que más te guste. Imprímela en forma de bocadillo, como si de un cómic se tratara. O si te quieres poner más creativo, recorta los bordes para darle la forma de una ballena, por ejemplo. Ideal si el marcapáginas es para el ejemplar de Moby Dick que vas a regalar este Sant Jordi. Para que haya más contraste, te recomendamos que el papel que haga de base del marcapáginas sea papel kraft o cartulina de color. 

Para completarlo, y siguiendo con la misma temática, podrías descargar de Internet un áncora o un barco ballenero, imprimirlo y recortarlo para adherirlo a tu marcapáginas. ¡Las opciones son infinitas! De esta manera, puedes crear un marcapáginas para cada uno de tus libros y frases favoritas. Y estamos seguros de que va a ser una gran sorpresa para esa persona a quien le regales una apasionante historia en este Día del Libro.

4) Marcapáginas floral

No podíamos acabar este post sin rendir un homenaje a las rosas en una fecha tan teñida de su aroma como Sant Jordi, por supuesto. Y es otra de esas manualidades para crear marcapáginas bastante sencillas de hacer, además. Solo necesitas papel y boli.  

Como en las manualidades anteriores, cogemos un papel resistente o cartulina para hacer la base de nuestro marcapáginas. Después dibujamos a mano o calcamos un diseño de una rosa. Primero lo haremos con lápiz, para tener una imagen clara. Luego vamos a por los trazos definitivos con tinta de boli negra.

La idea en esta propuesta es que sea un diseño muy sencillo y pulido, donde solo la rosa llame la atención, por eso es importante aplicar el boli con cuidado, haciendo líneas limpias, sin pasar dos veces por la misma zona. Y ya tendremos nuestro marcapáginas listo para regalar.

Por supuesto nuestros peques pueden sumarse a esta aventura y, mientras nosotros hacemos la rosa con boli, ellos pueden hacer su propio marcapáginas con lápices de colores o acuarelas. Es una idea divertida para hacer en familia y compartir la pasión por la lectura.

Si después de estas propuestas de marcapáginas originales el cuerpo te pide más creatividad, no te pierdas estas ideas de manualidades para celebrar el Día del Libro y pasártelo muy bien entre tijeras y pegamento, ya sea solo o en familia.

Y si el genio creador se despierta en ti para no volver a dormirse... apunta: tenemos los libros de manualidades que te permitirán desde aprender lettering, a pintar mandalas contra el estrés o te enseñarán los básicos de corte y confección para que te pongas manos a la obra y hagas tu propia ropa. ¡Te va a faltar tiempo para todas las nuevas aficiones que vas a querer empezar! 

Eso sí, en abril tenemos clara cuál va a ser nuestra principal afición: soñar despiertos con el 23 de abril. Y mientras tanto. releer nuestros favoritos y planificar todas las firmas de Sant Jordi que cazaremos.

¡Nos vemos en las calles! 

Artículos relacionados
Miniatura articulo: Los libros que triunfarán este Día del Libro 2024

Como lectores empedernidos que somos, los libros son el centro de gravedad de nuestras vidas. Nos refugiamos en ellos despu&e [...]

Miniatura articulo: Guía de los libros imprescindibles para Sant Jordi 2024

Sí. sí, eso que está en el aire es el olor de la primavera. De las flores. De las rosas. Y con las rosas... a [...]

Miniatura articulo: Día del libro infantil y juvenil 2024: qué es y por qué se celebra

El 2 de abril se celebra el Día internacional de la literatura infantil y juvenil. ¿Quieres saber por qué? Te lo contamos todo en este post.

Miniatura articulo: Día del Libro: ¿qué es y por qué se celebra el 23 de abril?

El día 23 de abril se celebra el Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor. Te lo contamos todo sobre este día tan especial 

Comentarios y valoraciones sobre el artículo:

Marcapáginas originales caseros para el Día del libro

Actualmente no hay comentarios para este artículo, sé el primero en comentar.