Portada El oro de los siglos. Antología

El oro de los siglos. Antología

Sinopsis de El oro de los siglos. Antología

La poesía del Siglo de Oro presenta un panorama tan rico como diverso; Garcilaso de la Vega, Fray Luis de León, San Juan de la Cruz, Luis de Góngora, Lope de Vega y Francisco de Quevedo. En esta antología, José María Micó recoge una muestra de todo ese universo poético y en él ordena y anota la mejor poesía de estos dos siglos en los que se generó el mayor caudal poético de nuestra historia literaria.

Ficha Técnica

Temática
Publicación14 mar 2017
ColecciónClásica
PresentaciónRústica sin solapas
SeriePoesía Clásica
Formato12.5 x 19 cm
EditorialAustral Editorial
ISBN978-84-08-16790-7
Páginas264
Código0010177505

Por qué leer

Motivos para leer El oro de los siglos. Antología

Un compendio imprescindible para todo el que quiera conocer la poesía del periodo más esplendoroso de la literatura española.

José María Micó, catedrático de Literatura en la U. Pompeu Fabra, es el antólogo de este volumen, en el que introduce y comenta cada uno de los poemas que la componen.

Este libro es una guía del Siglo de Oro para alumnos universitarios y también de bachillerato.

Sobre los autores de El oro de los siglos. Antología

Fray Luis de León

Luis de León (Belmonte, 1527), hijo de un abogado de prestigio, ingresó en la orden religiosa de los frailes agustinos en 1544 y asoció su vida a Salamanca, donde realizó la mayor parte de sus estudios de teología y a cuya universidad estuvo siempre vinculado como profesor. Su trayectoria está marcada por el proceso inquisitorial y prisión preventiva de casi cinco años a los que fue sometido, junto con otros compañeros suyos, por su aproximación directa, filológica, a las Sagradas Escrituras. Tras su liberación en 1577 recuperó su posición académica y obtuvo reconocimiento en su orden, donde desempeñó puestos de prestigio hasta su muerte, ocurrida en 1591. Excelente hebraísta, fino teólogo, erudito inmenso y elegante poeta de sabor horaciano y aliento moral, su obra da cuerpo a los altos objetivos del humanismo cristiano en España.

Retrato de  Fray Luis de León

San Juan de la Cruz

Juan de Yepes (Fontiveros, 1542) vivió una infancia marcada por la extrema pobreza y la itinerancia. Recibió la primera educación en Medina del Campo, en entidades de caridad cristiana y en los jesuitas. A los veintiún años ingresó en la Orden del Carmen y en 1564 fue enviado a Salamanca a completar su formación; allí estudiaría Artes y Teología en dos períodos distintos.

En 1567 se ordenó como sacerdote y conoció a Teresa de Jesús, encuentro que cambiaría su vida y determinaría su actividad fundadora y reformista de la orden carmelita. Las tensiones en el seno de la orden motivaron que en 1577 fuese recluido en una prisión conventual en Toledo, circunstancia que propició su eclosión como poeta y místico. Tras ocho meses de suplicio se evadió de la prisión y orientó su acción fundadora hacia Andalucía.

En 1588 regresó a Castilla como prior de los carmelitas. Murió en 1591 en Úbeda, camino del barco que tendría que haberlo llevado a América. Fue beatificado en 1675 y canonizado en 1726 como San Juan de la Cruz.

Retrato de  San Juan de la Cruz

Luis de Góngora

Luis de Góngora (Córdoba, 1561-1627) es uno de los poetas mayores y más influyentes de la literatura española. Muy joven, protegido por un familiar, estudió Cánones en Salamanca y entró de racionero en la catedral de Córdoba. De su fama hay testimonios tempranos, como el de Cervantes. Combinó su actividad poética con diversos cargos en el cabildo, hasta que en 1617 se ordenó sacerdote y fue nombrado capellán honorario del rey. Entre sus obras destacan la comedia Las firmezas de Isabela (1610), el Polifemo (1612), las Soledades (1613-1614), el Panegírico al Duque de Lerma (1617) y la Fábula de Píramo y Tisbe (1618), amén de sonetos, canciones, romances, letrillas y décimas de perfección inusitada. Enfermo y sin haber llegado a disfrutar la pensión prometida por el Conde-Duque, regresó a Córdoba, donde murió en 1627; meses más tarde se imprimieron sus Obras en verso. Después de alcanzar un inmenso prestigio en su tiempo, no volvió a recuperarlo hasta comienzos del siglo XX.

Retrato de  Luis de Góngora

Félix Lope de Vega

Félix Lope de Vega Carpio (1562-1635) fue la voz dominante en el sistema literario español de su tiempo, en el que se labró una imagen de creador omnipotente, con su círculo de adeptos y sin eludir polémicas ni confrontaciones. Extraordinario poeta, escritor prolífico hasta lo inverosímil, Lope cultivó todos los géneros imaginables y en casi todos dejó profunda huella, particularmente en el teatro, con una obra inmensa y una hegemonía en las tablas que se prolongó durante cinco decenios, pero no menos en la lírica, con una creación amplísima y constante que va de lo más profano a lo divino, de lo serio a lo jocoso, de lo convencional a lo confesional.

Retrato de  Félix Lope de Vega

Francisco de Quevedo

Francisco de Quevedo (Madrid, 1580 - Villanueva de los Infantes, Ciudad Real, 1645) fue noble, político y uno de los escritores más importantes del Barroco español. Estudió Teología en la Universidadde Valladolid, donde adquirió gran valor como poeta y por sus escritos contra su coetáneo Luis de Góngora. Cultivó todos los géneros literarios y perteneció a la corriente conceptista (contra el culteranismo gongorino), pero sobre todo destacó por una gran maestría en el dominio desafiante del lenguaje. Sus escritos son críticos y morales, concebidos a partir de un prisma diferente. Sus obras más destacadas son Historia de la vida del Buscón (1603), Los Sueños (1605-1622), Política de Dios, gobierno de Cristo, tiranía de Satanás (1626), La cuna y la sepultura (1635) y Marco Bruto (1646), entre otras. Son numerosos los sonetos, letrillas y romances divulgados por los juglares, recogidos póstumamente.

Retrato de  Francisco de Quevedo

José María Micó Juan

José María Micó nació en Barcelona en 1961. Profesor de literatura en la Universitat Pompeu Fabra, es autor de una importante obra filológica en la que destacan varias ediciones y estudios de textos clásicos españoles como el Guzmán de Alfarache de Mateo Alemán, el Quijote de Cervantes y, sobre todo, la poesía de Luis de Góngora, autor al que ha dedicado, entre otros trabajos, los libros De Góngora y El “Polifemo” de Luis de Góngora (ambos publicados en 2001). Pero Micó ha compaginado ejemplarmente su investigación sobre los clásicos con la creación literaria, y de la combinación de ambas facetas han surgido traducciones de grandes poetas antiguos como Ausiàs March ( Páginas del Cancionero, 2004) y Ludovico Ariosto (las Sátirasen 1999 y, en este mismo año 2005, el Orlando furioso). Como poeta ha publicado La espera (Premio Hiperión de 1992), Camino de ronda (1998, Marginales 171) y Verdades y milongas(2001), un libro en que demuestra su dominio de los más variados registros.

Retrato de  José María Micó Juan

Opiniones

Comentarios y valoraciones sobre El oro de los siglos. Antología

Aun no hay comentarios ni valoraciones para este libro. Sé el primero en valorar este libro.