15 tips para convertir la lectura en un hábito

Imagen articulo: 15 tips para convertir la lectura en un hábito

4 ene 2024

Actualizado 18 ene 2024, 9:33

¡Hola, lector!

El otro día nos dio un arrebato de nostalgia y nos pusimos a recordar lo mucho que leíamos cuando éramos pequeños. Cada noche antes de ir a dormir, nos quedábamos en la cama con un libro hasta que se nos cerraban los ojos. Sin embargo, ahora nos parece algo imposible, no es lo mismo que antes. ¡Cómo nos gustaría ser como niños pequeños y sentirnos enganchados a los libros tal y como hacíamos antes! Así que, ahora que nos estamos marcando propósitos para el nuevo curso, nos hemos propuesto lo siguiente: ¡Queremos volver a recuperar el hábito de leer cada día otra vez! ! ¿Te unes?

Sinceramente, al principio no sabíamos muy bien por dónde empezar. Después de tanto tiempo, ahora nos cuesta aguantar leyendo y a menudo nos despistamos con distracciones. Vaya, que siempre hay alguna excusa para no ponernos a leer. ¡Pero no puede ser! Así que aquí van quince consejos para convertir la lectura en hábito:

Uno: Tener un libro siempre a mano

Lo primero que hicimos fue a preguntar a un par de amigos, que suelen leer mucho, para saber cómo lo hacen. Curiosamente, todos coincidieron con un mismo punto clave: llevar siempre un libro encima. Porque ¿cómo vamos a recuperar la costumbre de leer, si no tenemos nada que leer? Parece obvio, pero no habíamos caído en ello.

Por eso, ahí va el primer consejo: llevar siempre un libro encima (o un audiolibro o un libro electrónico si os es más cómodo). Así, nunca te encontrarás sin nada que hacer en tus tiempos muertos. Ya sea en el transporte público, de vacaciones, mientras esperas a alguien en la calle,... A partir de ahora siempre tendrás la oportunidad de leer. ¿No es fantástico?

Dos: Encontrar ese ratillo diario

Relacionado con lo anterior, nos pusimos a pensar en nuestro día a día. En realidad, tenemos varios ratos libres en los que podemos aprovechar para ponernos a leer. Ahí va el consejo número dos: Simplemente tenemos que sustituir nuestro móvil —llámalo también tablet, ordenador, televisión, consola...— por un libro. Si puedes encontrar un rato cada día a la misma hora, te será más fácil recuperar el hábito de leer.

¡Pero atención! No hay que leer por obligación (ni mucho menos), pero sí procurar encontrar ese ratillo que sea nuestro, ese ratillo para dedicarlo sin distracciones a la literatura. De la misma manera que pasa con absolutamente todo, solo la práctica hace la maestría, así que tocará invertir nuestro tiempo para ganarnos la medalla de lectores habituales.

Tres: Redescubre tu lectura favorita

Después de estos dos consejos, fuimos a nuestra estantería. Había muchos libros, pero no sabíamos cuál escoger. Necesitábamos inspiración. Volvimos a preguntar a los demás, pero sus respuestas fueron de lo más variopintas. Y es que cada uno tiene sus propios gustos.

No obstante, la conclusión a la que pudimos llegar fue la siguiente: es mejor empezar con libros que sean ligeros, fáciles de leer y, sobre todo, que sean del género que más nos atraiga. De esta manera, será más fácil engancharse y retomar la costumbre de leer a diario. Así que nuestro consejo número tres es ¡explora tantos libros como puedas!

Déjate deslumbrar por estanterías repletas de libros (o selecciones de libros recomendados y de últimas novedades) y seguro que acabas encontrando esa historia hecha para ti. ¿No te ha pasado nunca que lees un libro pensando "esta historia me representa"? A nosotros nos encanta, y por eso nos gusta tanto explorar y descubrir nuevos libros.

Sin embargo, el peor error que podemos cometer es empezar un libro y, aunque no nos guste, seguir leyendo. De esta manera, lo único que conseguiremos será hastiarnos y dejarlo al cabo de pocos días... Misión fallida.

Cuatro: Compartida, la lectura es doblemente buena

Repasamos las estanterías de nuestros amigos, y recorrimos los pasillos de librerías y bibliotecas, en busca de nuestra próxima joya literaria. ¡Qué placer y qué emoción! Poco a poco empezamos a sentir el gusanillo de la lectura en nuestro estómago. "Este libro me lo apunto. Y este, y ese, y el de más allá..."

Perderse entre las portadas y las sinopsis de los libros es uno de los mejores regalos que puedes darte a ti mismo. Y, justamente de ahí pensamos... ¿Y tenemos que disfrutar del fascinante mundo de la lectura nosotros solos? Spoiler alert: ¡No!

Aquí viene nuestro cuarto consejo: ¡únete a un club de lectura o comparte tus libros con tus amigos lectores! Si leer una gran historia que nos llega al alma es algo conmovedor, poder compartirla y expresar toda la alud de emociones que vivimos con ella es algo todavía más increíble.

Si compartes tus lecturas, estarás mucho más motivado a la hora de leer. Y además podrás ponerte metas de lectura, lo que te ayudará todavía más a retomar el hábito de leer.

Cinco: Montar nuestro campamento lector

Y ahora que ya hemos escogido nuestra próxima lectura, otro pequeño gran consejo: encontrar nuestro rinconcito.

Si bien durante el día podemos leer allí donde tengamos oportunidad, es muy recomendable establecer lo que podríamos llamar "nuestro campamento lector". Es ese rincón de casa que queda recogido, tranquilo, sin distracciones. Y es que nuestro campamento no necesita mucho: con tan solo un sillón bien cómodo, una lámpara bien cálida y (ahora que hace frío) una manta bien suave junto a una bebida caliente, ya estamos más que satisfechos para ponernos a leer...

Seis: Evitar distracciones

Una vez tengas definido el campamento, con una silla cómoda y buena iluminación, asegúrate de que nada va a impedir que te pongas a leer. Vamos, que lo que tienes que hacer es eliminar  distracciones, como dispositivos electrónicos, llamadas o visitas inesperadas, para crear un ambiente tranquilo.

Hoy en día nos cuesta a todos concentrarnos y mantener la atención, por eso, un factor determinante para leer más es evitar todas las distracciones posibles. Al tener un entorno agradable y dedicado, te será más fácil sumergirte en la lectura y hacer de este espacio un refugio para disfrutar de tus libros

Siete: Establecer metas alcanzables

Hasta ahora no lo hemos comentado, pero algo esencial para conseguir tu reto pasa por marcarte objetivos realistas sobre la cantidad de libros o tiempo de lectura diario o semanal. Cuando te embarques en esta tarea, es esencial que te plantees objetivos realistas y adaptables a tu estilo de vida. ¿Tienes tiempo para leer cada día? ¿Solo podrás hacerlo el fin de semana? Valora estas cuestiones para fijarte tu reto lector. La clave está en encontrar un equilibrio entre desafío y factibilidad.

Establecer metas alcanzables no solo implica cuantificar tu progreso, sino también adaptarte a tus circunstancias y necesidades cambiantes. Al hacerlo, estarás en el camino correcto para convertir la lectura en un hábito duradero y gratificante.

Ocho: Encuentra tu momento ideal

Otra cosa a tener en cuenta es cuál es el mejor momento para leer. Hay gente diurna y gente nocturna. Quizás eres de esos que si intentan leer en la cama, no llegan ni a media página. ¿Has probado de leer un rato por la mañana?

Lo importante es que sepas encontrar el momento del día en el que te sientas más relajado y receptivo, ya sea por la mañana, tarde o noche. Identificar este "momento ideal" te permitirá disfrutar de la lectura sin distracciones, aprovechando al máximo tu concentración y disfrutando plenamente de la experiencia.

Nueve: Ten siempre un libro contigo

Este consejos quizás te parezca obvio, hasta redundante. Pues claro que debes llevar un libro, sinó como vas a leer más ¿Verdad?

La idea de este consejo es que lleves el libro no solo cuando tienes la intención de ponerte a leer, sinó en general a todas partes a donde vayas. Dicho de otra manera: en tu bolso o mochila que no falte nunca una buena lectura. Y es que nunca sabes cuando va a surgir un momento inesperado para leer: en el trayecto del bus, mientras esperas en el café que llegue tu amiga, a la hora de comer.... ¡quién sabe!. Tener un libro a mano te permite transformar tiempos muertos en oportunidades para disfrutar de la lectura, haciendo que este hábito sea una parte natural de tu día a día. Ya verás como así lees muchísimo más. 

Diez: Explora diferentes géneros

Una buena idea también puede ser ampliar tu horizonte literario explorando una amplia variedad de géneros. A lo mejor a ti solo te gusta la novela negra, o las novelas románticas o la ciencia ficción. Pero nuestro consejo es que no te limites a un solo tipo de libro; prueba novelas de otros géneros, lee ensayos, libros de historia o poesía.

Verás que pronto tu universo se amplía con nuevos inteses. Esta diversidad no solo mantiene tus ganas de leer más frescas y activas. También te permite conocer diferentes estilos de escritura y perspectivas, enriqueciendo tu experiencia de lectura. Descubrir nuevos géneros puede ser una forma emocionante de descubrir historias y conocimientos que de otra manera podrían pasar desapercibidos.

Once: ¿Te animas a una maratón de lectura?

A ver que te parece esta idea: organizar una maratón de lectura. Cancela todos tus planes previstos para un día y dedícalo entero exclusivamente a la lectura. No solo conseguirás desconectar de las distracciones habituales. Disfrutarás de varias horas de lectura ininterrumpida y aumentará tu media de lectura de forma exponencial.

Organizar "maratones de lectura" puede ser una forma efectiva de avanzar significativamente en un libro o cumplir con tus metas de lectura. Además, la sensación de logro al completar un libro durante un maratón puede ser altamente gratificante. Quizás puedes organizarla con otros amigos y luego dedicar un tiempo a comentar lo que habéis leído...

Doce: Escucha libros mientras haces ejercicio 

¡Sí! También puedes aumentar tu media de libros leídos escuchando audiolibros. Un formato perfecto para usar mientras estás en el gimnasio corriendo sobre la cinta, por ejemplo. O en el coche de camino al trabajo. O en la cocina.

Los audiolibros ofrecen una excelente manera de disfrutar de la lectura mientras te mantienes activo. Esta opción te permite incorporar la lectura en momentos que de otro modo podrían no ser propicios, convirtiendo tus sesiones de ejercicio o de cocina en experiencias literarias.

Trece: Comienza con libros cortos

Otro tip para animarte a leer más: elige libros cortos, esos que son como bocados deliciosos: pequeños, satisfactorios y que te dejan con ganas de más. Optar por libros cortos no solo te permite disfrutar de nuevas historias completas en tiempo récord, sino que también es como saborear un aperitivo literario que te dejará con un apetito voraz por nuevas lecturas.

Además, la sensación de cerrar la tapa de un libro rápidamente te dará sensación de logro. Y es como un entreno que te preparará para enfrentar lecturas más extensas con la confianza de un lector consumado. ¡Ya lo verás!

Catorce: Haz listas de lectura

Convierte la elección de tus próximas lecturas en un desfile de posibilidades emocionantes. Diseña listas de lectura que sean como catálogos llenos de tesoros literarios esperando a ser descubiertos. Estas listas pueden incluir esos libros que siempre te tentaron, las recomendaciones de tus amigos, o incluso retos de lectura que te despierten el espíritu aventurero.

Además, ya te avanzamos que la satisfacción de tachar libros de la lista será como ganar medallas en tu propia olimpiada literaria. ¡Prepárate para la emocionante carrera de las letras! Puedes pasarte por nuestra página de recomendaciones para encontrar ideas para tu lista de lecturas. 

Quince: recompénsate

Finalmente, no te olvides de celebrar tus logros al alcanzar metas de lectura con pequeñas recompensas. Date pequeños premios que te motiven a seguir leyendo. Estas recompensas pueden variar, desde darte tiempo extra para disfrutar de una actividad que te guste hasta permitirte explorar un género literario diferente como un regalo especial.

La conexión entre la lectura y la gratificación personal refuerza positivamente el hábito, convirtiendo la experiencia de leer en algo aún más placentero.¿Qué te parece dar una vuelta por tu librería preferida y regalarte algún que otro libro?

Querido lector, de tanto hablar de leer nos han entrado unas ganas locas de hacerlo. Así que vamos a dejarlo aquí. Eso sí, no sin antes dejaros con algunas recomendaciones de libros que se vienen estos meses que seguro que os echarán una mano con esto de recuperar el hábito lector. 

Esperamos que nuestra pequeña guía con consejos para convertir la lectura en un hábito te haya servido y que pronto te sientas otra vez como aquel niño que fuiste antes de ir a dormir; rodeado de libros y con ganas de más, más y más historias con las que desatar tus sueños.

¡Nos leemos!

Artículos relacionados
Miniatura articulo: ¿Cómo empezar a vivir una vida estoica? Estos 9 libros te lo cuentan
Actualidad-24 may 2024

Con estos libros sobre estoicismo aprenderás a vivir tu vida desde la calma y la resiliencia, según la filosofía de los clásicos

Miniatura articulo: Ayuda a tus hijos a identificar cómo se sienten con estos cuentos con emociones
Actualidad-23 may 2024

Estos cuentos te ayudarán a cuidar del bienestar emocional de los más pequeños 

Miniatura articulo: Feria del Libro de Madrid 2024: guía de los mejores libros
Actualidad-22 may 2024

Te traemos una guía con los mejores libros según tus intereses lectores para llegar preparados a la Feria del Libro de Madrid 2024.

Miniatura articulo: Los libros de Lorenzo Silva que le han convertido en un clásico de las librerías
Actualidad-22 may 2024

Todas las novelas de Lorenzo Silva para que no te pierdas ninguna de este autor top

Otros contenidos que te pueden interesar

Comentarios y valoraciones sobre el artículo:

15 tips para convertir la lectura en un hábito

danale10-02/02/2022

Imagen danale10
Excelente post con tips super valiosos para retomar el maravilloso hábito de la lectura.