1. PlanetadeLibros
  2. /
  3. Actualidad
  4. /
  5. La leyenda de Sant Jordi

Cada 23 de abril tiene lugar una de las citas más especiales del calendario. Es el Día Internacional del Libro —fecha que coincide con la muerte de grandes figuras de las letras y sobre la que te contamos más en este post— y no faltan las actividades, recitales y firmas. Pero en Cataluña además tiene un carácter aún más especial, ya que el 23 de abril es también el Día de Sant Jordi, su patrón, y es habitual que las parejas intercambien rosas y libros en señal de amor. 

Seguro que todas estas cosas te suenan (sobre todo si eres un fan de la literatura, por algo estás leyendo este blog jeje) pero si no vives en Cataluña es posible que no te sea del todo familiar la historia de Sant Jordi y por qué es tan importante. Pues bien, ¡estás en el lugar adecuado! Te lo contamos todo sobre la leyenda de Sant Jordi a continuación. ⤵️


¿Qué nos dice la leyenda de Sant Jordi?

Cuenta la leyenda que un día llegó un dragón a la villa medieval de Montblanc, al sur de Cataluña. Al principio se quedó en las afueras del pueblo, pero cuando comenzó a acercarse a las murallas, los vecinos tuvieron que alimentarlo para que no se internara más y se comiera a las personas. Primero le dieron ovejas, luego bueyes, y, finalmente, le dieron de comer los caballos del pueblo.

Un mal día se quedaron sin más alimentos y, para evitar que entrase el dragón en el pueblo, decidieron que iban a sacrificar cada día a un habitante mediante un sorteo, incluyendo a la familia real. La suerte quiso que el primer habitante de Montblanc a sacrificar fuera la hija del rey.

Pese a las súplicas de su padre, la princesa estaba decidida a entregarse a su destino. Se puso delante del dragón para afrontar su suerte y, cuando el dragón se disponía a devorarla, de repente apareció de la nada un caballero sobre su caballo blanco. Tras un forcejeo, logró matar a la bestia y de la sangre que se derramó en el suelo brotó un rosal de rosas rojas. El caballero, Jordi, cogió una de las rosas y se la entregó a la princesa. Desde entonces se mantiene la tradición según la cual los hombres regalan a sus damas una rosa roja por el Día de Sant Jordi. 

Algunas curiosidades sobre la leyenda de Sant Jordi 

¿Cuál es el origen de la leyenda de Sant Jordi? Pues bien, la persona que recopiló esta historia es el folklorista Joan Amades, quien en los años cincuenta del siglo pasado se dedicó a recorrer a pie o a burro las poblaciones catalanas, escuchando todas las tradiciones, narraciones y rituales de sus habitantes. El resultado fue una compilación publicada en cinco volúmenes, el llamado Costumario catalán, que se ha convertido en el referente más importante del folklore en Cataluña. Y gracias a él conocemos la leyenda de Sant Jordi completa. 

Otra cosa que pervive hasta el día de hoy es Montblanc como villa medieval, una de las mejor conservadas de toda Cataluña. De hecho son muy habituales las excursiones guiadas para descubrir todo su patrimonio e historia. Una fecha especialmente indicada para visitar Montblanc es precisamente el 23 de abril, Sant Jordi. En honor a la leyenda, durante dos fines de semana consecutivos la ciudad revive su pasado medieval y las calles, plazas y torres de las murallas visten los estandartes señoriales de antaño, se representan escenas de la vida cotidiana en la Edad Media, de instituciones como las Cortes Catalanas, hay una cena y un mercado medieval y por supuesto se representa en vivo la leyenda de Sant Jordi. 

Algo que puede que te llame también la atención es... ¿Y las rosas?

leyenda-de-sant-jordi

Es cierto que se mencionan en la leyenda y que desde entonces ha sido tradición regalar a la mujer amada una rosa roja por Sant Jordi. Pero hay una huella histórica que debemos señalar si hablamos de la tradición de regalar rosas. Se trata de la Feria de las rosas que se afincó en Barcelona en el siglo XV: todas las mujeres que asistían a la misa en la capilla de Sant Jordi el 23 de abril recibían una rosa roja. Y pocas eran las personas que se querían quedar sin ella. Además era costumbre hacerlo junto a una espiga de trigo y una señera, simbolizando la fertilidad de la mujer. 

Hoy en día, el peso religioso y la invocación a la fertilidad quedan fuera del plano pero se sigue conservando la tradición de regalar una rosa roja a esa persona amada. De hecho ya ni siquiera es algo reservado para los hombres. Es muy habitual que sean ellas quienes les regalen flores y ellos libros, o las dos cosas. Y es muy común también tener el detalle de regalar una flor por Sant Jordi a cualquier persona que sea importante en nuestras vidas: madres, hermanos, amigos, hijas. Aunque el origen lo encontramos en el siglo XV y en la leyenda. 

La leyenda de Sant Jordi en el siglo XXI

La tradición de Sant Jordi tiene su origen hace unos cuantos siglos, como poco. Pero sigue siendo un elemento festivo y literario muy importante en la cultura catalana y es muy habitual que se explique en los colegios para que los niños entiendan por qué el 23 de abril las calles se llenan de paradas de libros y flores. Pero es cierto que el papel de la princesa rescatada por un caballero no encaja demasiado en los esquemas de hoy y en los valores que queremos inculcar a nuestros peques. 

De hecho no es extraño dar con un cuento de Sant Jordi donde la protagonista sea la princesa y se salve ella misma del dragón o donde el dragón ni siquiera sea una bestia terrible sino un animal con un problema al que se intenta ayudar... Hoy día no faltan los cuentos para pequeños lectores que nos presentan una leyenda de Sant Jordi perfectamente adaptada al siglo XXI, que educan en valores como el ecologismo y hasta convierten a los dragones en los protagonistas de la historia. Sólo hace falta echar un vistazo a las librerías, cosa que pensamos hacer cierto 23 de abril con especial pasión. ;)

Y es que el Día de Sant Jordi es una jornada para celebrar: es el Día Internacional del Libro, las calles de Cataluña se llenan de rosas (y libros), y no faltan las celebraciones tampoco en Aragón, donde festejan a su patrón San Jorge. 


Nosotros con este post esperamos haberte acercado un poco más a los orígenes de la leyenda de Sant Jordi, haberte descubierto algunas curiosidades y, con un poco de suerte, haberte puesto los dientes largos para que tengas aún más ganas de celebrar el Día de Sant Jordi como se merece. Si estás buscando libros que regalar o autorregalarte el 23 de abril, te dejamos aquí una lista de sugerencias. Joan Amades no la ha verificado pero estamos bastante convencidos de que daría su visto bueno. ;) 

¡Feliz Sant Jordi! 

Valora este artículo

COMENTARIOS

19/04/22 Francisco Javier
Mi hijo se llama Jordi Boada Malla y estoy deseando llegue Sant Jordi,para contarle la leyenda y comer un pastelito con un dragoncito, también vienen las pequeñas junto con mí mujer