Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
PlanetadeLibros
La mujer loca
Elige formato
Ver opciones de compra
17.50 €

La mujer loca

Editorial: Seix Barral
Colección: Biblioteca Breve
Número de páginas: 240
Elige formato
Ver opciones de compra
17.50 €

Una novela que miente, una novela de verdad.

Sinopsis de La mujer loca:

Julia trabaja en una pescadería y de noche estudia gramática porque está enamorada de su jefe, que en realidad es filólogo. En sus ratos libres, la joven ayuda en el cuidado de una enferma terminal, Emérita, en cuya casa coincide con Millás, que está haciendo un reportaje
sobre la eutanasia. Durante sus visitas, el escritor se siente atraído por la idea de novelar la vida de Julia, aunque para lograrlo deberá enfrentarse a su bloqueo creativo con la ayuda de una psicoterapeuta.
La realidad trastoca los planes del escritor cuando Emérita revela un secreto que ha guardado celosamente toda su vida. Lo que había comenzado como una crónica periodística se convierte entonces en una suerte de novela en la que él se verá involucrado como personaje.
El mejor Juan José Millás regresa a la novela con La mujer loca, una historia en la que el lector habrá de decidir qué es verdadero y qué es falso, una investigación sobre los límites de la realidad y la ficción en una obra que condensa la esencia del maestro de la extrañeza: humor inteligente, diálogos excepcionales y una escritura provocativa. Un ejercicio de honestidad con el que afronta sus cuitas como autor desde la verosimilitud de la pura ficción.

Sobre el autor de La mujer loca

Juan José Millás© Juan Millás

Sobre el autor de La mujer loca

Nació en Valencia en 1946. Es autor de las novelas Cerbero son las sombras (Premio Sésamo, 1975), Visión del ahogado (1977), El jardín vacío (1981), Papel mojado (1983), Letra muerta (1983), El desorden de tu nombre (1986), La soledad era esto (Premio Nadal, 1990), Volver a casa (1990), Tonto, muerto, bastardo e invisible (1995), El orden alfabético (1998), No mires debajo de la cama (1999), Dos mujeres en Praga (Premio Primavera de Novela, 20...

Leer más

Otros libros de Juan José Millás

Para los amantes de las novelas literarias
Apúntate y descubre cada mes todas las novedades de narrativa literaria.
Cargando...

Contenidos extra

Fragmento
La_mujer_loca.pdf
Descargar 1,78 M

Ficha técnica

Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-84-322-2124-8 | Código: 10037553 | Formato: 13,3 x 23 cm. | Presentación: Rústica con solapas | Colección: Biblioteca Breve

Concurso

Cuéntanos cómo te imaginas la historia de Julia, la protagonista de la nueva novela de Juan José Millás. ¡Continúa la historia!

"Julia trabajaba en la pescadería de una gran superficie que quedaba lejos de la habitación en la que vivía de alquiler. Cogía el metro muy cerca de su casa, pero tenía que hacer dos transbordos y tomar luego un autobús. Durante los trayectos de ida y vuelta ... "

- 16/03/2014

Julia nunca paraba de morderse los labio. Se sentaba siempre en la ultima fila de asientos, justo en el del centro, asiento desde el cual podía ver a todos los demás pasajeros.
Le encantaban los hombres con barba, eran su perdición. Los buscaba con la mirada, y cuando fijaba sus ojos en uno, intentaba olerlo desde su posición y poco a poco se iba perdiendo en sus fantasías.
Cada vez era en un lugar distinto. Unas veces en el suelo de la pescadería; entre lubinas y salmones -y no es que eso la excitara, pero sí lo hacía sentir los pequeños pedazos de hielo derretirse sobre su cuerpo desnudo-. Otras veces en la trastienda de la frutería de la esquina. Otras veces en su habitación, con la ropa volando por doquier. Siempre diferente y siempre igual. Siempre salvaje y siempre lento. Siempre dominando y siempre dejándose dominar. Siempre sexo sin amor. Sexo tras el cual, le encantaba vestirse lentamente mientras aquel extraño la miraba, y volver al asiento trasero de aquel autobús.

- 15/03/2014

con la calma de una edad diferente, buscaba frases que rellenasen aquel vacío con algo agradable. Sólo había incomodidad, porque afortunadamente del hombre que la había aterrorizado poco quedaba. Contemplando un desolado páramo permanecía inmersa en sus pensamientos. En su breve paso por este mundo no le había sido posible conocer el amor de un hombre, y su alma pura no albergaba ningún sentimiento de odio ni venganza. Sin embargo, en su imaginación se estaba forjando una historia de intensas pasiones y salvaje crudeza, la de una mujer dulce y sensible que, abriendo su caja de desbordadas emociones, se rebelaba contra un mundo que no estaba preparado para el despertar del género femenino.

- 14/03/2014

se dedicaba a contar las motas de polvo que se posaban en los asientos de felpa del autobús y en la moqueta del metro. Le inquietaba la cantidad de polvo que había por todas partes, era imposible quitarlo. ¿Dé dónde sale?. Le picaba en la nariz y en los ojos. Se rascó efusivamente, lo que le provocó una erupción en su delicada piel. Maldita sea. Por eso disfrutaba con su trabajo. El pescado no tiene polvo. Los peces solo te miran, limpios y fríos. Aunque a veces, Julia creía ver una sombra autocomplaciente en los ojos muertos de lenguados y merluzas, como si gustaran de formar parte del ciclo de la vida. Comer, ser comidos, esas cosas. No como el polvo, el dichoso polvo no tiene ninguna función. En ese momento, que se repetía cada mañana, Julia fruncía el ceño y su bonito rostro se afeaba en una expresión de disgusto. Pero aquella melodía le arrancó una sonrisa. Para ella, todas las canciones eran siempre la misma. Mediterráneo. Algún día, se dijo, viviré en el mar, donde no hay polvo.

Todas las opiniones de La mujer loca

Dejar un comentario
  • Tu valoración
Para que la valoración sea visible necesitamos que accedas a tu cuenta Entrar