Antonio Francisco Rodríguez Esteban

Antonio Francisco Rodríguez Esteban

Antonio F. Rodríguez es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Málaga y diplomado en Comunicación. Ha trabajado como coordinador y curador de textos para muchos libros sobre espiritualidad y mindfulness y se dedica a la traducción para editoriales como Paidós, Oniro, Kairós y Océano, entre otras..

Jugarse la piel

Nassim Nicholas Taleb

Un atrevido ensayo que desafía muchas de nuestras creencias tradicionales sobre el riesgo y el beneficio, la política y la religión, las finanzas y la responsabilidad personal.

Sinopsis de Jugarse la piel

Del autor de los éxitos internacionales El cisne negro y Antifrágil.

¿Por qué nunca debemos prestar atención a quienes dan más lecciones que ejemplos? ¿Por qué quiebran las empresas? ¿Por qué hay hoy en día más esclavos que en la época romana? ¿Por qué la imposición de la democracia nunca funciona?

La respuesta es sencilla: quienes manejan el mundo no se juegan la piel. Haciendo uso de su inimitable y combativo estilo, Nassim Nicholas Taleb muestra que jugarse la piel puede afectar a todos los aspectos de nuestras vidas. Se trata de tener algo que perder y arriesgarse. Los ciudadanos, los experimentadores de campo y de laboratorio, los artesanos, los activistas políticos y los operadores de fondos de cobertura se juegan la piel. Los analistas políticos, los ejecutivos corporativos, los teóricos, los banqueros y la mayoría de los periodistas no lo hacen. Como dice Taleb, «Nunca confíes en nadie que no se juegue la piel. De lo contrario, los tontos y los ladrones saldrán beneficiados, y sus errores nunca los perseguirán».

Del autor de los éxitos internacionales El cisne negro y Antifrágil.

¿Por qué nunca debemos prestar atención a quienes dan más lecciones que ejemplos? ¿Por qué quiebran las empresas? ¿Por qué hay hoy en día más esclavos que en la época romana? ¿Por qué la imposición de la democracia nunca funciona?

La respuesta es sencilla: quienes manejan el mundo no se juegan la piel. Haciendo uso de su inimitable y combativo estilo, Nassim Nicholas Taleb muestra que jugarse la piel puede afectar a todos los aspectos de nuestras vidas. Se trata de tener algo que perder y arriesgarse. Los ciudadanos, los experimentadores de campo y de laboratorio, los artesanos, los activistas políticos y los operadores de fondos de cobertura se juegan la piel. Los analistas políticos, los ejecutivos corporativos, los teóricos, los banqueros y la mayoría de los periodistas no lo hacen. Como dice Taleb, «Nunca confíes en nadie que no se juegue la piel. De lo contrario, los tontos y los ladrones saldrán beneficiados, y sus errores nunca los perseguirán».

Cargando...